“Súper caliente”: Boca sonríe en la previa y River la sufre con bajas clave

La cuenta regresiva marca solo cuatro días para el esperado primer superclásico del año, el que disputarán el domingo en el Monumental, desde las 19, River y Boca por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional.

La adrenalina crece en los hinchas, pero también dentro de los mismos planteles, con todo lo que genera la evolución de pesos específicos en el seno del xeneize y del millonario, cuyas presencias -o no- en el partido más trascendental del fútbol argentino mantienen en vilo a los futboleros.

Uno de ellos es Darío Benedetto, a quien todos “sacaron” del superclásico hace una semana, pero que en las últimas horas volvió a ponerse en carrera para el partido más esperado del torneo de Primera.

El Pipa, junto al paraguayo Óscar Romero, intensificó ayer su trabajo de recuperación y sumó una nueva “vida”, ya que tiene probabilidades de llegar en condiciones contra River, a diferencia del Mellizo, que está prácticamente descartado.

Benedetto, con una lesión muscular en su pierna derecha que nunca se informó con parte médico oficial, se perdió los partidos ante Huracán y Estudiantes y, según sus allegados, quiere jugar sí o sí el superclásico, o al menos ir al banco.

Ayer el exdelantero del Elche español hizo trabajos más intensos y puede ser que hoy el DT de Boca, Sebastián Battaglia, lo empiece a probar con pelota para ver en qué condiciones se encuentra.

En cuanto a Diego “Pulpo” González, también lesionado y quien podría ser el acompañante ideal para Guillermo “Pol” Fernández en el mediocampo, continúa en recuperación de un desgarro en el isquiotibial derecho que sufrió el 28 de febrero pasado, y está descartado para el domingo.

 

Dos no llegan en River

Héctor David Martínez y Matías Suárez se entrenaron de manera diferenciada ayer en el River Camp y sus chances de jugar contra Boca están cada vez más lejos. Martínez sufrió una distensión en el ligamento interno de la rodilla izquierda en el triunfo 2-0 ante Newell’s por la tercera fecha. Leandro González Pirez, uno de los refuerzos, reemplazó a Martínez con buenas actuaciones y su lugar en el Superclásico, en dupla con el chileno Paulo Díaz, ya parece garantizado.

Por su parte, Suárez se sometió en octubre del año pasado a una operación en la rodilla derecha por un problema meniscal crónico, y regresó luego de 6 meses sumando minutos ante San Lorenzo, y otros más en Salta ante Laferrere por Copa Argentina, pero días después sintió molestias en la rodilla que lo dejaron afuera del partido ante Gimnasia de La Plata.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...