Mamás denunciaron a un profesor por abusar sexualmente de sus hijas

La pequeña comuna de La Candelaria se encuentra conmocionada tras las denuncias realizadas por dos madres contra un profesor de 47 años de edad, quien está detenido en esa localidad por abuso sexual. El fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, imputó a O.F.P. como autor de los delitos de abuso sexual simple y agravado, hechos reiterados desde los 13 a los 16 años, ocurridos en el ámbito educativo, y por abuso sexual simple en perjuicio de otra menor de edad.

Las madres, apenadas y atemorizadas convocaron a El Tribuno para relatar en primera persona el calvario que ahora pasan ellas y sus hijas, teniendo en cuento que son vecinas del docente detenido.

"Realicé una denuncia en marzo del año pasado, porque este profesor le hizo muchas señas obscenas a mi hija menor, sin contar lo que ya había ocurrido con mi otra hija", recordó la mujer, una de las madres denunciantes.

Muy atormentada por la misma situación, aseguró, "Soy una mamá soltera, estoy sola y tengo mucho miedo porque estoy recibiendo amenazas".

Con respecto a las denuncias realizadas al docente, manifestó: "Le hice dos denuncias, mis hijas declararon en cámara Gesell. Mi hija ya tiene dieciséis años y desde los trece, la manoseó y acosó en primer, segundo y tercer año del colegio".

Detalló que el profesor "la besaba, la tocaba, ella no quería ir al colegio y no se animaba a contarme lo que le sucedía. Solo me decía que no quería seguir estudiando acá (La Candelaria) y se llevó la materia".

Sin consuelo, las madres esperan que se haga justicia.

"Tuve que cambiarla de escuela y la mandé a Rosario de la Frontera hace dos años. Mi hija ahora estudia allá porque esta persona seguía acosándola de manera continua, este sujeto es un vecino que vive al frente de mi casa y el acoso era total y todo el tiempo", aseguró.

"No entiendo porqué este hombre tiene esa obsesión con mis dos hijas pequeñas. Por eso estamos en la lucha, quiero que esto se haga público y se sepa la verdad".

En cuanto a las secuelas que padecen las menores de edad, la madre contó: "No conforme con lo que le hizo pasar a mi hija mayor (16 años), acosa a mi hija menor (10 años). Mis nenas tienen miedo y la más chica, que va a sexto grado, tiene terror porque este profesor la amenazaba".

"Le decía que si hablaba, que si contaba algo la iba a matar, hasta le hacía señas que le iba a cortar el cuello. Hoy mis nenas por culpa de eso están encerradas en casa. Como él vive al frente, sabe todos nuestros movimientos".

"Los horarios en los que trabajo, para sentirnos más seguras, a mis hijas las llevo a la casa de mi mamá, nunca las dejo solas", agregó.

Acongojada expresó: "Mi vida es un infierno, no puedo salir a la calle tranquila porque estoy amenazada, la familia de él dice que todo es mentira, pero yo estoy defendiendo a mis hijas, quienes se merecen ser defendidas, por eso voy a luchar hasta que se haga justicia con ellas".

"Aunque ellos me amenacen y me pidan que levante las denuncias, no lo voy a hacer, no voy a bajar los brazos y seguiré luchando por mis hijas", sostuvo.

Otra denunciante

A su turno, otra de las madres denunciantes relató su experiencia con el docente. "Tuve problemas con este señor en el 2018, donde quedó legalmente denunciado. Pero años anteriores ya venía persiguiendo a mi hija más grande e inclusive se propasó conmigo", recordó.

Lamentó haber "dejado pasar muchas otras situaciones, porque él me decía, justificándose, que se había equivocado, que él cuando tomaba alcohol era otra persona y que lo disculpe".

"El acoso empezó al poco tiempo que nos mudamos al barrio, donde somos vecinos. Fue profesor mío y de mis hijas. El error fue haberlo disculpado y justificarlo a la misma vez, porque él tenía familia e hijas, las cuales fueron compañeras de mis nenas".

"Me callé muchos años porque conocía también a su mujer, y me daba vergüenza ajena toda esta situación", agregó.

Años después, contó que se propasó con su otra hija, también menor de edad.

Recordó que "en el 2018, mi hija tenía 13, fue a comprar a la casa de este hombre y él la intimidó. La agarró de la cara, no la quería soltar y le decía palabras obscenas. Le decía que ya estaba crecidita y que al otro día quería verla a ella sola en el colegio. Luego la agarró por atrás apoyando su cuerpo y sus partes íntimas en mi nena. Al rato ella llegó desconsolada por el llanto".

Contó que ambas hijas aún sufren las secuelas del abuso. "Van a la psicóloga desde hace más de dos años y tienen miedo de que él vuelva a la escuela y sea su profesor".

"Lamentablemente vivimos en una sociedad machista, donde nos han enseñado a tener miedo y a callar este tipo de situaciones. De hecho yo tuve mucho miedo a la hora de animarme a realizar las denuncias".

Indignada manifestó: "La impotencia que siento es que a pesar de tantas investigaciones, antecedentes, denuncias y quejas que hay en el colegio, el Ministerio lo volvió a tomar el año pasado".

En cuanto a las medidas que adoptó el establecimiento tras las denuncias, la madre contó que le dijeron "que tengo que retirar a mis hijas del colegio, en caso de que él vaya a un horario intermedio, ellas tienen que esperar encerradas en la preceptoría para no cruzarse, si él va en el último horario, las tengo que retirar antes de que él llegue, y no se encuentre con su abusador".

Finalmente, la madre desconsolada por lo ocurrido con sus pequeñas, expresó: "Todo este tiempo mis hijas y yo vivimos con angustia permanente. Lo único que queremos es que se haga justicia. Nuestra lucha es que ese tipo por lo menos no les enseñe más a mis hijas".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...