¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El Coyote Villagra, de la gloria a la nada

Después de ser denunciado por cargar combustible ilegalmente, abandonó.
Sabado, 20 de enero de 2018 00:16

A solo un segundo de la punta, Federico “Coyote”Villagra, se preparaba para llegar a Córdoba desde San Juan con toda la gloria y tratar de coronarse ganador del rally Dakar por primera en la historia entre los camiones. 
Sin embargo, una denuncia del equipo Kamaz, de Eduard Nikolaev, puso en jaque el título del argentino ya que lo acusó por cargar nafta ilegalmente y, a partir de allí, el piloto nacional comenzó a tener supuestos problemas mecánicos en su vehículo, con lo cual antes de llegar a la meta del tramo 13, anunció su abandono, dejando atrás la posibilidad no solo de ser campeón, sino al menos de integrar el podio, como lo hizo en 2016, cuando llegó tercero. 
La infracción del cordobés, que esperaba justamente festejar con su gente mañana, se produjo el jueves durante la 12ª etapa entre Chilecito y San Juan, con lo cual por la noche se realizó la denuncia. Los organizadores del Dakar no llegaron a dictar ninguna sanción porque el argentino decidió bajarse, pero podría haber sido castigado con la exclusión de la carrera.
Además, el equipo de Villagra hizo un descargo, en el cual aseguran que el camión del argentino nunca llegó a cargar combustible, ya que habían sido advertidos por los de Kamaz, quienes venía por detrás en una camioneta.
De todos modos, el final para Villagra se produjo, según comentó, por problemas en su caja de cambios unas horas después.
Hasta que se produzca su deserción, Kamaz había publicado en sus redes sociales la denuncia que luego presentó a la organización sobre la carga ilegal de combustible por parte de la asistencia de Federico Villagra. Además, se indicó que el tanque es más chico que el de los otros vehículos y por eso también es más rápido que los de sus colegas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A solo un segundo de la punta, Federico “Coyote”Villagra, se preparaba para llegar a Córdoba desde San Juan con toda la gloria y tratar de coronarse ganador del rally Dakar por primera en la historia entre los camiones. 
Sin embargo, una denuncia del equipo Kamaz, de Eduard Nikolaev, puso en jaque el título del argentino ya que lo acusó por cargar nafta ilegalmente y, a partir de allí, el piloto nacional comenzó a tener supuestos problemas mecánicos en su vehículo, con lo cual antes de llegar a la meta del tramo 13, anunció su abandono, dejando atrás la posibilidad no solo de ser campeón, sino al menos de integrar el podio, como lo hizo en 2016, cuando llegó tercero. 
La infracción del cordobés, que esperaba justamente festejar con su gente mañana, se produjo el jueves durante la 12ª etapa entre Chilecito y San Juan, con lo cual por la noche se realizó la denuncia. Los organizadores del Dakar no llegaron a dictar ninguna sanción porque el argentino decidió bajarse, pero podría haber sido castigado con la exclusión de la carrera.
Además, el equipo de Villagra hizo un descargo, en el cual aseguran que el camión del argentino nunca llegó a cargar combustible, ya que habían sido advertidos por los de Kamaz, quienes venía por detrás en una camioneta.
De todos modos, el final para Villagra se produjo, según comentó, por problemas en su caja de cambios unas horas después.
Hasta que se produzca su deserción, Kamaz había publicado en sus redes sociales la denuncia que luego presentó a la organización sobre la carga ilegal de combustible por parte de la asistencia de Federico Villagra. Además, se indicó que el tanque es más chico que el de los otros vehículos y por eso también es más rápido que los de sus colegas.

“8 de enero, la etapa 12, Chilecito - San Juan. La tripulación 501 de Federico Villagra carga combustible en su camión en la zona de neutralización, y está estrictamente prohibido por las regulaciones de la organización”, reza la primera parte del texto.

Luego añade: “La ventaja obtenida ilegítimamente es la siguiente: la gama de combustible del camión del piloto argentino es solo la mitad, por lo que su camión es casi media tonelada más ligero y, por lo tanto, más rápido que otros camiones que tienen un rango máximo de combustible para toda la ruta”.    
 

PUBLICIDAD