Condenado por transportar "La bomba", droga creada en 2003

Un joven de 28 años, identificado como Franco Ángel Torrejón, fue condenado a 4 años y 8 meses de prisión por el delito de transporte drogas sintéticas. El caso surgió a raíz de una investigación penal llevada adelante por el fiscal general Eduardo José Villalba de la Unidad Fiscal Salta.

La condena, recaída contra Franco Ángel Torrejón, no es una más de las que semanalmente se dictan en los tribunales federales locales, pues en este caso el portador fue sorprendido con una carga muy inusual para esta región y en una dirección contraria a la habitual.

Torrejón, tal como lo expuso el fiscal en una audiencia de juicio abreviado, fue detenido el 26 de marzo pasado cuando se dirigía de Tucumán a Salta en una camioneta VW Amarok, la que llamativamente era remolcada por un servicio de grúa.

Este cuadro, obviamente, no pasó desapercibido para los gendarmes del Escuadrón 45 de Gendarmería nacional apostado en el peaje de Cabeza de Buey, quienes no dudaron en pedirle a Torrejón que descienda de la camioneta que estaba en la plataforma de la grúa.

Mientras revisaban los papeles del rodado, los gendarmes confirmaron que algo no estaba bien, pues advirtieron un fuerte olor a marihuana, por lo que se procedió a revisar exhaustivamente el rodado ante la presencia de testigos civiles.

Así fue como se descubrió una importante carga de estupefacientes, no tanto por la cantidad sino por la variedad y letalidad de una sustancia en particular, identificada como 25E-NBOH, también conocida como "La bomba", considerada una droga de diseño creada en 2003.

Además, se secuestraron 868,2650 gramos de marihuana y 31 pastillas de éxtasis. En la mochila del acusado, en tanto, encontraron 4 plantas de marihuana, como así también una máquina envasadora al vacío, con lo que quedó clara la actividad que el acusado se disponía a emprender en Salta.

Producto de la investigación, la que no se limitó a lo descubierto en el procedimiento de detención, el fiscal sostuvo que Torrejón, en realidad, provenía de Córdoba y no se trataba de un simple transportista, pues conocía muy bien el valor y poder nocivo de la droga que llevaba.

En tal sentido, el fiscal destacó los efectos de la sustancia 25E-NBOH secuestrada, clasificada dentro de las fenetilaminas. Cuando comenzó a circular en el mercado de drogas de diseño solía ser confundida con LSD, sin embargo, luego se descubrió que sus efectos se extendían hasta 16 horas.

Sostuvo que se trata de una nueva droga de diseño que es diez veces más potente que el ácido lisérgico y que, mezclada con alcohol, es letal. También refirió que gran parte de su peligrosidad radica en su fabricación, la que, por supuesto, es clandestina y no responde a ningún protocolo.

En vista de estos elementos probatorios reunidos, la defensa de Torrejón buscó un acuerdo mediante un juicio abreviado, al cual la fiscalía arribó a cambio de una condena de 4 años y 8 meses de prisión, una importante multa y el decomiso de otros bienes secuestrados, a excepción de la camioneta, perteneciente a un familiar del acusado.

Tras escuchar la presentación de la fiscalía, el juez invitó a la defensa a expedirse respecto al acuerdo, oportunidad en que el defensor e incluso el propio Torrejón aceptaron los términos del acuerdo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...