La familia de Gladis Paz aseguró  que están cubriendo al policía  femicida

El sábado por la tarde, en la comuna de Antillas, municipio de El Potrero, los vecinos junto a la familia de Gladis Paz, víctima de femicidio, realizaron una marcha exigiendo justicia. Llenos de dolor e impotencia, los padres de la mujer manifestaron que el asesino de su hija se mantiene "en línea a través de WhatsApp", por lo que piden que rastreen la ubicación del teléfono celular.

Se trasladaron a la comisaría del lugar para implorar por la captura de Diego García, el policía que asesinó a sangre fría a su pareja. Mientras ella dormía, le disparó cinco balazos para después huir en la moto de Gladis.

En diálogo exclusivo con El Tribuno, los padres relataron detalles escalofriantes del femicidio que conmocionó a la sociedad y al pequeño pueblo de Antillas, del cual Gladis era oriunda.

"Lo único que quiero es que se haga justicia por mi hija, porque si no en dos o tres días más yo voy a hacer justicia con mis propias manos ya que no tengo otra opción", manifestó Antonio Armando Paz, el padre de Gladis.

"Nos dicen que lo están buscando pero ya pasaron más de cuarenta y ocho horas y todavía no lo ubican ni lo logran detener. Por eso, si siguen pasando más horas, yo mismo voy a ir Salta como sea a buscar a este asesino", dijo el padre de la mujer asesinada con la indignación a flor de piel.

"Lo están ayudando"

En su relato el padre aseguró que "tengo la plena seguridad de que lo están ayudando, están encubriendo porque no puede ser que las autoridades policiales no lo detengan. Supuestamente con tantas áreas que lo están buscando ya debería estar arrestado", expresó el hombre indignado.

"Diego García se está burlando de nuestra familia, incluso después de asesinar a mi hija, mientras la policía lo buscaba, se comunicó con mi hermana para decirle que la única hija que él tiene es una criatura que está en Salta. En ese mensaje, dijo que no tiene un hijo, o sea, hasta negó a su propio hijo", manifestó.

Interviene el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra. Jorge Nicolás García (31) fue visto en moto Corven 110cc color azul francia. Vestía un pantalón deportivo oscuro, campera negra tipo rompevientos, un casco negro con letras blancas con visor polarizado y zapatillas blancas con franjas negras.    

Cabe señalar que la pareja de policías tienen en común a un pequeño que el próximo mes cumple dos años. Según fuentes de la investigación, en el momento del crimen, el niño se encontraba junto a sus abuelos maternos en Antillas. Mientras tanto, la familia de la víctima está con custodia policial.

"Por una disposición de Salta nos pusieron custodia pero, lamentablemente, puede pasar que él se aparezca en Antillas a hacer daño a alguien de nuestra familia, ya esperamos cualquier cosa de ese tipo", expresó el padre de Gladis Paz.

Por otro lado, el hombre contó que su hija "era una muy buena persona, una buena mujer, vivía para su trabajo, para su hijo y para nosotros que somos su familia. Gracias a Dios, nunca tuvo ningún inconveniente en su trabajo, al contrario, siempre se portó bien y correcta".

"Era responsable, macanuda, mi hija jamás anduvo en nada raro. Logró recibirse en su trabajo con mucho sacrificio y por eso es que quiero que se haga justicia por ella, es lo único que pedimos a las autoridades", expresó con lágrimas en sus ojos.

A su turno Clementina del Valle Paz, madre de Gladis, enunció que ""mi hija lo era todo para mí. Era una chica que no tenía maldad con nadie, era una gran amiga acá y en Rosario, todos los que la conocían sabían muy bien cómo era ella".

"Era una niña buena que no se merecía tener esa muerte, porque él fue un cobarde que mató de esa forma a mi hija, por eso no voy a descansar hasta que se haga justicia, por mi hija, mi familia y por mi nieto".

Quién es Diego García

Contaron que a Diego García le abrieron la puerta de su casa y que el sujeto era un mantenido. "A él le abrimos las puertas de nuestra casa y desde que lo conocimos, siempre le hemos brindado todo", dijo Clementina.

"Él no aportaba nada y mi hija era el sostén de la casa. Él era un mantenido por ella, siempre ponía excusas que nunca tenía plata y a pesar de que tenía un sueldo, no aportaba nada".

"A su hijo nunca le compró nada, cuando nuestro nietito nació nosotros le compramos todo, y él apareció recién a los dos días de nacido. Como padre nunca sirvió, pero fingía que era un buen padre".

En cuanto a la relación que mantenía con Gladis, indicaron que "cuando venían, ellos tenían un trato normal, se trataban bien y con amor. Él era una persona de doble cara", sostuvieron.

"No entiendo cómo la policía podía tener trabajando a una persona así, si supuestamente les hacen un test psicológico y tantos estudios que les piden".

Con total sangre fría, luego de dispararle a Gladis cinco tiros mientras ellas dormía, el sujeto tuvo tiempo para bañarse, salir a un almacén a comprar para desayunar, armó su mochila y se fugó a Salta en la motocicleta de la víctima, marca Corven azul Francia, 110 cc.

"La mató de una manera horrible, mi hijita estaba durmiendo y nunca se enteró lo que le había pasado. Esto es algo que nunca me lo hubiera esperado", expresó sin consuelo Clementina. Recordó que "encima se fugó en la moto de mi hija, la mató, le robó y la dejó encerrada".

Carlos, hermano de Gladis

Carlos, el hermano de Gladis, vivía en el mismo domicilio que la pareja y cuando volvió del trabajo se encontró con el peor escenario.

"Llegué el jueves cerca de las tres de la tarde y había un móvil policial, cuando quise entrar a mi casa, la policía me detuvo y me pidió que les diera la llave, les pregunté qué pasaba, si había un problema con él o con mi hermana, pero nadie me decía nada, ninguno me podía explicar qué estaba pasando".

La incertidumbre se apoderó de Carlos, los minutos transcurrían y no podía dilucidar qué estaba pasando en el interior de la vivienda con su hermana y su pareja. Mientras, "me dijeron que me hiciera a un lado, a la orilla, les volví a preguntar y seguían sin informarme nada". "Luego de un rato me dijeron que mi hermana estaba sin vida y que ya no se podía hacer nada. Es injusto que la haya matado de es forma, si él no la quería se hubiera retirado de su vida y listo", expresó el hermano de la malograda mujer. Finalmente, Carlos, al igual que toda su familia y amigos, pidió que "se haga justicia y que lo encuentren lo antes posible".

.

.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...