¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
24 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Campo Santo: Histórica fiesta patronal de la Virgen de la Candelaria

El culto a la advocación mariana tiene en este pueblo casi dos siglos y medio. Coronaron la imagen al inicio de la novena.
Sabado, 04 de febrero de 2023 02:34

Como cada 2 de febrero, Campo Santo le rindió honores a su santa patrona, Nuestra Señora de la Candelaria, una actividad religiosa que dio inicio el pasado martes 24 de enero, con la entronización de la imagen y la coronación, por primera vez en 240 años, tras haber llegado a estos Valles de Siancas, la Virgen y el niño que lleva en sus brazos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Como cada 2 de febrero, Campo Santo le rindió honores a su santa patrona, Nuestra Señora de la Candelaria, una actividad religiosa que dio inicio el pasado martes 24 de enero, con la entronización de la imagen y la coronación, por primera vez en 240 años, tras haber llegado a estos Valles de Siancas, la Virgen y el niño que lleva en sus brazos.

Febrero, históricamente fue un mes muy lluvioso, las lluvias, que fueron muy esperadas en diciembre y parte de enero, se hicieron presentes en la mayoría de las noches de la novena, perjudicando las actividades culturales, que acompañan tradicionalmente cada una de las nueve noches, las que tuvieron que suspenderse en su totalidad o luego de algunas horas de haberse iniciado.

El jueves 2, día de la fiesta patronal, se presentaba también con un pronóstico de lluvias para toda la jornada. Y la noche del miércoles 1 una torrencial lluvia cayó por espacio de dos horas, dejando tras su paso un clima muy inestable. El jueves amaneció con mucha nubosidad, con lloviznas aisladas y fresco, todo hacía presuponer que llovería durante la misa y procesión, programadas a partir de las 18.

El pronóstico fue acertado, el viento acompañó a una llovizna persistente, que llevó al director de Cultura de Campo Santo, Eduardo Medina, a tener que anunciar la suspensión del desfile cívico militar, programado en forma posterior a la procesión, al igual que un festival con importantes artistas que estaba previsto que se realizara como cierre de las actividades patronales.

Desde la parroquia, el padre Francisco Alberto anunció la realización de la misa, dejando a merced de las inclemencias del tiempo la suspensión o no de la procesión. Como la lluvia persistía, se preparó una camioneta con un habitáculo de vidrio, donde se tenía previsto ubicar la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria, para que, en caravana, pudiera realizar, aún bajo la lluvia, el recorrido programado para la procesión.

Pero la misa concluyó alrededor de las 19.30 y minutos antes que esto ocurriera la lluvia cesó, las nubes se corrieron, dejando ver un cielo limpio, para que los últimos rayos de sol de la tarde se derramaran sobre la parroquia, como un claro mensaje de que la procesión se podía realizar.

"Podemos expresar que esto fue un verdadero regalo de nuestra Santa Madre, que nos permitió salir en procesión como todos los años. Ya teníamos prevista una camioneta para trasladar la imagen, pero no hizo falta utilizarla; toda la comunidad camposanteña, que a pesar del mal clima se llegó a esta iglesia, al ver abrirse el cielo supo que era una señal de nuestra patrona diciéndoles: 'Vengan y caminen a mi lado'. Así lo hicimos, regresando a la parroquia con total normalidad, para devolverla a su altar hasta el año próximo", manifestó el padre Francisco, visiblemente complacido con el cambio climático experimentado el jueves al atardecer.

Todo este conjunto de coincidencias transformó esta fiesta patronal en una de las más emotivas. "Lamentablemente por mi delicado estado de salud no puedo acompañar la procesión, pero cuando salimos de la parroquia luego de la misa, ver la plaza iluminada por el sol, escuchar al padre Francisco decir que saldríamos a caminar, me dieron muchas ganas de hacerlo. Nuestra patrona nos bendijo con unas horas de buen clima, para que mi pueblo pueda caminar a su lado, como lo hizo por cientos de años", manifestó la intendenta Josefina Pastrana.

Tras los festejos religiosos la jefa comunal anticipó que las actividades culturales suspendidas por razones climáticas serán reprogramadas posiblemente para el fin de semana. "Teníamos una linda cartelera para el festival y también debimos suspender un concurso de canto, que había sumado a muchos inscriptos deseosos de participar. Así que vamos a cumplir con ellos, en una fecha que ya estaremos confirmando", finalizó la intendenta Pastrana, también muy contenta por la suerte de tregua que le dio el clima a la fiesta religiosa del pueblo.

 

 

PUBLICIDAD