La curadora oficial ratificó las deficiencias del Ragone y la grave situación que afrontan los pacientes

Las deplorables condiciones en las que se encuentra el hospital psiquiátrico Miguel Ragone fueron corroboradas desde diciembre pasado por la curadora oficial María José Miranda.

La observación de la abogada coincide plenamente con la denuncia que realizaron los trabajadores del nosocomio y que fue dada a conocer por El Tribuno.

La profesional contó que el 30 de diciembre de 2021 se constituyó en dicho hospital a los efectos de hacer una visita institucional y constatar, en su obligación de curadora oficial, la situación en la que se encontraba. “Mi función es inspeccionar los lugares de personas con padecimiento mental, ya sean hogares u hospitales”, dijo a este medio.

“Efectivamente todo lo que sacó la prensa es lo que yo constaté”, agregó con respecto al Ragone.

“Como necesitaba respaldar semejante denuncia de tal gravedad, frente al Poder Ejecutivo, les hice firmar a los trabajadores del hospital el acta, como bien dicen ustedes en El Tribuno. A enfermeros, doctores, asistentes sociales, psicólogos y médicos. Para que nadie pudiera decir que yo estaba falseando la verdad”, manifestó Miranda.

La curadora reveló que el mismo día de su visita intimó al Ministerio de Salud de Salta, haciendo conocer la situación, para que de forma inmediata se le de una solución. “No recibí ninguna respuesta, entonces hice una nueva intimación para que den respuesta bajo apercibimiento de acción de amparo. Frente a esa segunda intimación, que fue en el mes de febrero cuando regresamos de la feria judicial, el Ministerio de Salud me contestó que había un expediente para refaccionar el Hospital Ragone, en el Ministerio de Economía. En Economía, en un primer momento me dijeron que no había ningún expediente de esa cuestión, entonces volví a mandar otra intimación (el 19 de mayo) y ahí me contestaron que hay un expediente en contrataciones de Infraestructura para iniciar la obra”. 

Miranda aclaró luego que la razón por la cual no realizó un recurso de amparo es porque no hubo omisión por parte del Estado al contestar que se había abierto una vía de solución con el expediente que aguarda ver la luz en la oficina de contrataciones.

“Celebro que la prensa haya tomado conocimiento, porque de esta manera se va a agilizar todo el trámite”, expresó la abogada, que por otro lado hizo mención a otras dos actuaciones que lleva adelante con la presentación de amparos contra la Provincia, por los hogares Divino Niño y San Rafael, con problemas de iguales dimensiones que los del Ragone. 

Con respecto a la opinión del ministro Juan José Esteban, de cerrar el hospital psiquiátrico, la curadora oficial opinó: “Es imposible”. 

Con gran preocupación, Miranda detalló la gran cantidad de pacientes gerontes que tiene el hospital, personas que llevan cuarenta años en el hospital por cuestiones sociales, que no tienen familias y están en situación total de abandono. “Vivieron siempre en el hospital”, añadió. 

Además, la abogada aseguró “hay pacientes en condiciones de descompensación aguda, sumado a la gran cantidad de pacientes con gravísimos problemas de adicciones”. 

“Si se cierra el hospital Ragone, a dónde llevaríamos a toda esta gente. Si ningún hospital general tiene hoy una sala psiquiátrica. Tampoco están dispuestos los hospitales generales a recibir pacientes psiquiátricos”, concluyó la profesional.

El hospital Ragone cuenta con unos 30 pacientes gerontes, con 84 internados en la sala de varones y aproximadamente 60 mujeres en el espacio destinado para ellas.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...