“Yo creo que hoy el enemigo a vencer es el populismo” 

Andrés Suriani es uno de los dos diputados provinciales que busca renovar su banca en las próximas elecciones, de medio término, que se van a desarrollar el 15 de agosto en la provincia. En una entrevista con El Tribuno, el exconcejal y político provida resaltó la importancia de la religiosidad para los salteños y pidió que este año en la provincia de Salta se realice la procesión del Señor y la Virgen del Milagro. “Yo estoy proponiendo que no se anule la posibilidad de que los salteños tengan Milagro”, aseguró.

Está en busca de renovar su banca, ¿por qué?
Porque tengo mucho amor por lo que hago y porque con el amor que le pongo a la actividad legislativa creo que hay que lograr hacer leyes que pongan a Salta en el camino del desarrollo. Muchos me preguntan cuáles son los proyectos que uno ha aprobado y a veces digo que no son tantos, sino los valores y principios que uno ha defendido. En ese sentido creo que los salteños conocemos cuáles son aquellos que hacen a la salteñidad y a mí me tuvieron como protagonista en estos últimos años. Lo hice cuando fui concejal, pero fue mucho más fuerte cuando fui diputado en la defensa de la vida, que no era algo menor, era un valor enorme a defender.

¿Qué temas lo ocupan o le preocupan?
Quiero que en los Valles Calchaquíes haya producción y hoy hay lugares que están usurpados. Quiero una ley y la estoy trabajando y peleando para que el ordenamiento territorial de Salta nos permita producir con arreglo a pautas de conservación y ecológicamente sustentables, pero no que vengan de afuera a decirnos cómo hacer para producir. Me parece que hay dos grandes temas que a mí me ocupan y me preocupan como diputado que son la salvaguarda de los valores de los salteños, no solo los valores religiosos, sino también cómo hacemos para defender nuestra propia producción y nuestra economía regional. Hoy Argentina atraviesa un momento de crisis económica, social y cultural sin precedentes. Me parece que es uno de los peores gobierno de la historia por qué la pobreza es de más del 50%, porque la desocupación es más del 25, porque realmente se manejó muy mal la pandemia, hubo vacunatorios VIP y hubo criterios ideológicos para comprar vacunas.

¿Entonces que hay que hacer para salir de esta decadencia?
Hay que hacer las leyes en Argentina, que sean en “clave Argentina” y en Salta, en “clave salteña”.

¿Qué significa eso?
Con las reglas de los principios y valores que realmente nos pueden dar crecimiento y nos pueden dar desarrollo. Ese desarrollo, insisto, es moral, es económico y es espiritual. En el caso de Salta, yo estoy proponiendo que no se anule la posibilidad de que los salteños tengan Milagro.

¿Y la pandemia?
Hay una pandemia, pero se están habilitando de a poco distintas actividades, la gente necesita de Dios. No podemos dejar a Dios afuera, en este caso de Salta, cuando el Milagro para el salteños es algo tan importante.

¿Cómo sería?
En base a los protocolos que todos tenemos que tener. Si todo se fue habilitando, obviamente porque quizá a la pandemia se la va controlando, no puede faltar Dios. Yo digo que el Milagro es muy importante, no sé de qué forma, pero este año no puede estar ausente Dios en una Argentina y una Salta atravesada por la pobreza, por la falta de trabajo, cuando tantos seres queridos se nos han ido producto de esta enfermedad o de otras.

¿Usted es una persona religiosa?
Yo soy una persona religiosa, pero respecto a la religión como un gran ordenador social en todos los credos que se practican. En Salta tenemos mayoritariamente católicos, pero hay muchos hermanos evangélicos con los que hemos dado juntos la pelea por la vida y hemos descubierto como hay un montón de cosas en común que nos han hecho tener diálogo. La religiosidad de un pueblo es importante. 

¿Piensa que esos valores a los que usted hace referencia están en juego en esta elección?
Salta hoy tiene una oportunidad más de decir bueno: como fortalecer el gobierno de Gustavo Sáenz para que él se sienta con toda la fortaleza necesaria para hacer políticas públicas que pongan a Salta en el camino del desarrollo. Me animo a decir algo y que quede grabado: Gustavo Sáenz no es kirchnerista. Es un salteño que tiene una gran sensibilidad social, que tiene una fuerte vocación por lo que hace, con la idea de construir realmente una Salta que nos incluya todos. 

¿Y quién impide ese crecimiento?
Yo creo que hoy el enemigo a vencer es el populismo que fagocita la posibilidad de crecimiento de la Argentina, donde Salta es justamente una de las provincias más empobrecida.
 .
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...