Sueñan con un polideportivo para los niños: trabajan en equipo y a pulmón

Una loca idea, de esas que incluyen y suman familias día a día por un propósito en común. Las personas necesitan esa razón para vivir: un sueño compartido. Esa premisa es la del Club Social Parque Evita de Rosario de Lerma que nació allá por el 2018 con una escuelita deportiva de 18 niños.

Hoy son alrededor de 200 integrantes y siguen sumando vecinos a sus filas.

Integran este club niños desde los 4 años y adultos que llegan a los 50 años. Todos practican básquetbol. Es la pasión de este club de amigos, como ellos denominan a su institución que ya tiene personería jurídica. Son tan talentosos como ambiciosos en sus proyectos. Tienen uno de los mejores tableros electrónicos de la provincia que fue adquirido en agosto del año pasado en $150 mil. El total del dinero se consiguió vendiendo empanadas, tortas y lotas familiares.

Hace dos años son integrantes de la Asociación Salteña de Básquetbol en las divisiones masculina y femenina. Incluyen en sus filas del deporte que ellos aman a chicos discapacitados. Todos tienen lugar en el Parque Evita.

"Cualquiera puede integrar nuestro club deportivo. Solo pedimos respeto, responsabilidad y solidaridad por el prójimo. La tenemos muy clara que el deporte es inclusivo y salva vidas", contó Sergio Fernández, presidente de esta institución rosarina a la que llegan chicos de Campo Quijano y de Cerrillos a jugar.

Como premisa, el club pregona "crecer sin dejar de soñar". La pequeña institución funciona en el predio del conocido Parque Evita, en el corazón de la ciudad. Utilizan la cancha de básquet del predio. Con los años y con las competencias quieren seguir trabajando, vendiendo empanadas, tortas y lotas para tener su predio propio.

"No es una utopía. Cerca del predio del Parque Evita existen terrenos del ferrocarril sin ser utilizados. Estamos armando un proyecto que cuesta varios miles de pesos para construir un complejo en estos terrenos. Tenemos el dinero para comenzar los trabajos del proyecto. Si conseguimos los terrenos, vamos a vender y hacer todo lo posible para levantar nuestro club social", dijo Fernández.

Un plan ambicioso

La cancha de básquet también estará acompañada de una pileta y canchas de fútbol para los pequeños. Hasta la playa de estacionamiento. El objetivo es contener a muchos chicos de Rosario de Lerma.

"El básquet nos ha enseñado a soñar con proyectos que se han hecho realidad en estos años con nuestro club. Se puede hacer posible trabajando con transparencia y siendo responsables con nuestros chicos".

Hace días presentaron su mascota, el conejo "Bernardo", en un bullicioso acto que contó con la presencia de autoridades de Rosario de Lerma y de la Asociación Salteña de Básquet. Se entregaron nuevas indumentarias a los divisiones de los pequeños y los grandes que participan en los campeonatos. Todo lo hacen a pulmón. Son un ejemplo de tesón y organización en la región.

Así como Bernardo Ramón Fernández, uno de los vecinos iniciadores de este club, fallecido semanas atrás, hoy sus hijos Sergio y "Triby" junto a un montón de vecinos sueñan con seguir haciendo grande al Club Parque Evita.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...