Nicolini se refirió a la negociación con Rusia: "Exigimos lo que tiene que llegar"

La asesora presidencial Cecilia Nicolini se refirió al correo electrónico que envió a Anatoly Braverman, director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), en el que denunció una "situación crítica" por la falta del segundo componente de Sputnik V. "Nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar", afirmó.

"Hay muchísimas notas, tenemos una comunicación constante. El compromiso de la Federación Rusa desde un comienzo fue cumplir con el contrato. Nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar", dijo Nicolini en declaraciones a Radio Con Vos.

"Por el trabajo que estamos haciendo Argentina está recibiendo ya casi 40 millones de dosis en el país. Entendemos que muchas personas están esperando la segunda dosis y nuestra responsabilidad es hacer todo lo posible para que las vacunas lleguen lo antes posible", sostuvo la funcionaria.

En tanto, señaló que en el contexto de escasez de vacunas en todo el mundo, "Argentina está entre los primeros 20 países en recibir vacunas".

"Rusia tiene dificultades para escalar la producción, en el medio India explota, nuestra responsabilidad es encontrar soluciones y una es por lo menos producir la parte final en Argentina", remarcó.

Las demoras en la llegada de la vacuna rusa contra el coronavirus a la Argentina, sobre todo del Componente 2 de la Sputnik-V, preocupan al Gobierno. En este marco, un correo electrónico de Cecilia Nicolini, asesora en materia de salud del presidente Alberto Fernández, a Anatoly Braverman, director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), enviado el 7 de julio pasado, fue difundido este jueves por Carlos Pagni en el diario La Nación. En el texto, la funcionaria denuncia una "situación crítica" por la falta del segundo componente de Sputnik-V, vacuna aprobada en 69 países.

Además, la asesora explicó: “Tenemos un contrato muy ventajoso, en ese sentido lo que acordamos es que la Argentina paga las vacunas una vez que llegan al país“. Al ser consultada sobre si hay algún resarcimiento por las demoras contestó: “No está previsto en el contrato porque estamos en el marco de una emergencia, casi ningún contrato lo tiene”.

Por su parte, la ministra Carla Vizzotti, reconoció que ese tipo de presiones a las naciones productoras de vacunas es una práctica habitual en el transcurso de la pandemia.

“Ante una situación que es mundial, como la venimos viviendo desde hace meses, y ante una dificultad en la producción, no sólo del Instituto Gamaleya sino de todos los laboratorios productores de vacunas del Mundo, la verdad que es algo muy habitual estas negociaciones, estos pedidos, estas ‘presiones’. Y si no lo hacemos nosotros, lo hacen otros”, afirmó la titular de la cartera sanitaria, en declaraciones a Radio El Destape.

Es una práctica muy común enviar mails a los proveedores y discutir los contratos. Solicitar y ‘gestionar’ para que se cumplan esos contratos. Imaginate que todos los países del mundo necesitan lo mismo y al mismo tiempo”, agregó Vizzotti.

Esas “presiones” quedan de manifiesto en la carta: Nicolini amenaza con romper relaciones con los rusos y firmar acuerdos con laboratorios de los Estados Unidos.

La ministra de Salud reconoció que tanto ella como Nicolini son las dos responsables del Estado argentino en mantener este tipo de negociaciones con los laboratorios productores de vacunas, así como se encargan de controlar y hacer que tengan que cumplir los contratos establecidos.

El revuelo se generó durante la mañana de hoy, cuando se hizo público un mail que la asesora Nicolini le envió a Anatoly Braverman, hombre de confianza de Krill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF por sus siglas en inglés), y encargado de gestionar la venta de vacunas a otros países, el último 7 de julio.

En esa carta, Nicolini le recordó a los rusos que el gobierno argentino hizo “todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito”, pero advirtió: “”Nos están dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto”.

Esas frases forman parte de un escrito que contiene otras partes en las que directamente se amenaza con “romper públicamente el contrato firmado” y se agrega un elemento de presión: “Acabamos de emitir un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas estadounidenses y recibir donaciones de Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen la pediatría, que es otra ventaja”.

Las segundas dosis de la vacuna Sputnik V se transformaron en uno de los mayores problemas del Gobierno en el esquema de vacunación en el país: hay más de 6 millones de personas que iniciaron sus esquemas con esa fórmula y no saben cuándo llegará la segunda.

El intervalo ideal era de 21 días, período que luego fue extendido a 12 semanas por el Consejo Federal de Salud, ante las constantes demoras en los envíos por parte de Rusia. Más de un millón de personas ya superaron ese lapso de tiempo sin recibir su segunda vacuna.

Además, la Sputnik V cuenta con la particularidad de que, a diferencia del resto, su segunda dosis está compuesta por diferentes elementos respecto a la primera. No se trata de un refuerzo del tratamiento inicial, sino un complemento.

“La verdad que la vacuna Sputnik es una de las más eficaces que tiene el mercado. Con una dosis es muy similar al esquema completo de AstraZeneca, de Sinopharm y es muy similar a la cobertura de la única dosis del laboratorio Johnson”, afirmó Vizzotti.

Además, la titular de Salud informó que en las próximas semanas llegarán al país unos 500 litros del componente 2 de la vacuna rusa, enviado por el laboratorio Gamaleya. Según la propia ministra, ese envío representó el éxito de las presiones ejercidas en el mail de Nicolini.

Como resultado de estas negociaciones, de este mail, de estas ‘presiones’ a Rusia es que se está acelerando muchísimo el trabajo a través de Richmond de recibir prioritariamente el componente 2. Ya fueron formulados y estamos esperando el control de calidad de 143 mil dosis para principios de agosto y más de 800 mil dosis para la segunda semana de agosto, ya formuladas”, aseguró.

“Con estos 500 litros, que representan otras 880 mil dosis y otro embarque para la semana que viene, como producto de esta negociación intensa se está aclarando un poco el panorama respecto al componente 2, que ocupa la atención mayor que estamos teniendo”, añadió.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...