Gaucho y boxeador: un joven cerrillano buscará hacer historia en México

Joel Salva es un joven boxeador de 17 años, vecino de Bº Sivero, de la localidad de Cerrillos. Es alegre y muy responsable, según cuenta su padre y entrenador, Juan Eduardo (47). El próximo 12 de julio tendrá la responsabilidad de representar a la Argentina en los Juegos Panamericanos que tendrán lugar en México. 
A pesar de su corta edad, Joel tiene una larga trayectoria arriba del ring. Cuenta en su haber con 20 victorias en Salta y suma otras 15 en otras provincias. Fue medalla de oro en los Juegos Nacionales Evita 2019, en Mar del Plata; y ganador de los interprovinciales, en Jujuy 2020. Sus días se dividen entre los estudios, ya que cursa el último año del secundario en el colegio Dr Miguel Aráoz, del barrio Intersindical, y los entrenamientos. Desde que se levanta se dedica al deporte, con gimnasio a la mañana y media tarde. Luego va a clases. 
En diálogo con El Tribuno, Joel considera que la dedicación y el apoyo familiar son fundamentales para seguir creciendo en su pasión, el boxeo. Su carrera no solo entusiasma a familiares y amigos, sino también a todo el barrio en el que organizaron una venta de empanadas, para recaudar fondos destinados a solventar los gastos de su estadía en el país del norte. De los pasajes se hace cargo la Nación, a través de la Federación Argentina de Box. 


“Ya tenemos casi todo listo. El pasaporte, los pasajes, etc. Quiero agradecer el acompañamiento de los vecinos, que en el club barrial de Sivero organizaron una venta de comidas para colaborar; mientras que Usy, un joven comerciante del pueblo, le provee gratuitamente de los complementos vitamínicos. Es una suma de esfuerzos del que estoy profundamente agradecido”, contó su papá.


“Estoy creando mi propia historia”

El deportista cerrillano dijo a El Tribuno: “Estoy muy emocionado y me siento orgulloso de estar creando mi propia historia. El llegar a los Juegos Panamericanos ya es una gran victoria. Si consigo traer algún logro de allá, sería aún mejor. Un sueño hecho realidad. Me siento física y mentalmente preparado. Estoy en positivo y tengo experiencia como para darle pelea a cualquiera en este importante certamen”. 
Joel mide 1,75 m y pesa 69 kg. Precisamente, ese es el límite de la categoría en la que competirá. Tiene buena altura, saca buen provecho de las distancias y posee un golpe muy potente. Su potencial es enorme.

De acuerdo al itinerario, el lunes 21 de este mes viajará a Buenos Aires para concentrar y entrenar con el seleccionado nacional. El 7 de julio viajará a México. Allí entrenará nuevamente hasta el 12, día de inicio de los Juegos Panamericanos.

Joel es el menor de 8 hermanos. Su papá, trabajador independiente, también fue un boxeador amateur reconocido en el pueblo y se esfuerza junto a su mujer Ester para que su hijo cumpla sus sueños.

 


“Mi hijo no es de salir mucho. Los deportistas tienen que llevar una vida ordenada. Nosotros como familia lo vamos guiando. Este acompañamiento es algo muy importante, ya que hubo muchos chicos con condiciones que luego no llegaron a cumplir sus metas por falta de apoyo, por dejarse llevar por las tentaciones de la calle”, contó su Juan Eduardo, encargado de su entrenamiento técnico. Joel sumó trabajo físico bajo supervisión de los profesores Hugo Alberto Retamozo, Adrián Landriel, Cerrillos; y de Martín Cauzarano, de Mc Natación, de la ciudad de Salta. También Darío Ocampo ofreció en las últimas horas el servicio gratuito de su gimnasio Powergym, de Pje. Zorreguieta 53, para que el boxeador pueda entrenar.

Cerrillos fue cuna de boxeadores relevantes en el ámbito amateur, como los Padilla, Flores, Quipildor, Sarapura, Luna, entre otros. Joel va camino a cumplir un sueño compartido por generaciones de deportistas locales: ser campeón en un certamen internacional e ingresar al circuito profesional.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...