El Ejército sumó otro “granito” a los “sobrepagos” del Estado

No es ninguna novedad, venderle al Estado siempre ha sido un negocio más que interesante para las empresas. Normalmente implican ventas de gran volumen, a menudo se puede cobrar más caro y, además, aparte del producto principal, siempre viene de la mano de repuestos y capacitación para quienes estén a cargo del mantenimiento. Incluso en estos tiempos de restricción de importaciones, una venta al cualquier organismo del Estado puede saltear estos obstáculos, al menos para esa venta en particular.
No es algo que leímos por ahí o nos contaron, hemos trabajado en empresas que son proveedoras de las fuerzas de seguridad -Ejército, Prefectura, Gendarmería y Policía de la Pcia de Buenos Aires- y sabemos perfectamente cómo funciona todo, desde la licitación y cómo muchas veces se camufla una contratación directa a partir de específicas exigencias técnicas de la misma, hasta lo que se ofrece a cambio.
Gracias a la contribución de Daniel1962 nos llegó información sobre licitaciones a través de las cuales las distintas dependencias gubernamentales, en este caso el Ejército Argentino, hacen sus compras. La información es de acceso público, ya que está todo disponible en el sitio www.comprar .gob .ar, a través del cual se realizan las compras electrónicas del Estado.
En octubre de 2020 el Estado Mayor del Ejército a través de su Unidad Operativa de Contrataciones de la Dirección General de Material publicó una licitación pública para la compra de 22 motocicletas tipo enduro de 250 cc. La compulsa tuvo solo un oferente, la empresa Vemerkiper SRL, que presentó varias alternativas, siete en total, de las cuales solo una fue aceptada.
Las 22 motocicletas que finalmente fueron adquiridas por el Ejército mediante la licitación pública 84/135-0235-LPU20 corresponden a la alternativa número 5 de las ofrecidas por la única empresa participante de la licitación. Se trata de 22 unidades de la Honda XR 250 Tornado por la que se pagaron $39.484.121,16, lo que se traduce en un precio unitario de $1.794.732,78, bastante más del triple del valor oficial al público que la moto tenía por aquel entonces, cuando no superaba los $500.000.
Dentro de cada unidad se incluye garantías, repuestos, capacitaciones y logistíca, pero que el precio efectivamente pactado esté entre tres y cuatro veces el valor de mercado, por una compra de volumen, en el que el precio debería tender a la baja.
De esta manera, el Plan Nacional de Vacunación “a todos los rincones del país”, puede esperar.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...