“Estoy a disposición del capitán, siempre lo estuve. Quiero volver bien físicamente porque la Davis es mi prioridad”, aseguró David Nalbandian en una entrevista. El nacido en Unquillo culminó su recuperación después de estar tres meses sin competencia por un desgarro en el músculo oblicuo interno izquierdo de su abdomen.

Esa lesión que lo marginó del Abierto de los Estados Unidos y de la semifinal de la Copa Davis, hoy es parte del pasado. Por eso David prepara su regreso. “Jugaré la Copa Argentina, haré la pretemporada y el año que viene estaré con todo. Tengo que decidir si voy al abierto de Australia porque la Davis está muy pegada y hay que analizar la adaptación a la superficie”, explicó.

La Davis es su obsesión como también lo es para la Selección Argentina de tenis. Porque la semifinal perdida ante República Checa aún duele en el cuerpo.  “Mientras me toque sumar, me pondré la camiseta porque estoy dispuesto a ayudar a la Argentina a lograr el objetivo. Tenemos que ganar la Copa Davis de una vez por todas”, sentenció el cordobés.

Nalbandian sabe que ante el presente de Del Potro y Mónaco, en el encuentro contra Alemania en la primera ronda de la Davis 2013, el dobles quizás sea su único destino. “No tengo problemas de jugar solo el dobles. Es un punto que marca tendencia porque te puede dejar match point para el domingo”, explicó.

La serie perdida con República Checa en Argentina aún genera análisis y dolores de cabeza por una final que no fue y un punto que quebró las ilusiones del tenis nacional. “Tenía fe en el equipo pero lamentablemente no se pudo”, reconoció el unquillense que se prepara para volver.

“Me emboló no haber podido jugar la semi de la Davis. Me molestó. No fue tan lindo haberme lesionado un par de semanas antes y no haber estado. A los torneos podés volver el año siguiente pero una semifinal de la Davis en casa no se juega todos los días”, fue la frase que retrató el desconsuelo de Nalbandian por haberse quedado afuera de la serie contra los checos.

Cuando le preguntaron sobre lo que sucedió en esa serie, el punto que Juan Martín Del Potro no jugó y los silbidos de la gente hacia el tandilense, David respondió que “cada uno es libre de actuar, decir o hacer lo que quiera o piensa. Teníamos chances de jugar la final de local. Fue una lástima”.

Por último, aseguró: “Quiero meterme otra vez entre los 50 del ranking ya que por la lesión me fui para atrás”, y explicó que le gustaría terminar su carrera con “salud, compitiendo y cumpliendo objetivos”. David está de vuelta y comenzó a prepararse para arrancar el 2013 con una meta clara. Ganar la Copa Davis. Ese objetivo que se negó en los últimos años y que le quita el sueño al tenis argentino. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...