Convierten la valla levantada en el Zócalo de Ciudad de México en un homenaje a víctimas de femicidio

Esta mañana, la valla que instaló el Gobierno mexicano en el Zócalo, frente a la sede de Gobierno, en la víspera de las protestas feministas del 8M apareció convertida en un homenaje de las víctimas de feminicidio en el país, una intervención en un símbolo del futuro despliegue de seguridad que había sido criticado por los manifestantes.

Ayer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había dicho el vallado metálico frente a todo el frente del Palacio Nacional en uno de los bordes del simbólico Zócalo no representaba un gesto de "miedo", como sostuvieron algunas organizaciones civiles, sino para evitar "provocaciones" durante las protestas programadas para mañana por el Día de la Mujer.



Tras criticar el vallado, colectivos feministas como Vivas Nos Queremos intervinieron la larga pared metálica oscura con pintura blanca y escribieron los nombres de las víctimas de asesinatos, informó la agencia de noticias Europa Press.

En México, donde en promedio son asesinadas diez mujeres al día -según cifras oficiales-, son frecuentes las manifestaciones feministas que culminan con pintadas en edificios públicos y monumentos históricos, que son reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Solo el año pasado, las estadísticas oficiales estimaron que 967 mujeres fueron víctimas de feminicidio en el país.


Las imágenes del vallado de seguridad intervenido se difundieron hoy temprano, primero por Facebook, y una de las más de 16.000 de mensajes que respondió al posteo escribió: "Nuestras compañeras, las que buscan a sus familiares en desaparición forzada, o quienes buscan justicia por los feminicidios de sus hijas no se dejaran intimidar con unos simples pedazos de metal. Que no se les olvide nunca que las mujeres tenemos dignidad y memoria".


Anoche, el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, había intentado reforzar el mensaje de López Obrador en Twitter ante la creciente tensión de cara al 8M: "El cerco de Palacio Nacional es para proteger y no para reprimir; para cuidar el patrimonio de todos los mexicanos y evitar la confrontación. Es un muro de paz que garantiza la libertad y protege de provocaciones".

Las marcha de mañana en la capital mexicana y otras ciudades de México fueron convocadas en el marco del Día Internacional de la Mujer y coinciden con un nuevo momento de tensión entre organizaciones feministas y el Gobierno de López Obrador, esta vez por el apoyo que el mandatario le dio a Félix Salgado Macedonio, candidato a gobernador del estado de Guerrero por el oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y un dirigente sobre quien pesan varias denuncias de abuso sexual.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...