Méndez: "El camino  nada tiene que ver con el contrabando"

Personal de la Municipalidad de Salvador Mazza inició el fin de semana anterior la apertura de un camino de 5 kilómetros que conecta el paraje El Sauzal con la parte céntrica de Salvador Mazza y eso provocó que el propietario de una finca ubicada al este de la localidad, denunciara el hecho en la Justicia penal.

Para el propietario de esa finca, donde se asientan unas 70 familias, la apertura del camino provocó un notable daño ambiental a su propiedad y según su opinión habría sido abierto para facilitar el contrabando entre Argentina y Bolivia, que registra desde el inicio de la pandemia un aumento inusitado de este tipo de prácticas ilegales, al punto que Bolivia dispuso que sea el Ejército del vecino país el que tenga control sobre todos los caminos que conectan a las dos naciones.

Rubén Méndez, intendente de la localidad fronteriza, se refirió a la denuncia por la que deberán responder él mismo como jefe comunal y dos de los integrantes de su gabinete, pero también el administrador designado por la UBA en la finca del narcotraficante Delfín Castedo, quien alquila las maquinarias de ese establecimiento a la comuna, para concretar la apertura de esos caminos.

Méndez, para comenzar, desmintió en forma categórica que el camino haya sido abierto para facilitar el contrabando y por el contrario afirmó que "sería imposible que camiones de gran porte pudieran utilizarlo con ese fin". Esto, claro está, por efectos de la geografía de la zona, y porque se trata de terrenos poco estables, que ceden con facilidad ante la acción del agua o el peso de vehículos de mucho tonelaje.

Ayuda a familias

Méndez, quien pidió aclarar la información publicada por El Tribuno referida a la denuncia penal formalizada por el finquero Héctor Barrozo, desmintió en forma categórica que ese camino "se haya abierto para beneficiar el contrabando".

"No hay ninguna posibilidad que camiones ingresen por ese camino para llegar a Bolivia. Pero la gente que no conoce la zona, puede creer que esa fue la intención cuando en realidad, lo único que desde el municipio buscamos es poder llegar hacia la gente de El Sauzal, que son unas 70 familias que están aisladas no solo del resto del poblado, sino de todo el territorio nacional porque para llegar hasta allí se necesita ingresar por Bolivia y desde hace un año no podemos llevarles bolsones, no podemos reparar la bomba de agua ni hacer que ingrese la ambulancia del hospital. La única opción sería ingresar por Yacuiba y no se nos permite por efectos de la pandemia", explicó el intendente de Salvador Mazza.

Méndez precisó que "el fin de semana largo, por el feriado de Semana Santa, contratamos una máquina a quien está como administrador de la finca que perteneció a los Castedo y que fue puesta a disposición de la Universidad de Buenos Aires por la Justicia Federal".

"Ese señor nos alquila las máquinas que son del citado establecimiento para que podamos mejorar el camino que va al basural y otros caminos vecinales, porque en tiempo de lluvias quedan totalmente inutilizados. Pero todos estos meses por el tema de la pandemia, tuvimos que pedirle a algunos muchachos que son motoqueros, que ellos les lleven los bolsones alimentarios a esas familias que viven en El Sauzal, porque de otra manera era imposible llegar al lugar", agregó el jefe comunal.

Tienen los mismos derechos 

El intendente de Salvador Mazza precisó, además, que “nosotros no desconocemos que esas tierras pertenecen al señor Barrozo pero tampoco desconocemos que allí desde hace años viven decenas de familias asentadas”.
“Algunos me dicen que son de nacionalidad boliviana y que no tenemos obligación de darles ninguna ayuda social ni servicios básicos como agua o electricidad. Pero todos tienen documentos argentinos y no desde que soy intendente, sino desde que nacieron. De manera que tienen todo el derecho, como cualquier otro vecino de Salvador Mazza”, explicó Méndez a El Tribuno.

Y prosiguió: “También entiendo la molestia del señor Barrozo porque mientras estaba Juan Manuel Urtubey como gobernador, el camino lo utilizábamos sin ningun problema porque la provincia le pagaba una servidumbre de paso y ahora, no se le está abonando nada. El daño ambiental que él dice no es tal; en todo caso yo entiendo que cada uno cuide sus intereses económicos. Pero desde la comuna estamos en una encrucijada, porque tanto Barrozo como los vecinos del Sauzal tienen derechos; uno de cobrar por la servidumbre de paso y los otros a tener agua, electricidad, comida, medicamentos y un camino para poder salir en caso de urgencia”.
 

Por quebrada internacional

El intendente explicó que “como el señor Barrozo hizo una denuncia penal, ahora no podemos avanzar con la apertura del camino. Por el momento han sido citados el secretario de Ggobierno y el de Obras Públicas y aunque a mí no me llegó la citación tengo entendido que también me denunció como también al encargado de la finca de Castedo. No tenemos nada que ocultar y lo mismo que estoy explicando acá le explicaré al fiscal o al juez”, aseguró Méndez, quien sin embargo dijo que “un 80 por ciento del camino que hemos abierto no está en la finca de Héctor Barrozo sino al lado de la quebrada internacional, que pertenece al Estado. Pero como siempre digo, él cuida sus intereses”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...