“Pisar las tablas del escenario me conmovió, era un poco volver a la normalidad”

La Orquesta Sinfónica de Salta se presenta hoy a las 21 en el Teatro Provincial. El concierto es especial por muchas razones. Eduardo Alonso-Crespo dirige como director invitado y será el estreno del "Concerto grosso, Op. 40", “compuesto en conmemoración por los 20 años de la Orquesta”, le dijo a El Tribuno el maestro y compositor con una extensa trayectoria.

Estos 20 años de la Sinfónica, en la que mucho tuviste que ver, ¿cómo los transitás?
Lo he dicho muchas veces... es un orgullo íntimo, personal que no lo exteriorizo habitualmente, pero es fácil para cualquiera de imaginar, cuando no hay casi nada, realmente casi nada, y se haya llegado a este punto, con una gran orquesta sinfónica completa, una de las mejores del país, orgullo de la marca Salta, porque ha puesto a Salta en el mapa musical argentino, y ver eso que se haya construido desde cero... Había que hacerlo todo, comprar todo, armar todo, desde los atriles hasta los músicos que vinieron de todos los rincones del mundo... es un motivo sinceramente de orgullo, que no me compete solo a mí, por supuesto, era un equipo grande, todos trabajamos. Pero, en silencio y viéndolo de lejos, lo que siento literalmente es orgullo y un gran placer, porque yo estoy vinculado a Salta por muchos motivos, lazos familiares y otros, y me parecía una pena que Salta no se sentara en la mesa de los grandes de la música clásica como lo hace ahora.

¿Qué es un concerto grosso?
El concerto grosso es una forma desarrollada en el barroco, especialmente en Italia, y la característica principal es que es, en general, una masa orquestal que toca en contraposición con un grupo de solistas, que se van intercalando en el discurso. Y se da un contraste entre la masa completa y un grupo reducido de solistas, que se llaman "soli" y el resto se llaman Tutti" y “concerto grosso” quiere decir literalmente gran concierto. Elegí específicamente esa forma porque permite destacar individualidades de la orquesta, y luego el trabajo en conjunto de todos, fundamental para que un organismo así funcione bien. Y, por otro lado, el concerto grosso, por lo menos el barroco, era limitado en cuanto al número de músicos y nosotros estamos obligados a actuar con orquesta reducida a causa de la pandemia. Y me pareció significativo que la obra que quedara como recuerdo de estos 20 años de la Orquesta también hiciera referencia a esta circunstancia tan especial que nos tocó vivir, cuando la orquesta toca dividida en burbujas a causa de la pandemia; de modo que cuando alguien recuerde esa obra y ese momento recordará los tiempos difíciles que pasamos todos. incluyendo la orquesta y que aún así no bajó los brazos y siguió ofreciendo lo que mejor sabe hacer: la mejor música del mundo.

Actualmente, ¿qué estás haciendo?
Acabo de terminar una sinfonía coral, mi sexta sinfonía, un encargó de la Orquesta Sinfónica Nacional junto con el Coro Polifónico Nacional que se estrena en junio del año próximo. Y acabo de completar un concierto para coro y orquesta para la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos y un concierto para piccolo y orquesta para la Filarmónica del Teatro Colón, que lo va a tocar justamente, vaya el detalle, el piccolo solista de la Orquesta Filarmónica del Colón, Horacio Massone, que fue piccolo de la Sinfónica de Salta, y que ahora está en Buenos Aires... como hay muchos músicos en orquestas de Buenos Aires que han pasado por la Sinfónica de Salta. Estamos ahí, en todos lados.

¿Cómo describirías el trabajo de un compositor?
 El compositor de música erudita, culta, como la quieras llamar, es similar al escritor, al pintor, al artista... Es una persona que imagina un mensaje que necesita comunicar a la gente sobre temas o puramente estéticos o trascendentes, y lo hace con el instrumento que mejor conoce, mejor maneja, que es la música. La música tiene además la peculiaridad de ser un arte abstracto por naturaleza; si vos escuchás una sonata de Beethoven no significa nada extramusical, es un mensaje sobre sí mismo, música de música; entonces, es un mensaje muy especial porque al ser abstracto, vacío de referencias extramusicales, transmite emoción pura. Por eso la música clásica se puede hacer en Japón, en Corea, hacer la Novena Sinfonía Rusia, en cualquier lado, y acarrea el mismo mensaje que Beethoven quiso, pasando por encima de fronteras geográficas, históricas, raciales justamente por ser un mensaje puramente abstracto, cosa que es más difícil con un mensaje artístico cargado de referencias locales, por ejemplo. Un compositor básicamente imagina un mensaje y lo desarrolla para el público. Hay dos etapas en el arte de componer; la primera es la invención, es realmente inventar el material: los temas, los motivos, los acordes que van a servir, y después viene la parte que para muchos es la más divertida que es componer con ese material, armar un castillo, como un Rasti, un mensaje complejo, grande como una sinfonía, por ejemplo. Son dos procesos diferentes que terminan por dar a luz la obra.

¿Qué se escuchará además en el concierto?
En el programa estará Gerardo Solórzano como solista, él es violinista de la Orquesta Sinfónica de Salta, haciendo las dos Romanzas para violín y orquesta de Beethoven. Al comienzo va el “Concerto grosso” que fue compuesto específicamente para la Orquesta por sus 20 años y al final otra obra mía que se llama "Variaciones Dowland", son variaciones sobre un tema de John Dowland, un compositor de la Inglaterra isabelina. La obra ha sido montada alrededor del tema del “Macbeth”, de Shakespeare, que forma parte de la música incidental para "Macbeth" que yo compuse hace tiempo y con esa obra se cierra el programa. Es una obra con la orquesta más grande y tal vez de más impacto. Estoy muy entusiasmado de poder celebrar los 20 años con la Orquesta con lo que mejor sé hacer: hacer una obra nueva y dirigir. Es muy especial y más con la Orquesta que ayudé a formar junto con otra gente.

¿Hace cuánto que no dirigías con público?
Este es mi primer concierto pospandemia en escenario con público. Me emociona que sea con la Orquesta Sinfónica de Salta. Cuando hice el primer ensayo el viernes pasado y pisé las tablas del escenario por primera vez y estaba la orquesta, me sentí muy conmovido porque era un poco volver a la normalidad. Sí, este es mi primer concierto en vivo desde que comenzó la cuarentena hace un año y medio, y me alegra que sea en Salta.
 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...