Arroz al horno, un plato delicioso

El arroz al horno a la valenciana es un plato realmente delicioso y, a la vez, debe ser de consumo ocasional por la excesiva presencia de grasas que conlleva su elaboración. De allí que prepararlo debe ser especial y si es posible al mediodía y, por supuesto, con algún vino acorde a la ocasión. 
Recomendado para personas que realizan grandes esfuerzos físicos o bien que trabajan en ambientes fríos, es un plato calórico. Y, por supuesto, ideal cuando las temperaturas son bajas, como el locro nuestro. 
Se sugiere presentarlo en raciones moderadas.

Los ingredientes, mucho gusto
Los cereales, el arroz lo es, mejoran nuestro ánimo y nos ayudan a mantener una dieta equilibrada, ya que nos ayudan a regular el comportamiento alimentario. 
El principal hidrato de carbono presente en el arroz es el almidón, cuya digestión empieza en la boca por acción de la saliva. Es el cereal que mejor se digiere, de manera que se aconseja a personas con digestiones lentas y pesadas. Es un cereal que no contiene gluten por lo que los celíacos lo toleran sin problemas. Y es muy conocido que, en caso de diarrea, el arroz blanco es un número fijo y, en caso de estreñimiento, el arroz integral.
El principal componente de los garbanzos son, al igual que en el arroz, los hidratos de carbono. Además, aportan gran cantidad de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal, los niveles de colesterol y los de azúcar. Esta fibra es la responsable de digestiones difíciles en algunas personas, de manera que una vez cocinados se puede eliminar la piel que los recubre. Su contenido en grasas es mayor que en el resto de sus congéneres, y su valor calórico es también mayor al resto de legumbres. Los minerales presentes en los garbanzos son el calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio. Es de interés el magnesio, mineral importante para mantener los huesos sanos, regular el metabolismo, relajar los músculos y mantener el ánimo. 
Son alimentos interesantes para controlar el estrés y hacer frente a la depresión. Se precisa de una buena masticación y ensalivación para digerir bien estas legumbres. Este es un detalle que no se debe ignorar para evitar la aparición de molestias digestivas. Por su escaso contenido en sodio y su contenido en magnesio, los garbanzos se pueden incluir en dietas de control de la hipertensión y presentan un marcado efecto diurético (no los que están en conserva, ya que tienen exceso de sal). 
Asimismo, las proteínas que aportan los garbanzos son incompletas desde el punto de vista nutritivo, hay que tener en cuenta que la combinación con cualquier cereal, como es caso del arroz, proporciona una proteína de excelente calidad biológica, pr supuesto, suma.

Las carnes
Las costillas son una de las partes del cerdo que más grasa tiene, de manera que se recomienda eliminar la grasa visible para que sea una carne más saludable y, por supuesto, ser moderados con la cantidad que se consuma. Nos aportan proteínas de alto valor biológico, necesarias para mantener la masa muscular y formar defensas. Además, son ricas en minerales como el hierro y zinc y vitaminas del grupo B, que contribuyen a que el organismo funcione correctamente. 
Por su parte, las morcillas y la panceta son embutidos, es decir, carnes excesivamente grasas y que aportan mucha sal. Por este motivo, serán alimentos de consumo muy ocasional. 
Claro que el aporte de sabor que le hacen al arroz al horno es incuestionable, y más si consideramos la presencia del ajo, que en este plato se emplea entero, es decir, toda la cabeza y con un corte transversal para que comparta mejor su aroma. 

La receta para cuatro porciones

Arroz redondo 300 g; agua o caldo, medio litro; costillas de cerdo 350 g; panceta de cerdo 150 g; morcillas 150 g; 
garbanzos cocidos 100 g; 2 tomates; 1 papa mediana; 1 cabeza de ajo; azafrán molido; pimentón, sal y aceite,

Preparación
En una sartén rehogar en aceite la cabeza de ajo y las papas en rodajas y una vez selladas poner estas últimas en la base de la cazuela de barro (o fuente) y reservar el ajo. Luego rehogar las costillas 5 min, retirar a la cazuela. Dorar la panceta y llevar a la cazuela. Freír las morcillas y retirar a un plato. Freír el tomate triturado con sal hasta que se evapore el líquido. Añadir los garbanzos cocidos y saltear. Añadir el arroz con 1 cdita de sal y 1 cdita de pimentón, mezclar con el tomate y los garbanzos y freír 3 min. Poner el arroz en la cazuela, distribuir, agregar el caldo o agua caliente con azafrán, poner las rodajas de tomate y las morcillas arriba y la cabeza de ajo en el centro. Hornear 10 min a fuego alto y otros 10 minutos con fuego moderado.

¡Y a disfrutar!
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...