Vacunas: el mundo quedó dividido por la liberación de patentes

El debate está abierto. El anuncio de Estados Unidos de apoyar una propuesta de suspensión temporal de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, con el objetivo de acelerar su producción, provocó un verdadero tsunami. Mientras que la medida fue elogiada por personalidades como el Papa, potencias mundiales y organismos reconocidos mundialmente (como Médicos Sin Fronteras, la Organización Mundial de Comercio (OMC) y Amnistía Internacional), otras naciones cuestionaron la iniciativa. La misma postura adoptó la industria farmacéutica que cargó contra el presidente Joe Biden por considerar que la propuesta daña la innovación y no supone una solución en la lucha actual contra la pandemia.

Francia y Rusia están entre los que se sumaron ayer a EEUU, ya que consideran que la medida permitirá ayudar a los países de menores recursos a conseguir más dosis y acelerar la inmunización, pero el rechazo de Alemania puso en duda la viabilidad de esta iniciativa.

El giro del Gobierno de EEUU de apoyar una suspensión temporal de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la propiedad intelectual de las vacunas cayó como una bomba en medio de un debate que se remonta a varios meses y en el que la Argentina había sido un claro defensor de la exención.

Aunque los activistas celebraron la nueva postura de Washington, que hasta hace poco se había alineado con los países desarrollados que rechazaban la idea propuesta por India y Sudáfrica ya en octubre de 2020, la industria farmacéutica puso el grito en el cielo.

El apoyo de Estados Unidos y Francia, dos países con grandes compañías de biotecnología, y Rusia, una potencia estatal en el desarrollo de vacunas, es importante, pero todavía quedan obstáculos por superar, como el rechazo alemán.

El papa Francisco ya había dado su bendición a la idea y el presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Vincenzo Paglia, dijo que el Vaticano celebraba la "sabia decisión" de Biden.

La atención se centra ahora en las naciones más ricas, sobre todo las de la Unión Europea (UE). Francia fue la primera en manifestar su apoyo, y después vino Italia, pero Alemania echó agua fría sobre la propuesta, aunque se dijo "abierta" a discutirla. El vocero de la canciller Angela Merkel le bajó el pulgar a la sugerencia. "La protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro", afirmó Steffen Seibert.

En Moscú, en tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, también dio su espaldarazo a la idea. "Por supuesto, Rusia apoyaría una idea así", dijo Putin.

Dudas sobre la propuesta

Macron, sin embargo, también expresó sus dudas -así como hicieron las grandes compañías farmacéuticas- de que la idea sea la panacea.

El mandatario francés destacó que, incluso con una exención de las patentes, las compañías productoras de medicamentos de países como los de África no están equipadas como para hacer vacunas contra la COVID, así que por ahora se deberían priorizar las donaciones.

Otro escollo es el hecho del consenso que requieren todas las decisiones de la OMC, que pueden ser bloqueadas por cualquiera de los 164 Estados miembro del organismo.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), el Ejecutivo de la UE, dijo que el bloque de 27 países estaba listo para discutir la propuesta, pero no llegó a respaldarla expresamente.

Mientras, los laboratorios insisten en que una solución es que los países ricos donen a los pobres las vacunas almacenadas. Agregan que la producción es muy complicada y que no puede aumentarse solo aliviando las leyes de propiedad intelectual.

Críticas de laboratorios

El apoyo del presidente Joe Biden, a una suspensión de las patentes de las vacunas contra la COVID-19, ha puesto en pie de guerra a las farmacéuticas.
La entidad que engloba a fabricantes de AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson, advirtió que la propuesta “debilitará más las cadenas de suministro y alimentará la proliferación de vacunas falsas”.
Las críticas de las farmacéuticas coincidieron con nuevas caídas en los mercados. Por segundo día consecutivo, las acciones de Pfizer, Moderna, Novavax y Johnson & Johnson volvieron a caer.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...