Terrible KO de Mayweather ante Mikuru Asakura

El propio Floyd Mayweather lo había dicho: “Espero un adversario fácil y dinero fácil”. A los 45 años, una de las grandes estrellas del boxeo de todos los tiempos, invicto en su carrera profesional con 50 victorias (27 KO), volvía a los rings para un combate poco convencional, pero con antecedentes en los últimos tiempos: que se crucen pugilistas natos contra figuras de artes marciales mixtas (MMA). En este caso, en Tokio, la exhibición era con el japonés Mikuru Asakura, un top en las MMA.

Todo duró apenas dos asaltos. Mayweather conectó una derecha que mandó a la lona a su rival en el segundo round. El árbitro Kenny Bayless, pese a la rapidez con la que reaccionó el púgil asiático (que lleva diez temporadas compitiendo en diferentes asociaciones de artes mixtas), resolvió parar el combate ante las consecuencias que podían tener los golpes de Mayweather. O al menos eso estimó.

En las plateas, Mayweather tuvo un “aficionado” de lujo: nada menos que “The Pacman”, el filipino Manny Pacquiao, otrora rival del boxeador estadounidense en una pelea que se realizó en Las Vegas en mayo de 2015. Aunque no dijo nada sobre una eventual revancha con “Money”. Aquella vez se impuso Mayweather por puntos, en fallo unánime, y logró los títulos welter de la AMB, CMB y OMB. Luego de su victoria, Mayweather miró a Pacquiao y manifestó al púbico: “Otra leyenda se encuentra aquí. Un peleador increíble”, lo describió al filipino.

Respecto de este combate exhibición, Mayweather ya había derrotado en un match similar, también en Japón, en 2018, al joven kickboxer local Tenshin Nasukawa (20 años en aquel momento), después de solamente unos pocos golpes y dos minutos de pelea. Lo que provocó que el enfrentamiento fuera considerado una farsa.

 

 

 

En esta ocasión, el estadounidense de 45 años le había prometido al público del Saitama Super Arena, al norte de Tokio, que disfrutaría de su dinero, en lo que sería para él una nueva actuación lucrativa. “Pienso que la última vez que vine aquí fue tan rápido que nadie tuvo el tiempo para disfrutar”, declaró Mayweather después de una sesión de entrenamiento retrasada una hora porque había “dormido mucho”

“Lo haré rápido, pero no hay muchos combates en el programa, así que me aseguraré de llegar hasta tres asaltos, a menos que quieran que lo haga más rápido”, continuó, con su característica verborragia, “Money” Mayweather. En rigor, no fueron tres rounds sino dos los que necesitó para imponerse.

En 2017 Mayweather se subió a un ring con las reglas de boxeo británico contra la estrella de MMA Conor McGregor, al que derrotó por KO técnico en el décimo asalto. Las dos estrellas estarían cerca de un acuerdo para una revancha en 2023, o al menos eso dicen los promotores. La intención parece chocar con los intereses personales de McGregor. “No estoy interesado”, fue el último comentario del irlandés en sus redes sociales.

.

Mayweather concretó en Saitama su cuarta performance de exhibición desde que colgó los guantes en 2017. Anteriormente se había enfrentado con el también japonés Tenshin Nasukawa, luchador de kickboxing; ante el youtuber estadounidense Logan Paul y frente al boxeador retirado Don Moore, su antiguo sparring, en mayo pasado en Dubai. También, como reconocimiento a su notable trayectoria, entró en el “Salón de la Fama” del boxeo internacional en junio.

¿Qué dijo sobre volver al boxeo profesional, algo que muchos añoran? “Money”, con sus 45 años, no quiere correr riesgos. Entiende que su cuerpo ya no está para soportar castigo. “El boxeo para mi es como respirar. Pero yo me retiré por una razón y es que esto es para los más jóvenes”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...