Advierten que se acentuó la captación en internet y redes sociales en Salta

Durante la pandemia de coronavirus, las redes de trata de personas no se tomaron descanso y fortalecieron sus tareas de captación en internet y redes sociales.

Funcionarias y especialistas en la temática manifestaron que, cada vez más, los entornos virtuales se han convertido en lugares para captar a quienes atraviesan distintas situaciones de vulnerabilidad.

Explicaron que, si bien esta modalidad ya estaba instalada, se acentuó durante la pandemia con niños, adolescentes y jóvenes hiperconectados y con pocos espacios de contención habilitados fuera de sus casas, ante el cierre físico de las escuelas y otros lugares de encuentro con la comunidad.

La línea telefónica 145 permite denunciar casos de trata de manera anónima, gratuita y en todo el país.

Mencionaron que, en la actualidad, muchas veces la trata con fines de explotación sexual tiene una modalidad ambulatoria: no se priva a las personas de su libertad de circulación -en muchos casos vuelven a dormir a sus casas-, pero se las mantiene amenazadas para que vuelvan a donde son sometidas.

En estos casos, hablan de restricción de la libertad porque, si bien pueden salir del lugar de explotación, hay ciertos mecanismos coercitivos, como amenazas y hostigamiento del explotador o explotadora, que las fuerzan a volver. Es habitual que las amenacen con publicar fotos íntimas entre sus amigos y familiares, quienes quizás desconocen que ellas están en esta situación.

Mencionaron que las nuevas modalidades de la trata incluyen el alquiler temporario de departamentos. Muchas veces, para sortear la ley y escapar de la Justicia, los contratos son inscriptos a nombre de las personas que son explotadas.

Señalaron que la modalidad de captación en la actualidad es más persuasiva que violenta, con propuestas atractivas para quienes atraviesan situaciones de vulnerabilidad económica, social, afectiva o emocional, como la ruptura con una pareja o un cuadro depresivo.

Muchos de los ofrecimientos tienen que ver con ofertas laborales. En otros, el delincuente busca enamorar a su víctima o se presenta como alguien que la puede ayudar, para introducirla más fácilmente en la trata de personas. "Hay mecanismos discursivos para convencer a las víctimas. Cuando logran la confianza, inicia el camino a la explotación laboral o sexual", advirtieron.

Advirtieron que las víctimas muchas veces no se reconocen como tales debido a la manera en que los tratantes instalan creencias a través del lenguaje, como el empleo del discurso religioso para iniciar el camino de la captación. En los casos en que la modalidad es ambulatoria, ellas saben que son victimizadas pero no denuncian por temor a la violencia que ejercen los delincuentes.

Aconsejaron desconfiar de las ofertas de trabajo que se enfoquen mucho en la edad o en características estéticas de las personas o que ofrezcan un trabajo que implique hacer viajes a otros lugares.

Recomendaron a padres y madres estar alertas a cambios de conducta, de hábitos y de estilos de vida de niños, adolescentes y jóvenes.

Normativa amplia

La ley Nº 26.842, de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas, de 2012, incluye diferentes modalidades, como la trata con fines de explotación sexual, la pornografía infantil, el matrimonio servil, la trata con fines de extracción de órganos y laboral, entre otras.

"En Salta, existe una tendencia histórica al consumo sexual, sobre todo, en el territorio conocido como Bajo o zona roja salteña. En la actualidad, esta demanda se convierte en una circunstancia propicia para que se registren hechos delictivos como promoción y facilitación de la prostitución y, en casos extremos, trata de personas con fines de explotación sexual", expresó la licenciada Diana Guzmán González, jefa de la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia.

La subcomisaria, quien asumió el cargo a partir de este año, advirtió que estos delitos derivados de la ley nacional, que se investigan en el Poder Judicial de la Provincia, tienen la misma importancia que la trata de personas en sí, que se estudia en la Justicia Federal. "No hay que perderlos de vista", expresó la mujer, que es perito en Análisis del Discurso Forense. Consideró fundamental que mujeres, trans y otras identidades de género accedan a sus derechos ya que muchas veces no tienen posibilidades de tener un trabajo formal.

Trabajo mancomunado

Guzmán González señaló que, debido a la restricción de la circulación, en todo el mundo aumentaron los delitos que tienen que ver con usos tecnológicos, como grooming, pornografía infantil y trata de personas. Mencionó que en Salta se investigó mucho en soportes digitales.

“Se ve cómo niñas y adolescentes son captadas o corrompidas a través de los medios digitales”, expresó la funcionaria. “El encierro hace que estén hiperconectados y esto lleva a que accedan a información o se contacten con desconocidos que buscan corromper su integridad sexual”, agregó.

Desde la División Trata de Personas de la Policía trabajan con las fiscalías federales y provinciales en la investigación de posibles delitos. En muchos casos, desde las ONG aportan datos fundamentales.

Laboran con organismos nacionales como el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu) y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y con fuerzas de seguridad como Gendarmería Nacional, Policía Federal y Policía Aeroportuaria. 

Desde el año pasado, cuando se creó la figura del defensor público de la víctima en el ámbito del Ministerio Público de la Defensa de la Nación, cada vez que hay un rescate se da aviso a este funcionario.

Luego del rescate, la labor es interdisciplinaria e interinstitucional: el Polo Integral de las Mujeres, la Secretaría de Niñez y Familia y el Ministerio Público Pupilar, entre otras. 

Asistencia y contención

Desde la Oficina de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata de la Provincia brindan la primera contención a las víctimas en el momento del rescate y previo oficio de la fiscalía federal. El equipo está conformado por psicólogas, trabajadoras sociales y abogadas

La directora de asistencia integral a víctimas de delitos, que está a cargo de esta cartera, Laura López Ahanduni, comentó que muchas mujeres no quieren ser asistidas porque lo tienen naturalizado o desde sus entornos no saben que están en esta situación y tienen temor a ser estigmatizadas.

Según la ley Nº 26.842, el consentimiento que da la víctima de trata y explotación de personas no constituye “en ningún caso causal de eximición de responsabilidad penal, civil o administrativa de los autores, partícipes, cooperadores o instigadores”.

La funcionaria observó que las personas que están en situación de trata han sido históricamente vulneradas. Por eso, insistió en que es clave la inclusión y la restitución de sus derechos.

Desde la Oficina intervienen hasta que la víctima declara. Luego, hacen un seguimiento posterior para garantizar que se le restituyan sus derechos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...