Sigue el conflicto por tierras tomadas en Las Lajitas,  Anta

Más de dos meses han pasado desde la toma de terrenos en Las Lajitas, localidad ubicada sobre la ruta provincial 5, en el departamento de Anta, y lo que aparecía inicialmente como un conflicto solucionado muestra hoy un problema irresuelto que tiene a 300 familias ocupando irregularmente esos inmuebles que, según sostiene la Municipalidad, pertenecen a la firma agropecuaria La Moraleja. En tanto los ocupantes aseguran que esas tierras ya fueron donadas a la comuna, por lo cual exigen que la entrega se concrete observando a los más necesitados y no con la vara del clientelismo político.

Sea como fuere, unas 300 familias permanecen en el lugar, en carpas armadas con lonas y plásticos, donde cientos de niños pasan las gélidas noches de este inusual invierno.

El conflicto se inició el pasado 26 de mayo con la llegada de unas 50 personas a un sector colindante con el último asentamiento, al norte de la ciudad. La ocupación abarcó inicialmente 2 hectáreas, pero al poco tiempo, vecinos y foráneos se sumaron a la toma, que ocupó 10 hectáreas.

La ocupación abarcó inicialmente 2 hectáreas, pero al poco tiempo la gente se instaló en una superficie de unas 10 hectáreas.

Unas 600 familias se instalaron en el lugar, en medio de un clima de tensión y con la Policía custodiando la zona. Con el correr de los días y la intervención de los fiscales, desde la Municipalidad ofrecieron la garantía de que a las personas se les entregaría un lote con agua y luz, con la condición de que se retiren. Fue en ese momento que comenzó el retiro de los ocupantes, pero el despeje solo alcanzó a la mitad, ya que el resto de los ocupantes se quedó en el lugar exigiendo una solución inmediata.

En la actualidad la situación es de calma, pero sin una solución de fondo. En la zona instalaron un puesto policial que impide que los usurpadores ingresen al predio con materiales o casillas con la intención de terminar de instalarse, pero la gente sigue en las carpas y aseguran que no se van a ir.

Elías Salcedo es un delegado del asentamiento y destaca que el problema sigue sin solución. "Estuvimos desde el primer día y ninguna autoridad vino a hablar con la gente. Tampoco nos llamaron para acercar una solución. Necesitamos que por lo menos nos dejen llevar el agua con una manguera", expresó.

"Hay mucha gente que vive a la orilla de las vías y que se vino para este lugar. El intendente nos dijo que salgamos, que estas no son tierras de la comuna, sino que son privadas, pero nosotros sabemos que ya fueron donadas por La Moraleja al intendente anterior", aseguró.

El delegado de los ocupantes recordó que fue el intendente Fernando Alabi quien le prometió una solución a la gente para que se retire del lugar. "La promesa que el intendente hizo en forma pública y que la firmó la fiscal fue que a la gente que se fuera pacíficamente les iba a dar terrenos con luz y agua para que se vayan a vivir. Ahora el intendente dice que no tiene lotes. A la gente les prometió y no cumplió. No nos da una solución a nosotros que estamos aquí desde hace meses, menos a ellos que se fueron creyendo en sus promesas", afirmó el delegado.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...