Se accidentó y descubrió que la empresa no tiene ART

Un joven obrero de la construcción demandó a la empresa que lo contrató tras sufrir un grave accidente laboral, cuando un trozo de mampostería húmeda le cayó en el rostro, provocándole quemadura de córnea en uno de sus ojos.

Damián Benito Farías, quien habita un humilde paraje de San José de Horquera, departamento Metán, dijo que tras el accidente lo despacharon a su casa, y sin dinero para viajar no pudo hacerse atender con un oftalmólogo, porque debió esperar turno.

Aseguró que en vano fue a una consulta privada, ya que allí se enteró que la empresa constructora que lo contrató no contrató una ART, tal como le dijeron al momento de trasladarlo hasta la finca Lagunitas.

La empresa constructora es en realidad un estudio de arquitectura que luego del siniestro, supuestamente, se desatendió del herido.

Por su parte, Farías dijo ayer que con mucho esfuerzo llegó hasta Salta capital para la consulta de su lesión y para desgracia suya le diagnosticaron quemaduras en la córnea del ojo derecho.

"Estoy con un pronóstico bastante negativo y con muchas posibilidades de quedar discapacitado visual y no pude conseguir que me den una respuesta adecuada", contó.

Luego agregó, cuando al fin pude hacerme atender a costa mía, le llevé el diagnóstico médico y el encargado de la obra me despachó diciéndome "tanto va sé" (sic).

"Desde mediados de junio estoy sin cobrar un peso, mendigando para llegar a Salta para que me atiendan en un hospital público. Me estafaron, a mí y seguramente a todos los trabajadores. Por eso busco los medios para hacer conocer esta tragedia de no contar con ese seguro que dijeron teníamos los contratados por esta empresa", finalizó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...