¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
29 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Eran manteros y ahora venden en el "Paseo del Subsuelo" del mercado San Miguel

La gran mayoría ya se instaló o se está instalando con toda la ilusión. Hay puestos de ropa, calzados, ropa interior, juguetes y artículos varios.
Miércoles, 09 de febrero de 2022 00:00

Cien familias, entre manteros y vendedores ambulantes, a partir de ahora tienen su lugar para trabajar en el subsuelo del mercado San Miguel. La gran mayoría ya se instaló o se está instalando con toda la ilusión. Hay puestos de ropa, calzados, ropa interior, juguetes y artículos varios que ya se pueden comprar.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cien familias, entre manteros y vendedores ambulantes, a partir de ahora tienen su lugar para trabajar en el subsuelo del mercado San Miguel. La gran mayoría ya se instaló o se está instalando con toda la ilusión. Hay puestos de ropa, calzados, ropa interior, juguetes y artículos varios que ya se pueden comprar.

Ayer, por la tarde, el "Paseo del Subsuelo" quedó oficialmente habilitado. "Una obra récord que empezó hace 20 días y hoy la estamos entregando", destacó el administrador del Mercado San Miguel y director de la Fundación homónima, Pepe Muratore.

"Pepe" un poco emocionado dijo estar "feliz" porque "le estamos dando solución a gente que andaba de calle en calle y a partir de este momento ya son trabajadores legales, nadie va a poder decir que son ilegales o informales. Hoy tienen su pequeña empresa para laburar".

El espacio donde fueron reubicados los ambulantes tiene 2,30 por 1,80 metros y deberán pagar 10 mil pesos mensuales. Para Mario Espejo, que está cerca de la escalera, es "importante" estar en el Paseo del Subsuelo. "Después de pasar mucho tiempo en la calle, algo muy sacrificado, con el calor, el frío y la lluvia, todo, hoy es importante estar acá", expresó.

El hombre estuvo dos años y medio como mantero y valora estar ahora "bajo techo", la "comodidad por el sacrificio", dice. Sus expectativas son grandes: "Tengo fe de que nos va a ir bien", añadió seguro.

En la misma línea, Mariela Rivera, otra puestera, dijo que estar allí "significa un logro muy lindo, uno se siente realizado porque realmente la luchó". La mujer vende zapatos, zapatillas y ojotas, todos productos nacionales.

Después de que debió salir de las peatonales, comenzó a vender por internet y lo va a seguir haciendo porque entendió que ese es el camino para ampliar su negocio. Ella, al igual que sus compañeros, tiene confianza de que el Paseo "va a funcionar". En este sentido, comentó: "Este es el sustento de mi familia, este es mi único trabajo por eso quiero que funcione, yo no tengo ninguna clase de ayuda social".

La secretaria de Gobierno, Frida Fonseca Lardies, manifestó su emoción por la reubicación. Agradeció el trabajo de la Fundación San Miguel y de su presidente Pepe Muratore, que "le abrió las puertas a aquellos vendedores que se ganaban la vida en la calle" y valoró la "oportunidad valiosa".

El titular del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara), Jorge Pampero, señaló que "es un momento singular, lo tomamos con ímpetu porque son alternativas que se les están dando al trabajador informal". No obstante, aclaró que no fue fácil porque hay gente que no pudo acceder al subsuelo por una cuestión económica.

Claudia Liendro, representante de 50 manteros, agradeció de corazón la oportunidad.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD