El mantenimiento de los edificios de la ciudad está a  cargo solo de los propietarios

El derrumbe de un edificio en Miami en el que murieron al menos cuatro personas y hay 159 desaparecidos, entre ellos varios argentinos, puso en el centro de la escena el tema de los controles sobre el mantenimiento de inmuebles. Consultados sobre la evaluación del estado de los edificios de la ciudad, desde la Municipalidad de Salta respondieron que es responsabilidad de los propietarios y que solo inspeccionan obras en construcción. Desde el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa) consideraron que se debe legislar para determinar quién debería garantizar la seguridad de las familias que viven en torres de departamentos viejas.

El subsecretario de Coordinación de Planeamiento, Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Obras Privadas de la Municipalidad de Salta, Fernando Albarracín, dijo que el área a su cargo solo fiscaliza obras nuevas y que el mantenimiento de los edificios ya existentes es responsabilidad de los propietarios.

Ante problemas como fisuras y movimientos, el funcionario dijo que se debe solicitar "la asistencia de un profesional estructuralista que haga un informe y decida si es o no necesaria una evaluación".

Agregó que "en las viviendas que hayan sido construidas fuera de las normativas sismoresistente actuales, por la edad de la estructura, sería conveniente que se efectúe una evaluación del comportamiento a efectos dinámicos o acciones sísmicas".

"Nosotros asistimos si nos lo solicitan y dentro de las posibilidades técnicas que tenemos", acotó.

Salta tembló unas 900 veces en 2020, aunque pocos movimientos son perceptibles. La provincia se encuentra en un grado 3 de riesgo sísmico, por lo que es clave la prevención.

 

Con respecto a lo que pasó en Estados Unidos, dijo que "los propietarios tenían la obligación de hacer la evaluación estructural, independientemente de cual haya sido el motivo".

"Puede haber ocurrido una variación en la estabilidad del suelo por la filtración de agua. Es impactante. No se sabe la causa aún pero posiblemente hayan sido filtraciones de agua durante años que han cambiado la capacidad de carga del suelo sobre el que estaba asentado. Es una posibilidad", opinó.

En la ciudad hay muchos inmuebles viejos que requieren evaluación. A la preocupación por la antigüedad de muchas construcciones de altura, se suma la realidad de que la provincia está en una zona de riesgo sísmico.

También hay edificios uno al lado de otro sin juntas sísmicas ni separaciones, lo que implica una omisión complicada con respecto a la seguridad estructural. Albarracín insistió en que "la responsabilidad es de los constructores", y en que los profesionales que estén a cargo tienen "la obligación de conocer la ley" vigente en la provincia y en el país.

Derrumbe de balcones

En la capital salteña, hace más de 15 años se derrumbaron varios balcones de uno de los edificios ubicados frente a la terminal de ómnibus. Poco se supo después sobre lo que había sucedido y las preguntas sobre la seguridad en esos inmuebles vuelven a la memoria con desastres como el de los últimos días en Estados Unidos.

Al ser consultado sobre estos derrumbes, Fernando Albarracín recordó que en el edificio hay "un proyecto de ingenieros privados" para realizar un refuerzo estructural.

"En función de lo que había pasado, la gente contrató profesionales", comentó. Añadió que esos edificios "se fueron deteriorando pero en función, al parecer, de un error de cálculo".

La construcción del complejo de edificios estuvo a cargo del IPV. Según dijo Albarracín, "no tienen vigas de bordes en los balcones, entonces son simplemente lozas en voladizo y no son una estructura confiable".

El funcionario explicó que hay una serie de patologías del hormigón que se desarrollan a lo largo del tiempo en este tipo de construcciones. "Una es la fluencia lenta. Eso sumado a que pudo haber errores de construcción en la posición de las armaduras y cuidados de construcción en la época, lo que derivó en que los balcones no sea aptos para soportar carga a lo largo del tiempo", señaló.

Dársenas

A la caída de los balcones se sumó otro incidente que generó gran conmoción y preocupación de los vecinos de la zona. En enero de 2012 se derrumbaron ocho dársenas de la plataforma de la terminal de ómnibus, lo que obligó a inhabilitar parcialmente la estación e incluso cortar temporalmente el tránsito en la zona. Cuatro obreros resultaron con heridas leves.

El hecho ocurrió cuando los obreros trabajaban con un martillo neumático para abrir la calzada y realizar tareas de mantenimiento, porque ya se habían detectado algunas fallas.

En el caso del derrumbe de las dársenas de la terminal, Fernando Albarracín refirió que se hicieron las reparaciones correspondientes y que el área de Obras Públicas interviene en el caso.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...