El "estrés" de un juicio agravaría el estado de Pity Álvarez

Un peritaje psiquiátrico desaconsejó que el excantante Cristian "Pity" Álvarez sea sometido a un juicio oral por el crimen de un vecino en 2018 en el barrio Cardenal Antonio Samoré, de Villa Lugano, al establecer que el "estrés" que le implicaría enfrentar las audiencias del debate "agravaría su estado actual", informaron ayer fuentes judiciales.

De acuerdo a las conclusiones del informe realizado por expertos del Cuerpo Médico Forense y solicitado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 29, que en febrero decidió suspender el inicio del juicio el 1 de marzo pasado, las facultades mentales de Álvarez "no encuadran dentro de los parámetros considerados como normales, desde la perspectiva médico legal".

Los peritos psiquiatras Laura Bermolen y Esteban Toro Martínez indicaron que Pity Álvarez "presenta una afección compatible con síndrome depresivo, antecedentes de uso de sustancias (dependencia), trastorno cognoscitivo no especificado y antecedente de trastorno psicótico no especificado".

También que el estado actual del músico puede ser tratado de modo "interdisciplinario psiquiátrico, psicológico, neurológico, clínico y social" y que "la posibilidad de reversión queda supeditada a la evolución de sus trastornos y la respuesta que presente a los tratamientos".

Los psiquiatras asentaron que, al momento del estudio, "no surgen indicadores de riesgo cierto e inminente de daño para sí y/o terceros" en relación a Pity, ya que se encuentra alojado en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) del penal de Ezeiza, aunque concluyeron que "el estrés que implica enfrentar el proceso agravaría su estado actual".

Estas conclusiones constan en la ampliación pericial del 22 de marzo último, realizada a pedido del TOC 29 sobre un informe previo del CMF, que ahora los jueces deberán evaluar para resolver cómo proseguir en cuanto al debate.

El hecho de la acusación

El hecho de sangre ocurrió el 12 de julio de 2018 a la 1.30 en Villa Lugano. Álvarez salió de allí junto a su novia y se cruzó con Cristian “Gringo” Díaz (36), conocido del barrio, con quien mantuvo una discusión. La víctima le recriminó a Pity andar diciendo que él le había robado unas pertenencias, testigos señalaron que Díaz empujó e intentó pegarle a Pity y éste extrajo una pistola calibre .25 y le disparó en la cara y luego lo remató de otros tres     disparos.    
 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...