Fuerte custodia de Infantería sobre la San Martín para evitar que se instalen manteros

El caos con los manteros en el microcentro salteño continúa y parece no tener solución de continuidad. En la víspera del Día de la Madre, personal de la Municipalidad de la Ciudad de Salta decidió levantar a los puesteros, manteros y ambulantes de las veredas de la avenida San Martín, desde La Florida hasta Pellegrini.

Esa avenida es una de las arterias con mayor tránsito de Salta y estuvo cortada desde ayer por el conflicto con los ambulantes del parque San Martín que quieren vender ahora en el microcentro salteño. 

Hoy, desde muy temprano, la policía custodia fuertemente el lugar para evitar que esos ambulantes se instalen en esa zona. Desde las 8, personal de Infantería de la Policía de la Provincia y de Control municipal inspeccionan el lugar y levantaron puestos de vendedores.

Con el apoyo de los comerciantes y de casi toda la comunidad salteña, los efectivos permanecerán durante todo el día para evitar que los manteros se instalen. La muerte de un joven hace ya casi una semana destapó una mafia oculta de gente que controla y tiene más de un puesto, generando una competencia desleal con los comerciantes y convirtiendo la zona en un lugar de gran inseguridad. 
 

Dentro de este panorama, intentaron levantar a todos los vendedores de esas dos cuadras y ahí cayeron "justos pos pecadores". Tras el crimen de Nahuel Vilte, "despejaron" el parque San Martín de vendedores que se trasladaron unas cuadras más al centro al centro. La zona del mercado  San Miguel se convirtió en una feria a cielo abierto. Desde la Municipalidad le dieron la posibilidad de vender en el parque por el el fin de semana y los ambulantes no la aceptaron: quieren vender en el centro. Ayer hubo cortes todo el día y los vecinos y comerciantes legales expresaron su indignación. 

Hoy "despejaron" a todos en esas dos cuadras. Se debe decir que no todos están dentro de las organizaciones y son muchos los que trabajan desde hace años en las calles. Este es el caso de Elvira (57), quien se mostró angustiada porque no la dejan trabajan en la cuadra del mercado San Miguel. “Yo pague siempre los impuestos municipales. Soy discapacitada. Nos sacaron a todos. Yo no me pude ir porque no puedo caminar casi. Soy de barrio Mosconi, subo en el Saeta con rampa para discapacitados”.  La mujer contó entre lágrimas: “Yo pedí muchas cosas para vender y ahora ¿cómo pago?. Eso no ven ellos. Que nos dejen vender hasta que pueda sacar toda la mercadería. Yo tengo cinco nietos que estoy criando”. Se trata de personas con discapacidades que pagaron en la Municipalidad sus canon de casi 500 pesos mensuales para poder trabajar. Venden maicenas, turrones, 20 bananas por 100 pesos, floreros con flores artificiales, ungüentos, hiervas aromáticas, coca y bica, perfumes y juegos de platos de 800 pesos para mamá, ramitos de borraza, esponjas, cortauñas, "corazones de miga de pan, sombreritos de lata"...

 Otra mujer que también trabaja en la zona explicó: “Lo que nosotros ganamos es para llevar el pan todos los días a la casa. No tengo otro ingreso. Nos dijeron que no podemos estar más, a pesar de que ya tengo pagado hasta diciembre. Nos dicen que es a causa del asesinato del parque San Martín. Pero nuestra situación no es la misma de los manteros”. 
Admitieron que hay vendedores que tienen negocios en otros lados y dejan empleados. “Llegan en tremendos vehículos. No nos pueden poner a todos en la misma bolsa”, explicaron.
De acuerdo a sus testimonios, serán reubicados desde la calle Mendoza hacia las afueras.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...