Se cumplen 24 años de la muerte de Lady Di


Hace 24 años el mundo no salía de su asombro por la tragedia que enlutó a la corona británica. El 31 de agosto de 1997, la princesa Diana Spencer murió en un accidente de tránsito en París. No fue un hecho más, sino que significó un cimbronazo cuyos efectos se sienten, todavía hasta la actualidad, con heridas que no cerraron entre los Windsor y distanciamientos que dejan entrever peleas viejas.
“La princesa Diana creía que los jóvenes tienen el poder de cambiar el mundo. Hoy, en el aniversario de su muerte, recordamos todo lo que la princesa Diana dio para el mejoramiento de la sociedad. Estamos orgullosos de seguir empoderando a los jóvenes para que lleven a cabo cambios positivos”, tuiteó la cuenta de The Diana Award, el premio creado oficialmente para homenajear a Lady Di.
De acuerdo al medio Evening Standard, el príncipe William junto a Kate Middleton y sus tres hijos recordaron a la princesa en una ceremonia privada. En las cuentas oficiales de los duques de Cambdridge no hubo referencia a la fecha.

Hay un hecho que se reveló en los último días, en base a testimonios que aparecieron en diferente documentales. De acuerdo al diario The Mirror, hubo una fuerte pelea los días posteriores a la muerte entre la reina Isabel II y su hijo, Carlos. Mientras que el príncipe de Gales quería viajar a la capital de Francia en el avión real para buscar el cuerpo de su exesposa, y traerla a su país, la monarca se negaba.
“Él era un ex marido, no tenía ningún derecho a estar allí más que como padre de sus hijos. Carlos quería tomar el vuelo real a París, pero la reina no se lo permitió. Luchó más por Diana de lo que jamás había luchado por ella en su vida”, comentó Richard Kay, amigo de la princesa, en Diana: 7 Days That Shook the Windsors. Carlos no retrocedió en su deseo y, finalmente, Isabel II le dio permiso para usar la aeronave.

Cómo fueron los últimos minutos de Lady Di
En junio, uno de los médicos que atendió a Lady Di esa fatídica noche contó detalles sobre lo que ocurrió cuando llegó al hospital.
MoSef Dahman es el nombre del cirujano que estaba de guardia en el hospital Pitié-Salpêtrière de París cuando la princesa de Gales ingresó en grave estado. En un reportaje con el Daily Mail, el profesional se refirió a cómo fueron los desesperados intentos del equipo médico por intentar salvarle la vida a Diana Spencer.

En 1997, el hombre tenía 33 años, apenas tres menos que Lady Di, y estaba de guardia en el centro de salud cuando le avisaron que había entrado “una mujer joven en grave estado”. Pudo darse cuenta de quién se trataba recién cuando la vio inconsciente en la camilla.
“Para cualquier médico, cualquier cirujano, es de gran importancia enfrentarse a una mujer tan joven que se encuentra en esta condición, pero por supuesto más aún si es una princesa”, expresó Dahman en el reportaje. El especialista relató además que el resultado de la radiografía que le hicieron a Diana en ese momento demostró que sufría una “hemorragia interna muy grave” en su pecho, y lo que debían hacer entonces era drenar el líquido de su tórax para que pudiera respirar.

Las tareas de reanimación se extendieron durante una hora: “Probamos descargas eléctricas varias veces y masaje cardíaco, pero no pudimos hacer que volviera a latir”, recordó Dahman, al tiempo que remarcó: “Luchamos duro, lo intentamos mucho, realmente muchísimo. Francamente, cuando estás trabajando en esas condiciones, no notás el paso del tiempo. No pudimos salvarla y eso nos afectó mucho”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...