¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
26 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Protesta por la crisis en la cúpula de San Pedro

Jueves, 04 de octubre de 2012 12:41

EL empresario italiano, Marcello Di Finizio, se encaramó el martes a la cúpula de la basílica de San Pedro en el Vaticano y permaneció allí ayer para protestar por la crisis económica. El hombre desplegó una pancarta contra el gobierno de Mario Monti y la UE. “Help. Basta Monti, basta Europa, basta multinacionales. ¿Desarrollo?. Nos están matando a todos. Esto es sólo carnicería social” y otra reivindicaciones se leen en el cartel que Marcello Di Finizio desplegó en una ventana de la cúpula, donde había subido como turista. Los agentes de la Gendarmería vaticana acudieron de inmediato al lugar para intentar convencer al empresario para que cesase su protesta, pero éste, que estaba asegurado con un arnés para evitar caerse, anunció que continuará subido a la cúpula. Di Finizio ya se había subido a la cúpula el 30 de julio pasado para protestar, pero en aquella ocasión permaneció cuatro horas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

EL empresario italiano, Marcello Di Finizio, se encaramó el martes a la cúpula de la basílica de San Pedro en el Vaticano y permaneció allí ayer para protestar por la crisis económica. El hombre desplegó una pancarta contra el gobierno de Mario Monti y la UE. “Help. Basta Monti, basta Europa, basta multinacionales. ¿Desarrollo?. Nos están matando a todos. Esto es sólo carnicería social” y otra reivindicaciones se leen en el cartel que Marcello Di Finizio desplegó en una ventana de la cúpula, donde había subido como turista. Los agentes de la Gendarmería vaticana acudieron de inmediato al lugar para intentar convencer al empresario para que cesase su protesta, pero éste, que estaba asegurado con un arnés para evitar caerse, anunció que continuará subido a la cúpula. Di Finizio ya se había subido a la cúpula el 30 de julio pasado para protestar, pero en aquella ocasión permaneció cuatro horas.

PUBLICIDAD