¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

26°
21 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Salta tiene un gran potencial que requiere de decisión política

Planes a largo plazo para lograr  un desarrollo sostenible.
Lunes, 04 de septiembre de 2023 02:14

El término "Potencial", fundamentalmente, se relaciona con la idea de capacidad, energía almacenada o posibilidad de desarrollo.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El término "Potencial", fundamentalmente, se relaciona con la idea de capacidad, energía almacenada o posibilidad de desarrollo.

Cabe entonces preguntarnos cuál es el potencial de Salta en términos de las posibilidades de desarrollo en diversos ámbitos, donde uno de ellos es el económico.

Determinar el potencial es importante porque nos indica si se tienen o no posibilidades de desarrollo y, si es así, cuál es el máximo posible de alcanzar. Entonces es importante medir el potencial para poder planificar, conseguir, gestionar y asignar los recursos de manera adecuada, ya que éste describe la capacidad o la posibilidad de que algo suceda en el futuro.

Por ejemplo, cuando se habla del "potencial de crecimiento" de la provincia, se está haciendo referencia a su capacidad para aumentar su PBI (producto bruto interno), del mismo modo, ante situaciones adversas podría tener un potencial negativo en referencia a posibilidades de decrecimiento futuro.

Si bien el potencial es una evaluación cualitativa o proyección, y no constituye un activo o un pasivo contable en sí mismo, es útil establecer una similitud conceptual entre el término "potencial" y las categorías de activos y pasivos, haciendo la salvedad de que estas categorías son conceptos distintos y se utilizan en diferentes contextos.

Es imprescindible la continuidad, gobierno tras gobierno, para sostener la formación del capital humano y el trabajo para aprovechar las oportunidades que tiene la provincia.

Como el término "potencial" a menudo implica la capacidad de algo para generar beneficios o resultados positivos en el futuro, podría hacerse un paralelismo de cómo los activos en contabilidad representan recursos que pueden generar beneficios económicos futuros.

En este sentido, el potencial es similar con un activo que puede generar ingresos adicionales en el futuro.

En otros casos, el "potencial" también puede estar relacionado con riesgos o desafíos futuros, lo cual guarda cierta similitud con los pasivos.

Por ejemplo, el "potencial de riesgo" se refiere a la posibilidad de enfrentar problemas o pérdidas en el futuro, lo cual es similar a las obligaciones futuras representadas por los pasivos.

Salta presenta un potencial positivo en diversas áreas debido a su posición geográfica estratégica, recursos naturales y condiciones climáticas favorables, entre otros. 

A pesar de estas similitudes conceptuales, es fundamental comprender que "potencial" es un término más amplio y subjetivo que se utiliza para describir posibilidades y capacidades en un sentido general, mientras que los activos y pasivos son categorías específicas en el contexto de la contabilidad y las finanzas que se utilizan para representar elementos concretos en el balance de una entidad, pero sirve la comparación para comprender el término y sus alcances.

Las condiciones están

Hecha la aclaración, cabe preguntarnos si Salta tiene o no potencial y qué tipo de potencial tiene. Claramente nos interesa dimensionar la existencia y magnitud del potencial positivo, nos da claridad sobre qué alcances puede lograr la provincia de Salta en base a los recursos disponibles, y también qué podría pasar en términos negativos si no se aprovechan los recursos en un momento tan competitivo que atraviesa el mundo.

A modo de resumen podemos mencionar que la provincia de Salta presenta un potencial positivo en diversas áreas debido a su posición geográfica estratégica, recursos naturales y condiciones climáticas favorables, entre otros. Aquí se resume su potencial en base a varios aspectos:

Posición geográfica: Salta se encuentra en una ubicación geográfica estratégica, siendo una puerta de entrada al norte de Argentina y a los países vecinos de Bolivia y Chile. Esta posición facilita el comercio y el intercambio cultural, lo que podría impulsar el desarrollo económico y el turismo.

Minería: la provincia alberga importantes yacimientos mineros, como el de litio, cobre, oro y otros minerales. El potencial en la extracción de minerales, especialmente litio y cobre, es prometedor para la generación de ingresos y desarrollo industrial.

Producción agropecuaria: Salta cuenta con vastas extensiones de tierra aptas para la agricultura y la ganadería. La producción de cultivos como la soja, maíz, caña de azúcar y la cría de ganado contribuye significativamente a la economía local y nacional.

Diversidad climática: la provincia de Salta presenta una variada gama de climas y microclimas que favorecen la producción de una amplia variedad de productos agrícolas y turismo durante todo el año. Desde las cálidas llanuras hasta las frescas montañas, Salta tiene un potencial agrícola diverso.

Producción vitivinícola: Salta es conocida por su creciente industria vitivinícola, destacándose en la producción de vinos de alta calidad. La región de los Valles Calchaquíes ha ganado reconocimiento internacional por sus vinos Malbec y Torrontés, lo que puede promover el enoturismo y las exportaciones.

Turismo: la belleza natural y cultural de Salta la convierte en un destino turístico atractivo. Sus paisajes montañosos, parques nacionales, pueblos coloniales, festivales y tradiciones folclóricas son un imán para los visitantes nacionales e internacionales, generando oportunidades económicas en el sector turístico.

Conocimiento: Salta cuenta con dos universidades: la Universidad Nacional de Salta (UNSa), que es pública, y la Universidad Católica de Salta (Ucasal), que es privada.

Este punto es importante porque permite generar mano de obra calificada, investigación y desarrollo tecnológico y, en potencial, hacer realidad el triángulo de Sábato y Botana, que postula en resumen que para el desarrollo eficiente y eficaz es necesario la confluencia del esfuerzo conjunto entre Estado, academia y sector productivo.

Infraestructura: la provincia tiene el potencial suficiente para trabajar en el desarrollo y la mejora de sus activos de infraestructura para impulsar su crecimiento económico y la calidad de vida de sus habitantes. Algunos aspectos clave de su potencial en infraestructura incluyen:

Vías de comunicación: invertir en la mejora de su red de carreteras y autopistas, lo que facilita la conectividad interna y con otras regiones del país y países vecinos. Esta infraestructura de transporte es crucial para el comercio y el desarrollo económico.

Transporte ferroviario: la provincia cuenta con líneas de ferrocarril que pueden ser utilizadas para el transporte de carga y pasajeros. La rehabilitación y modernización de estas vías y estaciones es esencial para poner la conectividad a tono con los adelantos contemporáneos en tecnología, industria y comercio.

Aeropuertos: Salta cuenta con un aeropuerto internacional, el aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes, que conecta la provincia con destinos nacionales e internacionales. La expansión y mejora de las instalaciones aeroportuarias pueden promover el turismo y el comercio.

Energía: la provincia tiene un potencial significativo en la generación de energía renovable, especialmente a través de la energía solar y eólica debido a su clima favorable. La inversión en proyectos de energía limpia podría fortalecer la infraestructura energética y contribuir a la sostenibilidad ambiental.

Telecomunicaciones: la expansión de la infraestructura de telecomunicaciones, incluyendo la conectividad de banda ancha y la cobertura móvil, es esencial para el desarrollo económico y social en la era digital. Salta podría beneficiarse de mejoras en este sector.

Infraestructura turística: dada la importancia del turismo en Salta, es necesario retomar el desarrollo de infraestructura turística, como hoteles, restaurantes y nuevos destinos, lo cual es fundamental para atraer visitantes, optimizar la permanencia y promover la industria.

 

Clave: ¿Estamos dispuestos a avanzar?

Frente a lo expuesto anteriormente la pregunta es si estamos en condiciones de aprovechar todo este potencial. A modo de reflexión y autoexamen, cabe en siguiente ejercicio: si queremos captar al turismo internacional, ¿estamos en condiciones de brindar un servicio y atención con los estándares de calidad a nivel internacional?

Queda claro que todos estos recursos disponibles en nuestra provincia necesitan de un factor clave y que es el recurso humano, por eso las pautas culturales, la voluntad, la cultura del trabajo, los valores, la ética, la educación, el emprendedurismo, el espíritu solidario, colaborativo, de superación y altruista son claves, y aunque tengamos todos el potencial, sin un recurso humano de calidad no podrá haber desarrollo y estaremos condenados a ser colonizados en las distintas maneras que se conciba.

De acuerdo con distintos indicadores provenientes de institutos de estadísticas provinciales y nacionales, informes de cámaras de comercio e industria, entidades de promoción económica, organizaciones de investigación y universidades, informes de organismos internacionales, como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), todo indica que Salta, dentro de Argentina, ha logrado un nivel medio de desarrollo industrial, caracterizado por una diversificación económica creciente y la expansión de sectores clave como la minería y la energía renovable. Sin embargo, existen desafíos que deben abordarse para avanzar hacia un mayor desarrollo industrial, como mejoras en la infraestructura, la promoción de la innovación y la inversión en la capacitación de la mano de obra.

En resumen, la provincia de Salta posee un potencial positivo en diversos ámbitos, incluyendo su posición geográfica estratégica, recursos minerales, producción agropecuaria diversificada, variedad climática, industria vitivinícola en crecimiento y un turismo en auge. También tiene un potencial positivo en cuanto a infraestructura, con oportunidades de mejora y expansión en áreas como el transporte, la energía renovable, y las comunicaciones.

Con decisiones políticas y planes de gobierno a largo plazo, estos factores pueden contribuir al desarrollo económico sostenible, al bienestar de la región y calidad de vida de sus habitantes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD