Un homicida volvió al banquillo, esta vez por violencia de género

Hace ocho años Juan Carlos Gómez Paz fue condenado a 11 años de prisión efectiva por el delito de homicidio simple en perjuicio de Javier Trogliero Álvarez. Luego de cumplir las dos terceras partes de la condena, el penado obtuvo la libertad condicional y en enero pasado fue nuevamente denunciado, esta vez acusado por violencia de género. Armado se encerró en la casa de su expareja, a quien amenazó con matarla. A raíz de esto último Gómez Paz afronta una nueva audiencia en la Sala V del Tribunal de Juicio.

El hombre que en 2013 asesinó a su amigo en una vivienda del barrio El Huaico está imputado en esta segunda causa por coacción agravada (dos hechos), privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y por ser la damnificada una persona a la que le debe respeto particular, y por portación ilegal de arma de fuego, todo en concurso real, en perjuicio de J.M.F.D.

Gómez Paz está acusado ahora de “coacción agravada, privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y por ser la damnificada una persona a la que le debe respeto particular, y por portación ilegal de arma de fuego.    

La exmujer del imputado contó que pese a la separación de más de un año y medio, estando en su casa con tobillera de la Unidad del Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico (UADME), por motivos que se desconocen mantuvieron una discusión y, según denunció la mujer, él la agredió y cerró la puerta de la casa, quedándose con las llaves. Momentos de mucha tensión experimento la víctima, que decidió alertar al Sistema de Emergencias 911. Fue en esas circunstancias que Gómez Paz sacó un arma de fuego con la que amenazó a su exmujer.

Con tono amenazante, la mujer sostuvo que fue obligada a llamar nuevamente a la Policía para decirles que no fueran, Juan Carlos Gómez Paz le advirtió que si los uniformados llegaban a la vivienda la mataría y luego se quitaría la vida. En medio de ese momento de terror la mujer siguió las indicaciones de Gómez Paz, sin embargo logró ponerse en contacto con un vecino contándole lo que sucedía.

Tras recibir el pedido de auxilio el vecino se hizo presente en la casa del agresor, con quien entabló una charla y logró calmarlo. Mientras que la damnificada tomó valor y logró escapar de la vivienda junto a sus hijos. Según la denunciante, el sujeto le siguió mandando mensajes intimidatorios y amenazantes a través de Whatsapp durante el resto del día. Después de que le revocaran la condicional a raíz del ataque contra su expareja, Juan Carlos Gómez Paz llegó a juicio privado de la libertad.

El antecedente

A causa del nuevo delito cometido por Gómez Paz, familiares de Javier Trogliero se sintieron molestos y a la vez horrorizados por el nuevo hecho protagonizado por Gómez Paz. "Evidentemente es un tipo que no puede andar por la vida como si nada, quedó demostrado que es un auténtico peligro para cualquier persona", sostuvieron desde el círculo íntimo del malogrado amigo.

El crimen de Javier Trogliero ocurrió durante la madrugada del 1 de junio de 2013 en una casa del barrio El Huaico, zona norte de Salta capital. Con motivo de un viaje que iba a realizar una de las personas involucradas aquella fatídica noche, un grupo de amigos decidieron juntarse, y lo que debía ser una fiesta de despedida del fotógrafo Mario Ariel del Barco terminó en un sangriento asesinato.

Ocho años y casi cuatro meses pasaron desde que Gómez Paz asesinara a su amigo Javier Trogliero en una vivienda del barrio El Huaico. Según los peritos, la víctima recibió cinco puñaladas.

Abundante alcohol, juego de cartas -póker- y una noche que se suponía plena de felicidad derivó en hecho fatal. La víctima, Javier Trogliero; el asesino, Juan Carlos Gómez Paz (44); el amigo al que despedían, Del Barco, y Sebastián Guitián, entre otros, participaron de la fiesta. Del Barco y Guitián fueron imputados y llegaron a juicio acusados de encubrimiento agravado, aunque ambos fueron absueltos.

En medio de la noche, y por motivos que a pesar de las audiencias públicas desarrolladas en septiembre de 2016 no quedaron del todo claros, Trogliero y Gómez Paz discutieron, el encontronazo fue subiendo de tono hasta llegar al extremo. Según trascendió en aquel entonces, cuestión que no quedó certificada en el juicio, el disparador que condujo a ambos amigos, totalmente ebrios, al cruento desenlace habría tenido que ver con una mujer.

A pesar del intento de revocar el fallo por el crimen, el mismo terminó siendo confirmado. Los jueces de la Sala I de Impugnación sostuvieron: "Se encuentra acreditado que Gómez Paz materializó cinco estocadas con su arma, causando cuatro heridas a la víctima, de las cuales tres perforaron el pulmón y produjeron el deceso. Todo ello, valorado conjuntamente con las demás circunstancias que rodearon el hecho, demuestra la existencia de dolo homicida y, en la especie, de la directa intención de matar".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...