Los 50 de Máxima Zorreguieta, la historia de la argentina que pasó de plebeya a reina


La argentina Máxima Zorreguieta, reina de los Países Bajos y la figura más popular de la Casa Real holandesa, cumple 50 años este lunes 17 de mayo, un festejo redondo que fue conmemorado por el palacio con la publicación de tres fotos tomadas por el esposo de la reina, el rey Guillermo Alejandro, en los jardines del palacio donde viven en La Haya.

Las fotos, sin embargo, son apenas un grano de arena en el mar de fotografías que ha protagonizado la economista argentina, hija de un antiguo funcionario de la Dictadura Militar, que enamoró al heredero del trono de los Países Bajos en la Feria de Sevilla allá por 1999.

 

Desde entonces, Máxima se convirtió en uno de los objetivos más codiciados por los fotógrafos- Todas las apariciones públicas de la reina consorte, aunque milimétricamente orquestadas por los funcionarios del palacio que velan por la infabilidad de la Casa de Orange, la convirtieron sin dudas en la mujer más fotografiada tanto de su país natal como de la Holanda que la adoptó como princesa en 2002.

Once años después de su matrimonio con el príncipe de Orange, al son del tango "Adiós Nonino" y en presencia de reyes y reinas de todo el mundo, Máxima se convirtió en reina gracias a la "varita mágica" de su suegra, la popular reina Beatriz, que atinó a dejar del trono para dar espacio a la nueva generación de la dinastía. Convertido Guillermo Alejandro en el primer hombre que ocupaba el trono holandés después de 123 años, Máxima se convirtió en la primera latinoamericana que era "coronada" reina en Europa.


El 2 de febrero de 2002, con 34 años y al cabo de un largo historial de idilios y noviazgos con jóvenes de su país, Guillermo contrajo matrimonio en Ámsterdam con la plebeya argentina Máxima Zorreguieta, una economista y ejecutiva bancaria nacida en Buenos Aires en 1971.

La novia era hija de Jorge Horacio Zorreguieta Stefanini, el que fuera secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del dictador militar Jorge Videla entre 1979 y 1981, un trasfondo familiar peliagudo que suscitó abundantes recelos en la opinión pública y en la clase política holandesas.

Guillermo y Máxima se conocieron en 1999 en Sevilla, España, en una fiesta de ambiente flamenco al calor de la Feria de Abril, en la época en que ella ejercía como vicepresidenta de ventas institucionales en el Deustche Bank de Nueva York.

El 30 de marzo de 2001, tras casi dos años de noviazgo discreto pero pródigo en chismorreos, la reina Beatriz y el príncipe Claus (quien fallecería en octubre de 2002 a los 76 años) anunciaron el compromiso oficial de su hijo en una sencilla comparecencia que al mismo tiempo fue la presentación de Máxima al pueblo holandés.

Superados los obstáculos técnicos pero no totalmente las reticencias suscitadas en el público, Guillermo y Máxima, en adelante princesa de los Países Bajos y princesa de Orange-Nassau, celebraron sus esponsales en febrero de 2002. 

La ahora reina consorte tuvo con Guillermo Alejandro tres hijas, la mayor de las cuales, Catalina Amalia, es desde 2013 la nueva heredera de la corona con el título de princesa de Orange. Más tarde Máxima alumbró Alexia, el 26 de junio de 2005, y a Ariane, el 10 de abril de 2007, ambas princesas de los Países Bajos y de Orange-Nassau.


El 28 de enero de 2013 la reina Beatriz, materializando una especulación que estaba cobrando fuerza en los últimos tiempos, anunció a la nación su decisión de abdicar en favor de su hijo mayor el próximo 30 de abril, fecha en que completaría 33 años de reinado. La veterana monarca, a punto de cumplir los 75 años, seguía así los pasos adoptados por su abuela Guillermina en 1948 y su madre Juliana en 1980.

Guillermo Alejandro de Orange-Nassau, príncipe heredero de los Países Bajos, fue proclamado rey el 30 de abril de 2013 a la edad de 46 años como resultado de la abdicación voluntaria de su madre, la reina Beatriz, en el trono desde 1980. Es el séptimo monarca de la dinastía familiar instaurada en 1815 y el primero varón desde su tatarabuelo, el rey Guillermo III, fallecido en 1890.


De la ceremonia de entronización sólo estuvo ausente el hermano menor de Guillermo, el príncipe Friso, sumido en el coma desde el aciago accidente en la nieve sufrido en 2012. En 2018, shockeó la noticia del suicidio de Inés, hermana menor de Máxima, en Buenos Aires.
 

Desde hace un  par de días, Holanda ya prepara los festejos oficiales por los 50 años de la  reina, que incluyó un recital privado, que será transmitido este lunes a todo el país. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...