Los desafíos que tendrá Cornejo en Seguridad

En política se dice que "es más fácil ser oposición". Abel Cornejo fue uno de los mayores críticos de la política de seguridad ejecutada por el saliente ministro de seguridad Juan Manuel Pulleiro y ahora lo tocará reemplazarlo.

Tal cual lo prometió Abel Cornejo al asumir en mayo de 2019, hubo una apertura en la Procuración General que antes había guardado bajo secreto de sumario cualquier tipo de información. 

Para algunos esa apertura fue tomada como una intención de exhibición y aseguraron que esto se traspoló a investigaciones “apresuradas y grandilocuentes”. “Falta que solo encuentre el asesino de Güemes”, criticó el abogado Arancibia durante el juicio por el asesinato de Jimena Salas. La promesa de investigar este caso se cumplió, aunque quedó sin culpables. Que un transeúnte hallara luego de cincos años el cuerpo de Santiago “Gala” Cancinos y no los investigadores, también generó críticas al MPF. 

Entre los puntos destacados, Cornejo organizó un Comité de Femicidios y puso a andar la fiscalía de Derechos Humanos para investigar a policías. Incluso, el Ministerio Público imputó hasta al propio Pulleiro por los disturbios en los homenajes del bicentenario de Güemes, en junio pasado. 

En el Ministerio de Seguridad, Cornejo deberá trabajar en la formación de una fuerza con varios efectivos denunciados por apremios ilegales o violencia de género. Hay cámaras de seguridad que no funcionan, o si lo hacen, como pasó en el asesinato del parque San Martín, la policía no acude a la asistencia. Y si acuden, como con Matías Ruiz, el asistido termina fallecido, o la posible escena del crimen pisoteada, como sucedió en el caso de la pareja asesinada en la circunvalación Oeste. Cornejo tiene ahora el gran desafío de saldar deudas en materia de seguridad. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...