Gendarmes piden justicia: Hace 11 años los echaron por desmantelar un corredor narco

Once gendarmes se encuentran apartados de sus cargos y funciones sin goce de haberes desde hace ya once años, cuando fueron acusados -supuestamente- por una banda interna de la fuerza que operaba junto al exjuez federal Raúl Reynoso, dedicada al armado de causas y a favorecer el narcotráfico.

En nombre de sus compañeros el comandante Jorge Correa Da Silva arremetió a través de los medios contra la inacción, el silencio y el injustificable retardo de justicia.

"Muchos de quienes nos armaron las causas -comprobado mediante pruebas en su contra-, debieran estar presos, pero no siguen haciendo carrera. En contraposición y por el solo hecho de trabajar conforme a las leyes y hacer nuestro trabajo limpio, la Justicia nos sigue perjudicando en forma aberrante porque nos procesó sin tener prueba alguna. Hace once años que esperamos que se nos escuche o se nos lleve a juicio y se emita una resolución favorable, porque ya esperamos más de una década.

Mire, si no pudieron demostrar nuestra culpabilidad, porque la realidad demuestra que somos inocentes cómo lo dejan ver en los escritos, ya se debiera dar punto final y devolvernos a nuestras funciones en Gendarmería Nacional", dijo el segundo comandante, echado de la fuerza tras desmantelar una banda de traficantes de automóviles de alta gama, que eran ingresados a Bolivia por pasos del Chaco salteño.

A nosotros nos vincularon con el delito de enriquecimiento ilícito, cuando todas las investigaciones en contra nuestro mostraron lo contrario.

No existen pruebas que nos involucren con lo expresado en la supuesta denuncia anónima -armada como tantas otras para sacar del medio a quienes velaban por las leyes y la justicia argentina-, como consta en los expedientes de la Justicia Federal. Al parecer no quieren admitir el grosero error que han cometido.

En marzo de 2019 el Tribunal Oral Federal de Salta condenó a Raúl Juan Reynoso a la pena de trece años de prisión efectiva, inhabilitación especial para ejercer el cargo de magistrado judicial por el término de 35 años, inhabilitación absoluta y multa. Fue por la comisión de una serie de hechos en carácter de autor del delito de concusión y prevaricato, justamente.
 

Desde el inicio vulneraron nuestros derechos y el principio de inocencia, que goza toda persona como lo estipula la Constitución Nacional Argentina y los Derechos Humanos. Principalmente Gendarmería al separarnos sin tener una sentencia firme; sin dejar de destacar que la Justicia -de entonces- siempre tomó resoluciones infundadas sin respetar lo que estipulan las leyes argentinas para poder sostener la comisión de algún delito.

Lo más llamativo de esto es que una vez que recurrimos a los medios de comunicación en el año 2020, como por arte de magia apareció la tan buscada causa armada P890/09, y una vaga contestación por parte de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, que confirma que esta causa se había ido como causa videndi o causa prueba en el juicio oral contra el ex juez Raúl Reynoso, llevado a cabo en el año 2016 y hasta la fecha continuaba dormida y encajonada, mientras once efectivos nos quedamos sin trabajo y sin honor", lamentó el segundo comandante.

Tal parece por el tiempo transcurrido que ninguna autoridad judicial se había preocupado por devolver la causa que se utilizó para condenar al exjuez Raúl Reynoso al juzgado de Orán.

La falta de interés para resolver la situación de once personas que revistaban en el escuadrón de Embarcación y que en pocos meses lograron capturar y recuperar decenas de vehículos de alta gama que tenían al parecer un corredor "protegido" por el Chaco salteño.

El segundo comandante Correa Da Silva dijo además: "Somos once gendarmes argentinos que cumplimos con nuestro deber y que por todos los medios buscamos que de una vez por todas se resuelva la causa armada en la peor de las épocas de la Justicia Federal en el norte argentino, cuando las arbitrariedades, el desmanejo judicial, las coimas de los narcos y los favores a los traficantes era moneda corriente.

Fue en esa época que nos "corrieron por desbaratar los negocios pactados", dijo el oficial.

La causa por la que Gendarmería apartó a casi todos los integrantes del escuadrón de Embarcación jamás fue elevada a juicio.

Sin embargo, las sanciones violatorias de lo que dice la Constitución fueron casi inmediatas, ejemplarizadoras para aquéllos que hicieron lo correcto para la Nación.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...