“Las desgracias cuando te tocan, te tocan. Es una cosa del destino, no tiene que ver con la fecha”, dice Berta. Ella, como muchos otros salteños consultados por El Tribuno, en el día de ayer, martes 13, se define como alguien escéptica.

“Por si acaso”, algunos no hacen planes importantes para días como el de ayer.

Algunos se anotaron pero no hubo ni un casamiento en la sede central del Registro Civil. Sin embargo, los viajeros fueron más audaces y, según informaron desde la terminal de ómnibus local y desde el aeropuerto, los servicios se prestaron con la cantidad de pasajeros normal.

La mala suerte

El Tribuno salió a la calle a preguntarle a la gente si cree en la mala suerte de los martes 13. La mayoría dice que no.

“No creo en esas cosas. Posiblemente no tendría problemas en casarme un martes 13, creo que eso no me condicionaría. No soy muy supersticiosa”, dijo Rosalía Vargas, de barrio San Mateo.

“No tendría drama en casarme un martes 13, pero con los viajes soy más miedosa. Me daría miedo tener un accidente”, dijo, por su parte, Silvana Díaz, de barrio Torino.

Belén Rojas, de barrio El Mirador, prefiere atajarse. “Yo, por las dudas, no planearía cosas importantes para ese día. Solo por las dudas”, dice.

Un lector, Juan Jo (como figura en su perfil de Facebook), contó a través de esa red social una curiosa anécdota. El ha puesto en este recién caducado martes 13 una cuota de esperanza. Relató que el último martes 13 se puso de novio y que la relación no prosperó. “Pasaron meses y meses de soledad pero hoy, tras pensarlo mucho, he decidido que voy a buscarla porque todavía la quiero. Hoy la voy a llamar y quizás, este 13 de noviembre, nos reencontremos. Dicen que además va a haber un eclipse. Ojalá los astros se alineen en mi suerte”, remató.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...