Tensión por las pericias sobre un joven muerto en la frontera

A más de una semana de la muerte dudosa de un joven de 28 años en la localidad de Salvador Mazza, todo el pueblo espera con ansias que se hagan públicos los resultados de las distintas pericias practicadas en el cuerpo de Estéfano Barrios (28), quien murió degollado en manos de dos policías en misteriosas circunstancias que se investigan.

Trascendió ayer que los resultados de las prácticas forenses serán dados a conocer en las próximas horas, y que de la autopsia también participaron forenses interpuestos por la familia de Estéfano, que sostiene que el chico fue asesinado en la calle, tras una persecución que incluyó un móvil policial.

Al respecto, decenas de vecinos dieron su verdad y aportaron datos que se están compilando en un voluminoso expediente que lleva adelante la Fiscalía de Graves Atentados a las Personas con jurisdicción en la zona de frontera.

Consultado anoche por El Tribuno, el padre de Estéfano, Jorge Barrios, dijo que confía plenamente en la Justicia, ya que su propia investigación y los aportes que le hicieron sus vecinos y amistades de su hijo le dejaron muy en claro lo que realmente pasó.

Para ser más preciso, dijo sin dar muchos rodeos: "Lo asesinaron".

Luego aseguró que tiene compilado un cúmulo de pruebas, algunas de ellas que son verosímiles con solo escucharlas.

Barrios afirmó que "mi hijo fue perseguido, fue acosado por el personal uniformado y reducido, quizá derribado, porque existe una filmación que muestra que el móvil de la policía ingresa a una calle de contramano".

"Dicen que se suicidó con una botella que llevaba y que ésta se rompió en su caída", dijo, y agregó que "eso choca con las declaraciones de vecinos que dijeron que pedía auxilio a gritos; si se iba a suicidar para qué pedía auxilio".

"La verdad, hay tantas cosas que van saliendo día a día que yo no sé qué puedo hacer para que nos escuchen. Estamos esperando casi con todo el pueblo de soporte un guiño de la Justicia, un poco de verdad y un poco de derechos humanos, estamos hablando de algo muy grave", afirmó Barrios.

El hombre, muy golpeado por la muerte de su hijo, aseguró que todas las pruebas colectadas las tiene para hacerlas públicas pero que se encuentra en la vigilia de esperar que la Justicia haga una investigación como corresponde y acorde a los tiempos en los que vivimos, con toda la tecnología de la que dispone.

"Por eso hemos puesto un perito de parte y un abogado querellante para que esto no quede impune", graficó.

Poco creíble

Por otra parte, el abogado del foro local Orfeo Maggio, consultado por El Tribuno, clarificó algunos aspectos de lo sucedido en la madrugada del domingo 27 de abril en Salvador Mazza.

Maggio comenzó su alocución diciendo que el caso no es una muerte más; que no es solo un posible caso de supuesta violencia policial, sino algo mucho más grave.

Para graficar lo sostenido, el profesional del derecho aseguró que "primeramente la versión de los policías es poco creíble, no porque no pueda suceder, sino por las improntas del procedimiento que desembocó en la muerte de una persona detenida. Ahí está la gravedad mayor. El chico estaba bajo la guarda de los policías", dijo.

Luego agregó que "resulta que esta persona termina degollada por un arma impropia y se le adjudica a la misma la autoría de su lesión mortal. No puedo adelantar nada hasta que tengamos los informes de las distintas pericias solicitadas por la fiscalía y el análisis de imágenes de video que seguramente comenzarán a develar cómo comenzaron y cómo epilogó el procedimiento policial".

"Versiones existen de diversas índole, incluso la familia ya recopiló muchas, entre éstas que el chico se hallaba esposado al momento de ser asistido por la emergencia médica", dijo el abogado. Por otra parte, Maggio afirmó que "otros aseguran que la ambulancia fue dirigida hacia otro destino erróneo y allí se perdieron minutos valiosos; en fin, cosas que van a comenzar a esclarecerse con las pericias científicas y los resultados de las investigaciones y testimonios".

Luego, el abogado dijo que en las últimas horas interpuso ante un juzgado de Garantías sendos hábeas corpus para resguardar la integridad física de los denunciantes.

Inquirido sobre el tema, el profesional dijo que hubo en los últimos días acosos sobre familiares de Estéfano Barrios de parte -supuestamente- de personal de una fuerza pública provincial. Trascendió que sobre el hecho en sí existen videos de cámaras de seguridad, incluso de Gendarmería.

Esperan los resultados de la autopsia

La causa recayó sobre el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Gonzalo Ariel Vega.
El fiscal penal indicó que se conformó una junta integrada por médicos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, quienes analizan el resultado de la autopsia realizada al cuerpo de Barrios.
Por otra parte, informó oficialmente que el padre del joven fallecido incorporó un perito de parte, que presenció el procedimiento, que incluyó análisis de sangre y pool de vísceras para la realización de estudios toxicológicos.
Dijo además que el resultado de la autopsia será elevado a la fiscalía en los próximos días.
Por otra parte, el grupo de GAP del CIF analiza imágenes de videos que fueron aportados por Gendarmería Nacional.
Diversos testigos fueron citados por el fiscal, entre ellos efectivos de Gendarmería que estuvieron de guardia en el momento del hecho, enfermeros que prestaron los primeros auxilios y familiares del joven fallecido, pero sus declaraciones aún no se hicieron públicas.
El fiscal penal Gonzalo Ariel Vega tomó intervención en la causa el pasado 26 de abril y entre las primeras medidas adoptadas, personal de Criminalística realizó las pericias de rigor en barrio Pueblo Nuevo, desde donde fue trasladado el joven al hospital, todavía con vida.
Según testimonios oficiales, recogidos en ese momento, el joven padecía de consumos problemáticos de sustancias e intentó escapar cuando vio al personal policial en un control de rutina, aunque no se informó si llevaba encima sustancia alguna.
De acuerdo a las declaraciones de los policías implicados en la muerte, Barrios tropezó en la persecución, rompió la botella que portaba y se habría autolesionado con los vidrios. Fue trasladado al hospital local, donde murió. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...