El acusado del crimen en el canal quería estar en su casa

El acusado de matar a puntazos con un destornillador a Facundo Solorza, de 19 años, en el canal de calle Deán Funes al 1.300, pretendía regresar a su vivienda. Ayer se supo que la jueza de Garantías 5 actuante en feria, Claudia Puertas, rechazó el pedido de arresto domiciliario y de libertad que presentó la defensa de Gustavo Nahuel Espinoza, de 23 años, y dictó su prisión preventiva. 

Espinoza está acusado provisoriamente como autor de los delitos de homicidio calificado por alevosía en concurso real con hurto calamitoso. El hecho sucedió el 6 de enero de este año en el canal de calle Deán Funes. En ese lugar apareció el cuerpo de Facundo Solorza, de 19 años, con múltiples heridas de arma blanca en región cervical, tórax y abdomen. Entre las pertenencias de la víctima faltaban diversos elementos. 

La jueza ordenó que el Servicio Médico y el Servicio Social del Poder Judicial realicen informes mentales y socioambiental, respectivamente. Por su parte, el Servicio de Psicología practicará un informe psicológico al imputado, para evaluar psicopatología y rasgos de personalidad del imputado, su capacidad intelectual, el daño emocional o psicológico, el grado de sinceridad, etcétera. 

Además, ordenó la extracción de muestras de hisopado bucal del acusado, y autorizó una pericia informática sobre los aparatos digitales secuestrados, que será realizada por los profesionales del Gabinete de Informática del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). 

El martes, el abogado de Espinosa, Santiago Pedroza, como defensor de Espinoza, dijo: “Entiendo que este es un hecho teñido por la ‘pasión’ (sic), por haber descubierto aparentemente un engaño de su pareja. Esto llevó a esta situación”. 

Al referirse al hecho, agregó: “El los ve, viene un reclamo, un tira y afloje, se tiran la bronca, se invitan a pelear y se desencadena este desastre. Terminan enfrentándose aparentemente ambos y esa pelea termina con la vida de uno de ellos”, dijo.

“Por los datos que hemos podido obtener de nuestro defendido, no parece extraño pensar en un exceso de legitima defensa por la posibilidad de la existencia de otra arma en el lugar. Mi cliente se defendió y lo vamos a ver con pruebas que seguramente se van a volcar luego en expediente, además de una clara presencia de una emoción violenta”, aseguró.

El acusado está alojado en un establecimiento carcelario en General Güemes.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...