¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
22 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

"Estaba ensangrentado y me dijo que le pegaron su esposa y su suegro"

En la segunda audiencia declaró el hombre que llevó al peluquero al hospital. Testificaron amigos de la víctima y vecinos del padre y su hija, los imputados.
Viernes, 31 de marzo de 2023 02:40

En la segunda jornada del juicio oral y público por el crimen del peluquero Víctor René Córdoba, ocurrido en abril del año pasado en Metán, declararon amigos de la víctima y vecinos de los Peralta, quienes comprometieron la situación de padre e hija que se encuentran en el banquillo de los acusados.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En la segunda jornada del juicio oral y público por el crimen del peluquero Víctor René Córdoba, ocurrido en abril del año pasado en Metán, declararon amigos de la víctima y vecinos de los Peralta, quienes comprometieron la situación de padre e hija que se encuentran en el banquillo de los acusados.

En la audiencia de ayer compareció un testigo clave en la causa: Willians Nelson Contreras, un amigo al que la víctima llamó por teléfono el día de los sucesos y le dijo que lo fuera a buscar en la zona de la costanera del río Conchas, ubicada al norte de la localidad, porque estaba mal.

En la causa están acusados y permanecen detenidos padre e hija. Se trata de la esposa de la víctima, Macarena Soledad Peralta, como autora del delito de homicidio calificado por el vínculo, y del suegro del peluquero, José Luis "Gallina" Peralta, como responsable de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía.

"Víctor me dijo que el suegro le había pegado con una botella en la cabeza y con un palo y que su mujer le cortó el cuello", dijo, contundente, Contreras ante el juez Ramón Haddad. El testigo relató que fue a buscar al peluquero en su moto por la costanera. "Recuerdo que eran las 14.39. Estaba en la segunda garita, tirado en el piso, apoyado contra la pared, lleno de sangre. Tenía un ojo cerrado y el otro casi igual. Estaba golpeado, muy mal. Le saqué vidrios de la espalda. Se estaba ahogando son sangre y saliva", detalló.

 

Más adelante, Willians aclaró ante una pregunta que "Víctor tenía más ganas de vivir que todos nosotros. Jamás me dijo que se iba a suicidar". Luego intentó comunicarse con la policía, pero como no le contestaban decidió llevarlo en su moto hasta el hospital Del Carmen.

Algo que sorprendió a todos fue cuando contó que un día estaba en la peluquería de Córdoba y entró el suegro de la víctima (Gallina Peralta), sacó la plata de la recaudación y se fue sin decir nada.

"Arrodillate hdp, pedí perdón"

Otra de las testigos de ayer fue una vecina de los Peralta, del barrio Parque, Corina del Milagro Bernis. "Todo esto ocurrió el lunes 18 de abril de 2022. Recuerdo que era la hora de almorzar y que yo estaba con mis hijos Aldo Bernis y Mario Carrasco. Eran las 13.15 y se escuchó que en los Peralta discutían muy fuerte", detalló.

Bernis dijo que se escuchó un golpe muy fuerte y la rotura de un vidrio. "Luego se sentía el llanto de un niño y decían que se lo llevaran a la pieza", sostuvo en referencia al pequeño hijo que la víctima tuvo con Macarena Peralta y que residía con ellos. "Macarena decía soltame, soltame mamá y Peralta (Jose Luis) dijo arrodíllate hdp y pedí perdón", aseguró y agregó que reconoció la voz del peluquero que dijo: "Mátenme si quieren".

El amigo de la familia Bernis, Carrasco, hizo una declaración similar a la de Corina del Milagro, contó que sintió a José Luis Peralta cuando le dijo a Macarena que fuera a la Policía a hacer una denuncia por violencia de género.

"Los Peralta lo maltrataban"

También declaró un amigo de Víctor Córdoba, se trata de Edgardo Ismael Mamaní Heredia, quien aseguró que los Peralta maltrataban a Córdoba, quien le había dicho que quería irse de la casa. "La relación con Macarena estaba casi terminada y él le tenía miedo a Peralta", aseguró Heredia.

El testigo dijo que "Gallina" Peralta "basureaba" a Córdoba y que lo tenían manipulado todo el tiempo. "No tenía decisión propia. Macarena lo trataba mal, no lo dejaba tranquilo. Ella era muy violenta y le levantaba la mano", destacó Heredia.

Los Peralta negaron el crimen

El lunes en la primera audiencia del juicio declaró Macarena Peralta, esposa de la víctima, quien lloró durante casi toda su declaración. Dijo que amaba a su marido y que todavía no puede creer que junto a su padre estén acusados de matarlo.

Relató que los inconvenientes comenzaron cuando su padre le entregó un celular que contenía mensajes que el peluquero se enviaba con otras mujeres. "En ese momento me saqué el anillo y dije que no quería saber nada más con él", dijo Macarena entre sollozos. Luego reconoció que le pegó dos cachetadas y que lo abrazó y le rasguñó la espalda.

"Después (refiriéndose a su esposo fallecido) se hizo para atrás, golpeó una ventana con la cabeza y rompió el vidrio", relató la mujer. Dijo que Córdoba se puso como loco, que agarró un cuchillo y que su padre se lo quitó.

Relató que "Gallina" Peralta no lo golpeó en ningún momento, que él lo agarraba para contenerlo y que Víctor le dijo: "Matame viejo si no me mato yo por lo que les hice". Macarena señaló que siempre tenían discusiones fuertes, su esposo, la víctima, amenazaba con quitarse la vida.

La acusada reconoció que le pegó a su marido con un portarretrato en la cabeza y aseguró que el fallecido iba golpeándose a propósito contra la pared. "Mi papá se desvaneció y Víctor se fue. Después llegó la Policía y una ambulancia", dijo Macarena, quien reiteró que "él (por Víctor Córdoba) decía que se quería matar".

José Luis "Gallina" Peralta sostuvo que quería a la víctima como si fuera su hijo. "Él me decía papá y a mi esposa mamá. Yo jamás le pegué a mi yerno, teníamos una buena relación", aseguró.

  Willians Nelson Contreras, amigo de la víctima.

"Yo empecé a forcejear con mi yerno, le decía que se calmara. Pero cabeceaba la pared, me dijo que se iba a matar por lo que había hecho", contó Peralta, en referencia a los mensajes con otras mujeres que quedaron registrados en el celular de la discordia.

Dijo que le pidió al peluquero que se arrodillara porque ya no lo podía contener. Relató que Córdoba había agarrado un vidrio con el que se lastimó cerca de una oreja. "Yo me sentía mal, me desvanecí y de ahí no supe más nada", apuntó el suegro de la víctima en la primera audiencia del juicio.

Nueva audiencia

El debate que preside de manera unipersonal el juez del Tribunal de Juicio, Ramón Haddad, pasó a un cuarto intermedio hasta el 4 de abril y se fijó una nueva fecha de audiencia para el 10 de abril. Se dispuso el cuarto intermedio para dar lugar a la declaración de médicos y profesionales del CIF que intervinieron durante la investigación.

En la causa interviene los fiscales Gonzalo Gómez Amado y Nicolás Rodríguez López, quienes en la acusación consideraron que el 18 de abril del año pasado, padre e hija, propinaron golpes a Córdoba que luego le provocaron la muerte al joven que tenía 27 años.

Los abogados querellantes de la familia de la víctima son Federico Delgado y sus hijos Federico y Tomás Delgado, mientras que a cargo de la defensa de los acusados se encuentra Lucas Martín Vaca.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD