La falta de federalismo, detrás del paro de colectivos en el interior

Desde las cero de hoy, y hasta las cero del sábado, se cumple un paro de 48 horas convocado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en todas las provincias del interior, incluida Salta.

El paro, que se realiza luego de que fracasara la última conciliación obligatoria, tiene un trasfondo de inequidad en el reparto de recursos que Nación destina para subsidiar al transporte, en el que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se lleva unos 15.000 millones de pesos y el resto de las provincias del interior, juntas, se reparten 1.500 millones.

Al margen de la distribución de subsidios, los trabajadores del sector dispusieron el cese total de actividades para los servicios de colectivos del interior del país durante hoy y mañana, sin concurrencia a los lugares de trabajo, como consecuencia del estancamiento en las negociaciones salariales con las cámaras del sector.

Sin posibilidades de intervenir para que se desactive la medida por tratarse de un conflicto a nivel nacional, el presidente del directorio de Saeta, Claudio Mohr, lamentó la protesta y aclaró que "en Salta todo está ordenado, con sueldos y aportes al día".

"Esto tiene que ver con las cámaras empresariales y la Nación, que cuando acuerdan contemplan solo al AMBA y dejan librado al interior a negociaciones interminables", cuestionó.

El titular de Saeta explicó a El Tribuno que están en contacto con las autoridades locales de la UTA: "Les expusimos que es un momento muy desafortunado para una medida de este tipo, pero nos explicaron que se trata de una medida que abarca a todas las provincias del interior".

Por su parte, el secretario general de la Delegación Salta de la UTA, Miguel Barrera, aclaró a este diario que "si bien es cierto que Salta está al día con el pago de los sueldos, la discusión que se está dando es otra y tiene que ver con el reclamo de los trabajadores del interior a percibir lo mismo que los del AMBA, es decir, igual remuneración por igual tarea".

Remarcó además que "el aumento que tuvimos en septiembre del año pasado, que fue del 30%, recién se hizo efectivo en febrero último".

Respecto del conflicto que los lleva a paralizar su actividad entre hoy y mañana, Barrera explicó que "después de una larga negociación con la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) que duró cinco meses, no pudimos conseguir el mismo tratamiento que los compañeros del AMBA que van a cobrar en los primeros días de junio el aumento".

Barrera indicó que es cierto que es desigual el reparto de subsidios, pero afirmó que "es imperiosa la necesidad del interior, no es asunto nuestro cuánto subsidia Nación al AMBA o a las provincias, pero vemos una desigualdad total entre los compañeros del AMBA y nosotros, por lo que vamos a una medida de acción directa para que se nos escuche".

"El aumento del AMBA es del 42%, es decir 39% más bono de 30 mil no remunerativo", señaló el secretario general de la UTA y detalló que "lo que el interior solicita es el mismo incremento, con la diferencia de un pago de 60 mil pesos no remunerativos que, si se otorga, veríamos con la Fatap cómo lo pueden pagar. Lo importante es llegar a cerrar el acuerdo".

Una vez que se cumpla con la protesta, Barrera anticipó a El Tribuno que "el martes 1 tenemos nueva audiencia de Fatap a las 13.30 y sería bueno para nosotros, como trabajadores del interior, llegar con una posible respuesta positiva".

"Sabemos que los gobernadores van a reunirse vía Zoom con el Presidente (Alberto Fernández) y sería bueno que se pongan de manifiesto las inequidades del interior", dijo.

"Si el AMBA recibía $11.000 millones y le incrementaron 4 mil millones más para hacer frente al último acuerdo paritario, creemos que Nación también podría asistir a las provincias del interior que siguen recibiendo solamente $1.500 millones de subsidio", consideró Barrera.

Finalmente, dejó en claro que "Salta no solo adhirió a la medida, sino que la decidimos entre todos los secretarios generales del país y no se va a levantar hasta que no haya una solución para todo el interior".

Por su parte, el titular de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), Marcelo Ferraris, no dudó en afirmar a El Tribuno que "este paro es la consecuencia de la discusión por el reparto inequitativo de subsidios a nivel nacional".

"Por un lado el AMBA recibe $ 10.500 millones (según Barrera de UTA son 15.000), mientras que el resto de las provincias, juntas, recibe apenas $1.500 millones".

"Lógicamente que, de ese monto, a Salta le queda una cifra muy menor con un sistema de transporte que es de excelencia a nivel país por los modelos de colectivos que tenemos, que son nuevos, y por la frecuencia que ofrecemos", indicó.

Ferraris dijo que "el sistema se mantiene con el subsidio nacional pero también gracias al provincial, que hace un aporte que es más del doble de lo que Nación le exige a Salta, con lo cual lo que pone la Provincia es demasiado y está claro que el sistema necesita una redistribución equitativa de los subsidios, y es eso lo que se está discutiendo hoy a nivel nacional".

"En Nación, Fatap y UTA se ponen de acuerdo con un monto determinado que los gobiernos de Buenos Aires Ciudad y Provincia pueden cumplir por el nivel de subsidios que reciben, pero ese mismo acuerdo debería regir para el interior que no recibe el mismo nivel de aportes y termina pasando lo que está ocurriendo ahora".

Para cerrar, el titular de la AMT manifestó: "Estamos expectantes a ver lo que puede llegar a hacer el Gobierno nacional en pos de un reparto más justo de lo que tiene que ver con los subsidios al transporte a nivel nacional".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...