¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Robo de la bebé: se esperan precisiones de la investigación

No se brindaron mayores detalles tras la detención de una joven wichI acusada de la sustracción de la recién nacida desde el hospital Perón.
Lunes, 24 de julio de 2023 00:46

Al día siguiente de la desaparición de la bebé originaria robada del hospital Perón, que afortunadamente ya se encuentra en perfecto estado de salud junto a sus padres, una Unidad Fiscal conformada por Pablo Cabot, su esposa Gabriela Martínez y Rafael Medina fue conformada por la Procuración General de la Provincia para dirigir toda la investigación. La bebé fue robada el 14 de julio entre las 5 y 6 de la madrugada de la sala de maternidad del hospital Juan Domingo Perón donde junto a su mamá Eugenia y a su papá Ángel se encontraba en una de las habitaciones dobles que tiene el hospital de Tartagal, en el primer piso.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Al día siguiente de la desaparición de la bebé originaria robada del hospital Perón, que afortunadamente ya se encuentra en perfecto estado de salud junto a sus padres, una Unidad Fiscal conformada por Pablo Cabot, su esposa Gabriela Martínez y Rafael Medina fue conformada por la Procuración General de la Provincia para dirigir toda la investigación. La bebé fue robada el 14 de julio entre las 5 y 6 de la madrugada de la sala de maternidad del hospital Juan Domingo Perón donde junto a su mamá Eugenia y a su papá Ángel se encontraba en una de las habitaciones dobles que tiene el hospital de Tartagal, en el primer piso.

La Policía montó un gran despliegue que se centró especialmente en Tartagal, pero que también llegó hasta la frontera con Bolivia y hacia las provincias de Jujuy y Formosa, mientras las fuerzas federales ejercían un fuerte control en la ruta nacional 34, todo con el fin de evitar que la bebé fuera alejada de la zona. A la 1 de la madrugada del día sábado 15, en una de las jornadas más frías que se presentaba en el norte, la bebé fue encontrada por un joven que reside en inmediaciones de una vivienda abandonada, en la zona del barrio Roberto Romero al este de la ciudad y en cuyo frente, al pie de un árbol, la chiquita había sido abandonada por sus captores. El muchacho se alarmó por el ladrido de sus perros y salió a ver qué los había asustado a los animales cuando escuchó el débil llanto de la bebé.

La chiquita, afortunadamente, se recuperó después de permanecer una semana internada en el área de Neonatología del hospital Juan Domingo Perón, donde llegó en estado de hipotermia, después de quedar a la intemperie, sin ropita de abrigo, tirada por quienes se la robaron del nosocomio. Todo indicaría que la fuerte presión ejercida hizo que no la tuvieran en su poder por más tiempo y decidieron dejarla abandonada a su suerte.

Pero las dudas persisten después de la detención de una joven de 25 años, también de la etnia wichi. Más aún porque hasta el momento la unidad de investigación no dio a conocer mayores detalles de cómo se llegó a la mujer, quien se encuentra detenida acusada de los delitos de sustracción de menores y abandono de personas. Al respecto se espera que esta semana la unidad fiscal, como sucedió al momento de ser conformada, vuelva a convocar a una conferencia de prensa para despejar las dudas en torno a un caso que puso en vilo y en alerta a toda la sociedad tartagalense y norteña, y que dejó al descubierto que el hospital de cabecera del norte provincial no cuenta con cámaras de seguridad, como tampoco el Sistema de Emergencias 911 no posee esos dispositivos en ninguno de los alrededores del nosocomio.

Las dudas en el proceso

  • Cómo Andrea Pérez, una joven originaria de escasos recursos, pudo mantener a la bebé en su poder por tantas horas sin que nadie de su entorno se percatara, cuando eran los propios originarios los que más estaban movilizados por el hecho.
  • Si bien trascendió que ella misma había perdido un embarazo y se encontraba internada en el hospital Perón, no queda claro con qué fin se robó a la bebé, siendo que es madre de otros dos hijos menores de edad.
  • Fuentes cercanas a la investigación aseguran que la mujer fue indagada en sede judicial sin la presencia de la traductora oficial y que en los oficios se estableció que se abstuvo de declarar. La ley establece que las indagatorias deben realizarse en el idioma de los acusados para garantizarle el derecho a que entiendan con toda claridad las preguntas que se le formulan y los delitos que se le imputan.
  • Las declaraciones del ministro de Seguridad manifestando a los medios que las cámaras de los negocios cercanos detectaron que la mujer detenida "llevaba a la bebé debajo de la campera" generó muchos comentarios en la opinión pública local.
  • La detención de una originaria después de 6 días de investigación y cuándo los medios y la opinión pública presionaban por la falta de respuestas también se prestó a incertidumbre. Tampoco se conoce en qué momento de la investigación la Unidad Fiscal dio con esta imagen de la originaria.
  • El hecho de que una originaria wichi haya sustraído a una de las nietas de Roberto "Pedro" Abraham, un curandero muy conocido en su etnia, también genera muchos interrogantes, ya que dentro de los originarios la figura del chamán guarda más estima, respeto y temor que cualquier otra autoridad originaria o criolla.
  • Otra duda surge por el hecho de que al abogado que representa a los papás de la bebé, hasta el viernes anterior no se le había permitido acceder al expediente, a pesar de haber sido reconfirmado por la pareja y otros caciques como querellante en la causa.

 

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD