No declaró la imputada por el crimen de Matías Berardi

La mujer acusada de haber participado del secuestro extorsivo seguido de muerte del adolescente Matías Berardi, cometido en 2010 en Campana, se negó a declarar en el inicio del segundo debate oral que se lleva a cabo por el caso y que se realiza de manera virtual.

El debate comenzó ayer pasadas las 9.30 ante el Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, a cargo del juicio a Alexia Souto Moyano, quien era menor de edad al momento del hecho y quien resultó absuelta en el primer proceso realizado en 2013, en el que otras diez personas fueron condenadas.

Como su absolución fue revocada por la Cámara Federal de Casación, la mujer se sentó ayer nuevamente en el banquillo como acusada por el delito de "secuestro extorsivo seguido de muerte agravado por tratarse la víctima de un menor de edad", luego de que fracasó días atrás un intento de su defensa por acordar una pena en un juicio abreviado.

A poco de iniciarse la audiencia virtual y de que se leyera el requerimiento de elevación a juicio, la defensa planteó que el debate fuese solo de acceso a la partes y no público, al recordar que la acusada tenía 17 años cuando se cometió el crimen; frente a lo cual el abogado de la familia Berardi, Eduardo Durañona, pidió que el debate sea público "para que pueda ser visto por toda la sociedad, para que entiendan cómo se cometió este crimen aberrante".

Luego de escuchar a todas las partes y tras un cuarto intermedio, el presidente del tribunal, Walter Venditti, consideró que el caso "es verdaderamente de interés público, tiene y tuvo trascendencia más allá de las cuatro paredes de una audiencia oral y pública".

No obstante, el magistrado resolvió que la declaración indagatoria de la acusada y las testimoniales se realicen solo con presencia de las partes -entre las cuales están los padres de Matías-, mientras que los alegatos y el veredicto serán con difusión pública.

En tanto, por la tarde declararon dos vecinos del barrio donde residía Souto Moyano y los principales condenados, Marcelo Godoy y Maxi Ponce; y el primer de ellos ubicó a la imputada en el lugar y momento en el que ocurrieron los hechos.

Crimen brutal

Con 16 años, Matías Berardi era el mayor de cuatro hermanos y cursaba el quinto año cuando la madrugada del 28 de septiembre de 2010 regresaba de una fiesta de egresados en la Capital Federal y fue secuestrado por una banda integrada por un clan familiar que lo mantuvo en cautiverio en una casa del partido de Tigre, desde donde se realizaron los primeros llamados extorsivos a sus padres para exigirles un rescate de 30.000 pesos.

Pero tras pasar 14 horas cautivo, el adolescente logró escapar, salió a la calle y pidió ayuda entre los vecinos, pero no logró que nadie lo refugiara y la banda lo recapturó y decidió asesinarlo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...