Recolectores de basura denuncian la mordedura de perros por la noche

Desde la Dirección de Medio Ambiente de la ciudad de General Gemes se hizo entrega de intimaciones a todas aquellas familias que por las noches dejan a sus perros afuera de las viviendas, generando un serio riesgo para el personal de recolección de basura domiciliaria, quienes con frecuencia sufren las mordidas de estos animales que los desconocen al momento de realizar su trabajo.

Esta medida fue adoptada como consecuencia de varios reclamos presentados por el personal, quienes todas las noches deben enfrentar la furia de algunos canes cuando se acercan al cesto para retirar las bolsas con basura.

Esta medida generó cierta preocupación en quienes las recibieron debido a que les informaban que de continuar esta situación era probable que su basura no sea retirada.

"Esto no va a pasar, no vamos a dejar de cumplir con nuestro trabajo a pesar del riesgo que corre el personal, porque un perro no solo acecha cerca del cesto de la basura de su dueño, sino que también puede atacar al personal municipal cerca de un cesto vecino, deberíamos evitar realizar la recolección por toda una cuadra, a las cuales las tenemos identificadas, pero eso está lejos de nuestra voluntad ya que somos conscientes de la importancia de nuestro trabajo", manifestó la directora de Medio Ambiente, arquitecta Mirta González.

Informó que la nota que recibieron algunos vecinos es para que tomen conciencia del riesgo al que exponen a los recolectores al no poner a resguardo a sus perros.

La recolección en todos los barrios se realiza en forma diaria y en distintos turnos, el turno que corre más riesgo es el de las 00 a las 4, porque es el horario cuando da inicio la recolección y cuando los canes sueltos en las calles se encuentran muy activos.

Todos fueron mordidos

"No hay un solo compañero que no haya sido mordido, todos en mayor o menor medida recibimos una mordida", manifestaron los recolectores de residuos, quienes solicitaron que se tomen medidas.

Cuando algún cesto queda con basura, mientras que en los otros las bolsas fueron retiradas, esto es un indicativo de que el recolector tuvo que desistir de acercarse al domicilio debido a la presencia de algún perro. "En muchas oportunidades tenemos que correr para treparnos al camión porque un perro nos está atacando, por lo general y como estamos muy alertas solo termina en una corrida, en otras pocas oportunidades llegan a morder el borcego o el pantalón, pero también podemos salir lastimados", explicaron los trabajadores municipales.

Concientización

Por esa razón se lanzó una campaña de concientización destinada a las familias que cuentan con una mascota de porte grande, para que no los dejen sueltos.

Los perros en las calles no solo ponen en riego al recolector, también son los encargados de romper las bolsas con basuras y desparramar todo su contenido, cuando esto ocurre la recolección de esa bolsa rota no se realiza.

Otro drama que enfrentan los recolectores de residuos en Gemes y en todas las ciudades y pueblos donde no se realiza la separación de los residuos, es que están expuestos a heridas por el desecho incorrecto de vidrios y elementos cortantes, que deben ser envueltos hasta que el filo quede sin efecto, y también de jeringas con agujas usadas, las cuales deben desecharse con el capuchón y en lo posible, envueltas en papel y colocadas adentro de una bolsa. Son cuestiones básicas de consideración y respeto por el trabajo insalubre que realizan estas personas por el bien de todos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...