¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
16 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Imprudencia y rutas complicadas: se multiplican los accidentes viales en la Puna

Hay preocupación por las velocidades de los camiones en las rutas de altura. Comunidades piden a las empresas de transporte que controlen sus unidades.
Domingo, 27 de agosto de 2023 01:52

La creciente actividad minera genera entusiasmo pero tiene sus complicaciones, especialmente en lo que hace al tránsito pesado en la Puna y en las principales vías de comunicación con la ciudad de Salta.

Las obras que se desarrollan en los yacimientos mineros intensificaron el traslado de materiales e insumos que, en muchos casos, ya generaron graves accidentes viales.

 

Desde la Policía tienen registrado, en lo que va del año, cinco siniestros graves en la rutas de altura, dos de ellos con víctimas fatales. Mientras que distintas fuentes empresariales de San Antonio de los Cobres llevan contabilizadas alrededor de 10 accidentes de distinta gravedad hasta esta altura de 2023.

 

En cuanto a los motivos de los siniestros, son muy variados, pero no es menor la "falta de prevención" y la "inobservancia de las normas de seguridad", según señalaron diversos usuarios de los caminos puneños consultados por El Tribuno.

"Muchas veces los apuros, las ganas de abarcar más cantidad de servicios por la gran demanda lleva a que no se tomen en cuenta temas fundamentales, como la cantidad de kilos transportados, alturas permitidas, velocidades, entre otros", contó un camionero, quien pidió reserva de nombre. Sin ir más lejos, días atrás en barrio Juan Calchaqui, de la capital, a pocos metros de la ruta 26 un camión cargado de rollos de membrana que se dirigía a la Puna arrastró los cables del tendido eléctrico. Hubo un enorme operativo policial para evitar que alguien pudiera electrocutarse.

 

"Creen que van en F1"

Mario Alancay, cacique de la comunidad kolla de Tolar Grande, contó: "Estamos muy preocupados. Hace unos años era inimaginable el tránsito de vehículos pesados que existe hoy en la Puna. El tema son las altas velocidades. Algunos camioneros creen que van en un Fórmula 1". Sobre este punto señaló que ya puso en conocimiento de la situación a las empresas que operan en la zona.

 

"Les avisé para que bajen línea a su personal y pongan controles. Muchas veces quieren hacer más de lo que pueden, de su capacidad. Llevan materiales, descargan en las mineras y bajan a las 'chapas'. El otro día vine de la ciudad a Tolar y me pasaron a mil, rebotando con los camiones en las banquinas y levantando un polvaderal. Falta de responsabilidad", señaló Alancay.

 

El referente aborigen de la zona puso de relieve que hoy las empresas pueden acceder a tecnología para controlar las velocidades.

 

"Hay algunas que las aplican, tienen GPS y vehículos custodios por seguridad. Esa es la forma de controlar la situación. No hay que meter a todas en la misma bolsa. Desde mi lugar también reclamo a Vialidad y al consorcio a cargo del mantenimiento de la ruta 27, por la polvareda que se levanta. Es un riesgo andar en vehículos chicos. Va un convoy de 4, 5 o 6 camiones a gran velocidad y quedás a ciegas", relató el lugareño.

 

Las rutas más peligrosas en Los Andes son la nacional 51 y las provinciales 27 y 129 (que lleva hacia Pastos Grandes). Entre esos caminos, uno de los puntos complicados está a la altura de Chorrillos, donde la traza se convierte en un verdadero pedregal y existen curvas y contracurvas.

 

Esta situación también afecta sobremanera al turismo, afirmó Alancay. "Quién va a querer venir a visitar Tolar Grande u otras localidades de Los Andes, si cuando se bajan a sacar una foto pasan los camiones a gran velocidad y los cubren con una nube de tierra, además de lo peligrosas que se han convertido las rutas", sostuvo.

 

Campo Quijano

El flujo vehicular de camiones de gran porte por la creciente actividad en la Puna también afectó a Campo Quijano. Se estima que próximamente unos 700 de estos vehículos transitarán a diario por la ruta 51. Actualmente, los embotellamientos y las demoras en el área urbana afectaron profundamente la cotidianidad de la población local. Esta realidad alcanza también a la ruta 36. El panorama ya hace levantar algunas voces que piden que se acelere la anunciada construcción de una ruta alternativa para desviar el tránsito pesado fuera del ejido urbano. Hasta el momento no se dio a conocer una fecha para el inicio de las obras.

"Se dieron varios casos en que vehículos de gran tamaño causaron daños accidentales en cables de electricidad, internet y telefonía", contó Edmundo Farfán, director del área de Tránsito de la Municipalidad de Campo Quijano.

"Un equipo de unos 20 inspectores trabaja a diario para monitorear el flujo de camiones y garantizar que no se produzcan incidentes", detalló el funcionario de Tránsito.

 

Avances y retrocesos en las obras sobre las rutas 27 y 51

Desde la Dirección de Vialidad de Salta informaron que esta semana finalizaron las obras de optimización de la ruta provincial 27, en Los Andes. Los trabajos se ejecutaron con personal y maquinaria del organismo provincial y con provisión de materiales e insumos a cargo de Recursos Energéticos y Mineros de Salta (Remsa).

 

Las tareas abarcaron 38,6 kilómetros, entre el empalme con la ruta nacional 51 y Salar de Pocitos, con una inversión de $212,2 millones. Los trabajos comprendieron labores de obra básica y obras de arte.

 

Desde el Gobierno provincial destacaron que recientemente se firmó un nuevo convenio entre Vialidad y Remsa para extender las obras en la misma ruta, en el tramo Pocitos – Los Colorados.

El estado de la ruta 27 llegó al punto de que ya ni siquiera los trabajos de mantenimiento ocasionales que se realizaban daban abasto para revertir su situación calamitosa, por lo que se decidió reconstruirla desde cero. En una segunda etapa se prevé su pavimentación.

 

Ruta 51

El jueves pasado, el director del Distrito Salta de Vialidad Nacional, Francisco Agolio, brindó un informe en el Senado local sobre los avances de obras se llevan adelante en las rutas nacionales que atraviesan la provincia.

 

Sobre la ruta nacional 51 dijo que de los 5 tramos previstos pavimentar en esa vía, entre San Antonio de los Cobres y el límite con Chile, solo el tramo 3, comprendido entre Alto Chorrillo-Campo Amarillo, tiene un avance de obra del 37%.

 

Señaló que el tramo 1 está paralizado "por un problema financiero de la empresa y donde se gestiona la cesión de obra", según señaló. En tanto, el tramo 2, licitado en 2011, tuvo modificaciones de obra que esperan aprobación y los tramos 4 y 5 esperan la contratación de una consultora para elaborar recién el proyecto ejecutivo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD