El Presidente obedeció punto por punto la carta de Cristina

Los "funcionarios que no funcionan" fueron sacados. Quien hacía "operaciones de prensa" en su contra perdió su cargo. Y el mayor peso kirchnerista en el Gabinete también se produjo. Todo lo que Cristina Kirchner escribió en su dura carta abierta del jueves último, el presidente Alberto Fernández aceptó y cambió.

En el texto que publicó en sus redes sociales alrededor de las 19 del jueves, Cristina Kirchner apuntó, en primer lugar, al rol de algunos funcionarios. Seguridad y Educación eran áreas cuya gestión cuestionaba la vicepresidenta desde hace tiempo. Así el viernes Sabrina Frederic y Nicolás Trotta quedaron fuera del Gabinete.

En otro párrafo, la expresidenta recuerda que en 2009 cuando perdieron las elecciones legislativas reemplazó a su entonces jefe de Gabinete, Sergio Massa, por Aníbal Fernández. Y tras el conflicto con el campo el entonces ministro de Agricultura Julián Domínguez fue eyectado. Ahora, con los cambios del viernes, Aníbal fue incorporado al nuevo gabinete nacional como ministro de Seguridad (precisamente en reemplazo de Frederic), y Domínguez retorna a Agricultura.

En su extensa misiva, Cristina también apuntó sus dardos a "algunos funcionarios" que hablaban como si "en este país no había pasado nada" después de la derrota electoral de las PASO. Era una alusión directa a Santiago Cafiero, el hombre de mayor confianza del presidente Alberto Fernández. También fue reemplazado en la Jefatura de Gabinete, pero no quedó afuera: desde el lunes será el nuevo canciller.

Más ingresos y salidas

"¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias?", escribió la vicepresidenta y de ese modo apoyaba la postura del ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, el primero en presentar su renuncia desatando la dimisión serial de otros funcionarios y la siguiente crisis en el Gobierno. Al ministro kirchnerista nadie lo tocó de su lugar.

En la carta, Cristina le indicó a Alberto quién sería el nuevo jefe de Gabinete. Según contó, ella ya le había mencionado el nombre de Juan Manzur para ese cargo en la reunión que mantuvieron el martes 14. El viernes, el Presidente confirmó que su próximo jefe de ministros es el hasta hoy gobernador de Tucumán.

En uno de los párrafos más duros, la vicepresidenta apuntó sus dardos al vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Lo acusó de armar operaciones de prensa en su contra. "Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio". El viernes a la tarde, Biondi presentó su renuncia "indeclinable" y ahora ya tiene reemplazante: Juan Ross.

La política sanitaria frente a la pandemia es, tal vez, uno de los escasos puntos positivos que Cristina destaca de la gestión de Alberto Fernández. Con esto, Carla Vizzotti no vio en riesgo su lugar en el Gabinete.

El que sí fue motivo de idas y vueltas fue el ministro de Economía, Martín Guzmán. Cristina aclaró que no quería su renuncia, pero a cambio le pidió acelerar el gasto social con miras a las elecciones.

El cierre de la carta se lo dedicó a Alberto, a quien le pidió que honre su decisión de haberlo convertido en presidente.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...