Se terminó una etapa histórica en la Selección argentina de básquet: Luis Scola jugó su último partido con la camiseta celeste y blanca por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en la dura derrota ante Australia por 97 a 59, y se llevó una emocionante despedida de parte de todos los presentes en el estadio.

El capitán argentino, de 41 años, dejó la cancha faltando 51 segundos y con la derrota ya consumada. El resultado, muy abultado en favor de los australianos, era irreversible. Sergio Hernández lo sacó para darle el cierre que correspondía a uno de los más grandes de la historia del básquet nacional, y Scola se llevó un reconocimiento que tal vez ni siquiera esperaba: el partido se detuvo y todos los aplaudieron, los compañeros, los rivales, y los pocos asistentes en las tribunas.

Scola se fue entre lágrimas. Intentó contener la emoción pero finalmente se quebró ante el emotivo momento. Levantó tímidamente los brazos y retribuyó con respeto el cariño de todos.

“No sé muy bien qué decir, ya está, se terminó, estoy golpeado. Fue un poco un golpe bajo, no lo esperaba. Estamos todos viviendo una situación especial y haber visto a todos con este reconocimiento fue muy especial”, reconoció Scola en declaraciones a TyC Sports inmediatamente después del partido.

“Quería llegar hasta el último momento, di todo, me voy en paz, y eso es lo que me llevo”, enfatizó.

Inmediatamente después del partido, Emanuel Ginóbili publicó un tuit para despedir a Scola, con quien compartió el seleccionado durante tantos años de la Generación Dorada: “Cuánta emoción en ese último aplauso!! Gracias por enseñarnos tanto en estos años y por liderar con el ejemplo siempre. Un lujazo de compañero. Aplaudo de pie!”.

El Oveja Hernández se va

El entrenador argentino, Sergio Hernández, anunció su salida del seleccionado con palabras contundentes luego de la derrota ante Australia: “Tenía contrato hasta los Juegos Olímpicos y el ciclo está cumplido”.

“Ahora me voy a descansar y esperar que algún club quiera contratarme”, señaló.

“Yo no fui el mejor entrenador de Scola como ha dicho, pero sin dudas él es el mejor jugador que dio la Argentina en su historia”, destacó el Oveja, que incluso posicionó a Luis Scola por encima de Emanuel Ginóbili en la historia del básquet argentino.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...