¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
23 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El 80% de los diagnósticos de cáncer de mama se dan en mujeres mayores de 50 años

Se diagnostican más de 22.000 casos al año en la Argentina. Especialistas señalan la importancia del control a partir de esa edad, pues las evidencias muestran que tiene un impacto positivo sobre la tasa de mortalidad. 
Viernes, 13 de octubre de 2023 19:12

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado en todo el mundo a octubre como el mes para la sensibilización sobre esta enfermedad, con el objetivo de aumentar la atención y apoyo a la detección precoz y el tratamiento de esta enfermedad. All.Can, iniciativa global cuyo objetivo es mejorar la eficiencia en el cuidado del cáncer centrado en las personas, y Novartis Argentina se suman al Mes del Cáncer de Mama. 
Según las estimaciones más recientes realizadas por el Observatorio Global del Cáncer (Globocan) de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), en la Argentina ocurrieron 22.024 casos nuevos de cáncer de mama en el año 2020, lo que representó el 16,8% de todos los casos de cáncer diagnosticados en el país. 
A nivel global, en 2020 se diagnosticaron 2.206.771 casos de cáncer de mama en todo el mundo, también según estadísticas de Globocan.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado en todo el mundo a octubre como el mes para la sensibilización sobre esta enfermedad, con el objetivo de aumentar la atención y apoyo a la detección precoz y el tratamiento de esta enfermedad. All.Can, iniciativa global cuyo objetivo es mejorar la eficiencia en el cuidado del cáncer centrado en las personas, y Novartis Argentina se suman al Mes del Cáncer de Mama. 
Según las estimaciones más recientes realizadas por el Observatorio Global del Cáncer (Globocan) de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), en la Argentina ocurrieron 22.024 casos nuevos de cáncer de mama en el año 2020, lo que representó el 16,8% de todos los casos de cáncer diagnosticados en el país. 
A nivel global, en 2020 se diagnosticaron 2.206.771 casos de cáncer de mama en todo el mundo, también según estadísticas de Globocan.

Un aspecto que requiere atención es la necesidad de lograr un diagnóstico más temprano que ofrezca a la mujer chances más altas de éxito terapéutico, coinciden los especialistas. “Pero debido a la baja cobertura de mamografía, por un lado, y a la alta probabilidad de falsos negativos (aproximadamente en un 20%3), por otro, no es habitual que las mujeres con cáncer de mama se presenten con síntomas en la consulta médica en la Argentina”, comentó la doctora María Viniegra (M.N.76.671), miembro del Comité Ejecutivo de All.Can Argentina, que advierte que mueren alrededor de 6800 mujeres cada año a causa de esta enfermedad.

El cáncer de mama, y el cáncer en general, presentan diferentes desafíos en la Argentina. “Si comparamos las estadísticas de cáncer de Argentina con las del resto del mundo, vemos que tenemos una incidencia media que se asemeja a la de los países desarrollados. Pero si hacemos foco en las estadísticas de mortalidad, vemos que es media alta, lo que no se asemeja a las estadísticas de los países desarrollados”, agrega por su parte la doctora Julia Ismael (M.N. 94.807), miembro del Comité Ejecutivo de All.Can Argentina.

Esta situación se debe a varios factores, advierte la especialista, “pero uno de ellos que es sin dudas significativo es el aumento de factores de riesgo que se verifica en las distintas Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo que se han realizado en la Argentina. Entre 2013 y 2018, especialmente, se observó un significativo aumento de la obesidad, el sobrepeso, el bajo consumo de frutas y verduras en forma diaria, el sedentarismo y el tabaquismo”.

Todos estos son factores de riesgo de cáncer asociados al estilo de vida, y que por lo tanto pueden ser modificados. En lo que respecta al cáncer de mama, específicamente, “además de la obesidad, el sobrepeso y el sedentarismo, otros factores que tienen que ver con el aumento del riesgo de cáncer de mama, y que son evitables, son el consumo de alcohol y el de estrógenos, como los indicados en la terapia de reemplazo hormonal que se emplea después de la menopausia”, agrega la doctora Viniegra.

La intervención más eficaz

De acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación, se recomienda que todas las mujeres de 50 a 69 años se realicen al menos una mamografía cada dos años junto a un examen físico de las mamas por parte de un profesional de la salud. Asimismo, la Sociedad Argentina de Mastología, recomienda realizar una mamografía anual a partir de los 40 años a todas aquellas mujeres con estudios clínicos normales y sin antecedentes de la enfermedad6. La doctora Eugenia Esquerro (MN 117045), Directora Médica de Novartis Argentina señala: “La principal medida para lograr el control del cáncer de mama en el mediano plazo debe centrarse en la detección temprana y en la implementación de tratamientos pertinentes y oportunos. La mamografía es el método de elección para la detección temprana.” 
En la Argentina, agrega la doctora Viniegra, “el 80% de los diagnósticos de cáncer de mama ocurren en mujeres mayores de 50 años. Entre los 50 y los 74 años, la intervención más eficaz para el diagnóstico del cáncer de mama en mujeres asintomáticas ha demostrado ser la mamografía”. “La mamografía en ese rango etario reduce el riesgo de muerte, por lo tanto, debería promoverse dentro del sistema de salud” agrega la especialista.

En cuanto a los síntomas del cáncer de mama, “el síntoma mamario más importante es el nódulo palpable. La presencia o no de dolor es irrelevante a los efectos de realizar el diagnóstico de cáncer de mama. Es por ello que toda mujer que llega a la consulta con nódulo mamario, independiente de que sea doloroso o no, debe ser referida al consultorio de patología mamaria. Otros síntomas relacionados con el cáncer de mama son cambios en la piel de la mama, cambios en el pezón tales como retracción o secreción, cambio de forma y agrandamiento de la mama o de los ganglios axilares”. 

En todas las mujeres que presentan estos síntomas se recomienda la realización de estudios de diagnóstico por imágenes indicados por profesionales médicos y, eventualmente, biopsia. “Las mujeres que se presentan con signos o síntomas de sospecha deben ser derivadas a un consultorio de ginecología o de patología mamaria dentro de los 15 días del momento de la consulta. De esta forma estamos garantizando que reciba el cuidado adecuado, lo que permite reducir el riesgo de mortalidad por cáncer de mama”, concluye la doctora Viniegra. Resulta fundamental el diagnóstico temprano ya que, detectado a tiempo, el cáncer de mama puede curarse en más del 90% de los casos. 

En este sentido, Ismael enfatiza que no solo es clave acceder a las pruebas diagnósticas, sino que además las estrategias de tamizaje estén organizadas: “Debe haber disponibilidad de recursos y personal capacitado para actuar de manera coordinada y oportuna cuando el resultado positivo de una prueba obliga a estudios o procedimientos complementarios. Tiene que haber alguien que compruebe que la gente que se le haga sea la que realmente se pueda beneficiar y que luego pueda leer resultados y hacer la derivación oportuna. Otra barrera para el tamizaje del cáncer de mama es el uso ineficiente de mamógrafos, el estado de los equipos y la distribución desigual de personal entrenado para leer e interpretar los resultados” concluye la especialista.

Temas de la nota

PUBLICIDAD