Tras más de 30 allanamientos, detuvieron a un homicida prófugo

El domingo 12 de septiembre Roberto Francisco Padilla caminaba por el centro de San Ramón de la Nueva Orán junto a una mujer, cuando se cruzó con dos hombres que iban a bordo de una moto. Por motivos que hasta el momento se desconoce, y según información del Ministerio Público Fiscal, los motociclistas comenzaron a discutir con Padilla, hasta que este último sacó un arma de fuego y disparó contra uno de ellos. El plomo impactó en la cabeza de Cristian Reimuth, provocándole la muerte. Desde entonces sobre el homicida pesaba un pedido de captura nacional e internacional, ayer en el marco de varios allanamientos fue encontrado y detenido.

Además de Padilla, acusado por los delitos de homicidio y de robo, durante la mañana de ayer los uniformados norteños detuvieron a tres personas más, todas vinculadas con una organización criminal dedicada a cometer violentos asaltos. Fuentes policiales consultadas por El Tribuno señalaron que se trata de Daiana Elizabeth Velázquez (24), Miguel Ángel Zenteno (47) y Eduardo Manuel Lamas (38).

Las fuentes señalaron que se libraron un total de 31 allanamientos simultáneos en distintos sectores de la ciudad de Orán. La mayoría de los operativos se hicieron en el marco de hechos caratulados como robo agravado por el uso de armas, privación ilegítima de la libertad, robo en poblado y en banda. Intervino la fiscal penal número 2, Claudia Carreras, y el Juzgado de Garantías número 1. En cuanto a la búsqueda de Padilla, donde también intervino la misma fiscal, la investigación se enmarcó en la carátula "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego".

La irrupción de los uniformados sorprendió a más de un oranense, en algunos sectores sacudió el tranquilo despertar y en otros alteró a más de uno, que perseguido por alguna maldad intentó rápidamente darse a la fuga. Más de 200 efectivos fueron distribuidos en la ciudad norteña para abarcar cuanto espacio fuera posible, accionar que culminó con éxito a través de la detención de cuatro integrantes de la organización criminal, uno de ellos con pedido de captura nacional e internacional.

Intentó escapar

Personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Orán y Tartagal participaron en los allanamientos que permitieron dar con el paradero de Padilla (34), quien intentó escapar en el momento en que fue interceptado. Era intensamente buscado y sobre él pesaba una orden de captura nacional e internacional.

En el norte provincial la inseguridad es una especie de abanico que se despliega y golpea a amplios sectores, en varias localidades y ciudades. Asaltos violentos, crímenes sangrientos y diversos delitos son moneda corriente en el norte provincial desde hace un largo tiempo.    
 

La madrugada del 12 de septiembre la víctima y un amigo transitaban en una motocicleta por la zona de pasaje Joaquín Castellanos y Uriburu de la ciudad de Orán, cuando discutieron con el acusado, que caminaba con una mujer. En medio de la discusión el agresor extrajo un arma de fuego que llevaba entre sus prendas de vestir y realizó un disparo contra Reimuth, que le impactó en la cabeza. La víctima murió en el hospital local.

El despliegue de las diligencias realizadas por los investigadores del CIF permitió identificar al autor del disparo, quien había escapado a Bolivia por un paso clandestino, sector fronterizo en el que se desempeñaba habitualmente como bagayero.

Secuestro de dinero y celulares

 El gran despliegue policial llevado a cabo ayer arrojó resultados positivos tras 27 allanamientos en diferentes puntos de la ciudad norteña, y otros cuatro que sirvieron para atrapar a un hombre que estaba prófugo. Además de la detención del prófugo también interceptaron a otros integrantes de la asociación ilícita vinculados en robos calificados por el uso de armas. Secuestraron dinero en efectivo, celulares y elementos de interés para las causas.
Efectivos de la Dirección Unidad Regional 2 de la ciudad de Orán llevaron a cabo las tareas de campo para esclarecer dos denuncias que estarían vinculadas por el modus operandi de la banda delictiva. Hubo numerosos allanamientos y los sospechosos quedaron a disposición de la Justicia.
Los investigadores dirigidos por Fiscalía Penal 2 reunieron pruebas suficientes que determinaron el accionar delictivo con el que operaba la banda, que mediante el uso de armas amedrentaba a sus víctimas, ingresaban al domicilio y se apoderaban de dinero y objetos de valor.
Esto permitió solicitar 27 órdenes de allanamiento al Juzgado de Garantías 1ra. Nominación, los que se concretaron en horas de la mañana, el despliegue policial contó con la participación de más de 200 efectivos de áreas investigativas y operativas.
Tras la irrupción detuvieron a una mujer de 24 años y dos hombres de 38 y 47 años, integrantes de la asociación ilícita, además hubo secuestro de teléfonos celulares, cerca de $300 mil, 600 dólares y otros elementos.    
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...