23°
26 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Abel Cruz: "Hacemos visible lo invisible, es un desafío trabajar la materia"

En diálogo con El Tribuno, el escultor y dibujante habla sobre su oficio y pasión, que lo ha llevado a recorrer el país. Obtuvo recientemente el 2° premio en el 17 Encuentro Nacional de Tallistas, en Colón, Entre Ríos.
Domingo, 26 de febrero de 2023 11:02

Abel Cruz es escultor y dibujante. Expone su obra en la Galería BAC Espacio de Arte, en avenida Uruguay 808. Recientemente obtuvo el 2° premio en el 17° Encuentro Nacional de Tallistas, realizado en el marco de la 38 Fiesta Nacional de la Artesanía, que tuvo lugar en Colón, Entre Ríos. El jurado -integrado por Héctor Zimmer, Marcelo Raúl Guiot, Mario Morasán, Gustavo Anglese y Francisco Aguirre- evaluó el trabajo de los tallistas entre el 6 y el 11 de febrero. "Trabajamos con motosierras y otras herramientas, fue una semana intensa, cada escultor tenía una temática que le tocó por sorteo", cuenta Abel en una charla con El Tribuno en la que nos vamos internando en el oficio de crear formas. "Me tocó la temática piedra, y realicé un homenaje a mi abuelo paterno, quien fue un picapedrero en una cantera de onix en Catamarca, un oficio duro. Fue bastante complejo representarlo y más aún tallar piedra en troncos", completa el artista que hace 11 años se dedica a la escultura y, junto a ella, al dibujo.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Abel Cruz es escultor y dibujante. Expone su obra en la Galería BAC Espacio de Arte, en avenida Uruguay 808. Recientemente obtuvo el 2° premio en el 17° Encuentro Nacional de Tallistas, realizado en el marco de la 38 Fiesta Nacional de la Artesanía, que tuvo lugar en Colón, Entre Ríos. El jurado -integrado por Héctor Zimmer, Marcelo Raúl Guiot, Mario Morasán, Gustavo Anglese y Francisco Aguirre- evaluó el trabajo de los tallistas entre el 6 y el 11 de febrero. "Trabajamos con motosierras y otras herramientas, fue una semana intensa, cada escultor tenía una temática que le tocó por sorteo", cuenta Abel en una charla con El Tribuno en la que nos vamos internando en el oficio de crear formas. "Me tocó la temática piedra, y realicé un homenaje a mi abuelo paterno, quien fue un picapedrero en una cantera de onix en Catamarca, un oficio duro. Fue bastante complejo representarlo y más aún tallar piedra en troncos", completa el artista que hace 11 años se dedica a la escultura y, junto a ella, al dibujo.

Participaste de un encuentro nacional de tallistas, ¿qué es un tallista?

Un tallista dentro de ese ámbito... era en el marco de la Fiesta de Artesanías, generalmente allá la gente está acostumbrada a denominar al escultor tallista, por tradicionalismo de la comunidad de la zona de Colón.

¿Con qué materiales trabajás?

Yo mayormente con madera y chatarra –metal-. Dentro de los encuentros, generalmente, trabajo más con madera, el año pasado tuve varios viajes a encuentros... en Tinogasta, en Catamarca capital, dentro del marco de la Fiesta del Poncho, hubo una fiesta de escultores también en Mina Clavero y también en Colón, Entre Ríos.

¿Cómo haces para viajar? ¿Llevas las piezas?

Hay una logística. Cada escultor viaja con las herramientas con las que trabaja y se desempeña. Por lo general, cada uno lleva una valija, una caja de herramientas con ruedas, portable, y viaja con lo necesario, un bolsito de ropa, porque uno anda todo el día con ropa de Grafa y cubierto de aserrín.

Trabajan en el lugar, no llevan las obras hechas...

Sí, trabajamos en el lugar. Allá directamente vemos el material; en otros casos vamos con un boceto previo, porque ya nos mandan las dimensiones de la madera y qué tipo. Y en otros casos no sabemos con lo que nos vamos a enfrentar y directamente nos encontramos en el lugar y vemos el material y, a partir de eso, elaboramos el boceto. Se trabaja una semana; se distribuyen las horas durante una semana, y son 48 horas de trabajo. Hay un lapso para descansar, pasear un poco y conocer el lugar donde viajamos y después se trabaja (risas). Estos encuentro habitualmente son así.

 El escultor participó recientemente en el 17° Encuentro Nacional de Tallistas, en Colón. Gent. A. C.

¿Dónde estudiaste?

En la Tomás Cabrera, estuve allí toda mi adolescencia. Pintura, Dibujo... todos los talleres tuve dentro del Bachillerato Artístico. Y dentro del nivel superior todavía no he terminado la carrera, tengo que finalizar materias. También hice seminarios y talleres con otros maestros de escultura. De manera autodidactica, investigando técnicas y recurriendo a libros específicos.

¿Cómo definirías tu obra? ¿Qué tipo de esculturas hacés?

Mayormente trabajo abstracción, semifiguración y en otros casos figurativo si el evento lo requiere. Mayormente, se pide más figurativo y en otros casos hacemos semifiguración, depende de cada escultor. Cada uno tiene su estilo. Mayormente son abstractos. Busco el tema y le doy vida a ese pedazo de madera que tuvo vida antes, le doy plasticidad a la materia como si estuviese estirando. Un desgarro de la madera, digamos, casi plástico. Un arte más conceptual y contemporáneo. Y después figurativo... en Catamarca, hice una serpiente bicéfala sintetizada, tallada en una sola pieza como si estuviera haciéndose un nudo sobre sí misma, y suspendida como si estuviera al aire libre y no estuviera sujeta, parece suspendida...

¿Qué significa trabajar con volumen, con cuerpos?

Es un desafío y bastante, porque es una labor de estudio de la materia y del espacio; cómo vamos a trabajar. En el caso de la madera, nosotros solamente devastamos. No se puede reintegrar; es decir, si hay un error no se puede recuperar ese pedazo que sacamos y siempre dejamos un margen con el cual nosotros podemos ir descubriendo el volumen o la figura. Y, en el caso del metal, se agrega, se puede cortar. Y la arcilla, bueno, es mucho más noble, se saca y se pone material. Pero en el caso de la madera o la piedra, ahí no tenés margen de error...

¿Estás exponiendo en Salta?

No, no estoy exponiendo en Salta porque ya hace algunos años me planteé viajar afuera. Cuando era más joven, sí expuse en Salta dibujos, esculturas... Pero sí participé en muestras colectivas con colegas de acá, de Salta. Me planteo viajar a otras provincias y en el ámbito internacional también.

Quien quiera conocer tu obra, ¿cómo tiene que hacer?

Trabajo con una galería de arte que se llama BAC Espacio de Arte, que está detrás del Alto Noa Shopping, Uruguay 808. Allí está casi toda mi obra, soy exclusivo de esa galería. Allí se puede ver mi obra.

 La obra de Abel Cruz se expone en BAC Espacio de Arte, Uruguay 808. Gent. A. C.

¿Hay tradición en Salta con el tallado de madera?

Poco. En Salta somos pocos escultores en madera, de los cuales cuatro siempre viajamos para afuera, a nivel nacional o internacional. Yo internacionalmente no viajé, pero los otros sí. Puedo nombrarlo a Luis McFarling, que fue mi profesor en Escultura, también está Fabián Nanni, que fue un mentor, sería como mi padrino en la escultura en los inicios y Enrique Valdez...

¿Para ser escultor es necesario ser dibujante?

Pienso que sí. El dibujo es una disciplina, es la madre de las otras disciplinas porque de ahí podemos plantear qué podemos hacer en pintura, qué podemos hacer en grabado, en cerámica, en escultura... Y en sí también el dibujo del dibujo: el boceto previo al dibujo. En el caso de la escultura, es llevar la bidimensión al espacio, trabajar la materia, los volúmenes, la escala, la transparencia, los pasajes, el porqué también identifica un traspaso de la evolución de un boceto a la obra final al espacio. También con el dibujo, al ser una disciplina, se proyecta cómo se va a llevar la ejecución la obra, porque se puede dibujar los procesos, los cortes, si se va a trabajar en madera, en hierro o en arcilla, en yeso o en cemento. Se plantea el paso a paso en el dibujo... Y después se adecua al ver la materia, el objeto. Sirve para objetivizar los procesos en la materia. Puede haber modificaciones... en sí, claro, el boceto es un planteamiento.

Es tu forma de trabajar, y ¿cómo seguís?

Tengo una bitácora que uso para hacer los dibujos de la obra o los bocetos previos. Es una línea de tiempo, diría, porque hago evolución del mismo boceto, qué es lo que me falta, qué puedo sacar... qué puedo obtener, qué me sirve, cómo puedo hacer los cortes en la madera. Y anoto allí todo lo que me haría falta. Puede tardar un tiempo la evolución de una obra o de una estética de la obra. Porque en sí, cada dos o tres años, yo cambio el estilo, ya sea del dibujo o de la escultura. No la manera de trabajar, sino la estética; cambio de vanguardia, digamos, evolucionando.

Tenés reconocimientos como dibujante.

Antes de ser escultor me formé como dibujante. Obtuve premios provinciales en Dibujo, en el Salón Provincial, en el Salón Lola Mora, y tuve menciones también... Y mi punto de inicio en la escultura fue participar en mi primera Bienal Internacional de Escultura en Resistencia, en Chaco. La Bienal del Chaco fue el punto de partida para que siguiera esta carrera en la escultura, comenzara a participar de encuentros, no solo en madera sino también en metal...

¿Qué es la escultura para vos?

Es mi trabajo, mi oficio, la disciplina en la que me desempeño de manera activa, no solo porque me dio el privilegio de viajar por el país, conocer... sino porque mi trabajo forma parte de un patrimonio no solo provincial sino a nivel nacional, en colecciones... Es conocer mucha gente, muchos escultores, conocer a los representativos de cada provincia. Y también es un desafío, una lección de vida para mí. Nosotros hacemos visible lo invisible, digamos. Es un desafío complejo trabajar la materia. Es la otra cara de mi trabajo, demuestra otro grado de complejidad al desarrollar, al pasar de la bidimensión a trabajar el espacio, estar con la materia, acariciando las formas, llevando las formas... Y no es romantizarla, porque es un oficio, uno sufre el cansancio, el desgaste físico, a la hora de trabajar en los encuentros de escultores. Allí trabajamos toda la semana para hacer la obra. Y la escultura también es un lazo de amistad que nos ha unido con escultores del país. Ya nos conocemos y sabemos cómo trabaja cada uno. Nos ayudamos entre nosotros en los encuentros y colaboramos... es una gran familia.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD