Docentes de Orán  exigen vacunas  contra la COVID-19

Con la firma de más de 100 docentes que pertenecen al equipo de trabajo de la Escuela de Comercio Julio Cortez, se presentó una nota ante su director, en la que le piden que solicite al Ministerio de Educación provincial la inmediata vacunación contra la COVID-

19. Pidieron la vacuna en cualquiera de sus versiones para todo el personal docente que presta servicios en ese establecimiento durante la misma semana que se transita. Este pedido obedece a una serie de cuestiones que preocupan a los más de 100 docentes que trabajan en la institución.

"Se lleva desarrollando más de un mes de actividades áulicas presenciales, con mucho sacrificio desde lo organizacional y lo institucional y desde lo pedagógico-áulico, bajo normas establecidas por el protocolo emanado de la cartera de Educación y aún no se hizo efectiva la vacunación a pesar de los múltiples registros virtuales a los que se sometió al personal que diariamente toma contacto, por turno, con dos, tres y hasta cuatro burbujas conformadas por no menos de trece estudiantes cada una; el contacto con cada burbuja se vivencia durante 80 minutos", dice la misiva.

Si bien las autoridades ministeriales han fijado, dentro del protocolo, las acciones a seguir con los estudiantes ante la sospecha y/o confirmación de un caso de COVID-19, los docentes perciben un total desprecio hacia la condición humana.

Lo indicado en el protocolo oficial reza: "El/los docentes podrán seguir dictando clases en otras burbujas a su cargo".

Los registros virtuales llevados a cabo para la inoculación aludida suscitaron visos de esperanza en la población docente de la escuela, esperanza que se diluyó ante la dilatación temporal para su efectiva realización.

Ante los datos alarmantes del avance de la segunda ola de la pandemia en el país, ante lo manifestado durante la semana pasada por Educación de la Nación de que "lo último que han de cerrarse serán los edificios escolares", en evidente contradicción con lo expresado por la misma autoridad durante el año 2020, "si no hay vacuna, ningún docente regresa a las aulas desde la presencialidad", y ante la falta de la acción concreta de inocular a todos los docentes, los firmantes advierten un "claro atropello a uno de los derechos humanos básicos: el derecho a la vida". Los profesionales de la educación secundaria analizaron concienzudamente el contexto descripto, concluyendo que se hace imprescindible y en tiempo perentorio recibir la vacuna que, indudablemente, contribuirá a transitar la enfermedad, en caso de contraerla, de una manera atenuada, según las distintas publicacio nes científicas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...