¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El Gobierno apuesta a una inflación del 20% en enero

El ajuste aplicado está provocando un empobrecimiento veloz en los sectores medios de la sociedad.
Lunes, 22 de enero de 2024 02:01

"Si da 25% habría que llevar al ministro Caputo en andas", había dicho el presidente Javier Milei un par de días antes de que el Indec difundiera el costo de vida de diciembre último, que anduvo finalmente en ese nivel.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

"Si da 25% habría que llevar al ministro Caputo en andas", había dicho el presidente Javier Milei un par de días antes de que el Indec difundiera el costo de vida de diciembre último, que anduvo finalmente en ese nivel.

Ahora, no sería raro que el jefe de Estado saliera a hacer una afirmación similar para enero, pero esta vez ubique la estimación en torno del 20%. Si ese fuera el índice final informado por el Indec, todo sería ganancia, razonan en el mileísmo.

El problema son las razones que llevarían a ese "descenso" del costo de vida: la principal, un ajuste con pocos miramientos que a veces parece confundir a justos con pecadores. El recorte de shock implementado está provocando un empobrecimiento a todo galope de los sectores medios (clases "media baja", "media-media" y "media alta"). Especialistas coinciden en que las tres subclases en que puede dividirse a lo que se conoce genéricamente como "clase media", saldrán más pobres de esta nueva política de ajuste.

"La clase media baja ya está en la pobreza, medida por ingresos. La mayoría alquila, y a algunos les queda un departamento -que en general heredaron y tal vez deban "reventar"- y un auto de hace diez años promedio. Tienen un empleo estable que ahora entró en zona de peligro, sobre todo si son empleados públicos. Su situación es muy difícil", describe un experimentado consultor temas de consumo.

Sobre la clase "media-media", explica: "Ese sector muy probablemente ya haya caído a clase baja. Su principal foco de desgaste fue el fortísimo aumento de las prepagas -valoran mucho los servicios de salud-, y en marzo lo será el colegio privado. Ya habían recortado vacaciones, viajes en taxi, servicios de streaming. En algunos casos hasta la ayuda a los padres y demás familiares. Suspendieron todos los trabajos de refacción de vivienda. Y el auto lo mueven lo menos posible".

En cuanto a la clase "media-alta", lo que impera, según la filosa mirada de este consultor, es el "malhumor". Y lo explica así: "Tuvieron que cambiar las vacaciones por un mes -algo muy apreciado por los argentinos, ya que la mayoría pone a los viajes por el mundo como uno de los últimos activos que resignarían, y se definen en redes como "viajeros"-, por períodos de descanso más cortos, salpicados.

 

PUBLICIDAD