¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Indignación por la inacción de la policía y la gendarmería en los cortes de ruta

Tampoco Gendarmería toma medidas para despejarlos.
Viernes, 27 de enero de 2023 02:26

La ruta nacional 34 estuvo cortada los días martes y miércoles en diversos tramos, desde Urundel hacia el norte, por el reclamo contra el tarifazo de Edesa y la mala y escasa calidad del agua en los departamentos del norte como Orán, San Martín y  Rivadavia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La ruta nacional 34 estuvo cortada los días martes y miércoles en diversos tramos, desde Urundel hacia el norte, por el reclamo contra el tarifazo de Edesa y la mala y escasa calidad del agua en los departamentos del norte como Orán, San Martín y  Rivadavia.

Para cientos de automovilistas que querían circular  por la ruta nacional Tartagal desde la ciudad de Salta hacia el norte fue una odisea,  como le sucedió al corresponsal de El Tribuno en Tartagal quien como cualquier "hijo de vecino" debió esperar media hora, una hora en cada piquete o buscar algunos atajos para poder sortearlos y salir al otro lado de los cortes, lo mismo que hacen cientos de automovilistas que se trasladan en autos de pequeño o mediano porte. De hecho que los camiones o los omnibus no pueden buscar esos atajos y deben esperar por horas hasta que las barricadas se levantan para poder circular.

 Pero en el único lugar de la ruta nacional 34 donde el cobro de peajes está a la orden del día es en General Mosconi y en Tartagal donde decenas de inescrupulosos, en su mayoría de pueblos originarios, les cobran a los automovilistas para permitirles pasar cualquier suma de dinero. "Llegué a Mosconi con mi nuera y mis tres nietos pequeños, la menor una bebé de un año y no podíamos seguir esperando debajo del sol porque era insoportable. Un aborígen nos indicó el desvío que está antes del cementerio de General Mosconi a la mano izquierda viniendo desde el sur. Ingresé y un aborígen que estaba parado a metros del ingreso a ese camino de tierra nos pidió plata. Pretendía que le diéramos mil pesos para dejarnos pasar y le di $500. Me dijo que siga tranquilo porque no habia nadie pero a 300 metros habian dos originarios totalmente borrachos; a esos les dimos $ 300. Un poco más adelante habian dos mujeres y me exigían más así que le dí $ 400 pesos. Casi cuando salía del camino me encontré con dos nenes originarios que no tendrían ninguno de los dos más de 10 años. Los dos estaban con onda así que me exigieron $300 pesos. Detrás mío venían como 10 vehículos y a todos les cobraban. Estaban todos borrachos y era pasado el mediodía" relató.

El corte se realiza prácticamente al frente de la base operativa General Mosconi de la Gendarmería Nacional doinde prestan sertvicios más de 200 efectivos "pero ni uno solo se encontraba en la ruta al momento del corte que lidera José Pepino Fernández" explicó el correspondal norteño de este medio.

"Vayan solos y hagánse responsables ustedes"...

Diario El Tribuno llega todos los días al norte de la provincia por lo que el transportista  que lleva los ejemplares debe hacer mil peripecias para atravesar los cortes pero lo máximo fue ayer -los cortes siguen en Mosconi, Tartagal y Aguaray-. Ariel Cruz, contratado para ese trabajo refirió que " cansados de pagar peaje, de pelear todos los días con los  aborígenes que nos sacan plata, a la altura del paraje Tranquitas -norte de Tartagal, casi en el límite con Aguaray- un policía indicaba por donde era el desvío que había que tomar para poder sortear el corte de ruta. Me acerqué y le dije que por favor nos acompañe porque hay gente borracha, hombres y mujeres,  y trabajamos todos los días en la ruta, no podemos pagar 2 mil pesos por día para ir y volver. Me dijo que él me indicaba pero que no podía hacer nada. Con otros automovilistas nos bajamos para hablar con un jefe policial, un hombre mayor para pedirle que solo nos acompañe con alguna motocicleta y la respuesta fue indignante. "Si quieren cruzar vayan ustedes solos, nosotros no somos responsables, háganse responsables ustedes" nos respondió.

La situación de total indefensión que en exprofeso las fuerzas de seguridad, el sistema judicial tanto provincial como federal pone a miles de norteños es indignante porque a la vista de todos los delincuentes cobran lo que se les ocurre para permitir el paso. Los líderes de las protestas se escudan en que son otros los que aprovechan el corte para sacar plata y en definitiva, todos  se lavan las manos. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD